martes 21/9/21
ECONOMÍA

La banca quiere mejorar beneficios en Cantabria a costa de perder 500 puestos de trabajo

Banco Santander anuncia el cierre de 450 oficinas y una reducción de plantilla, que se suma a las de Liberbank y, posiblemente, las del BBVA.

Las obras en la sede central del Banco Santander obligarán a modificar el tráfico en el Paseo Pereda y el entorno del edificio
El Banco Santander todavía no ha cuantificado cuántos despidos conlleva el cierre de 450 oficinas

La decisión anunciada por el Banco Santander de cerrar 450 oficinas en toda España ha generado una notable controversia entre sindicatos y otros agentes sociales. Los recortes de plantilla que conlleva esta iniciativa de la entidad todavía no han sido cuantificados, pero UGT en Cantabria asegura que los generalizados recortes de personal en el sector van a provocar la pérdida de 500 empleos.

En concreto, el responsable regional del sector de banca de la Federación de Servicios (FES) de UGT, Pedro Damalia, ha estimado que el proceso de reducción de oficinas y de plantilla que, según el sindicato, se está "generalizando" en toda la banca, propiciará la pérdida de uno de cada cuatro empleos en Cantabria, 500 de los 2.000 que existen en la actualidad. Todo ello mientras el Santander ha aumentado el dividendo total en un 5% y los beneficios en un 12%.

En un comunicado, Damalia ha afirmado este viernes que el proceso de cierre de oficinas, en su gran mayoría de pequeño tamaño, y de expedientes de regulación de empleo y de despidos anunciado el jueves por el Banco Santander, "ya es una práctica generalizada y un objetivo inmediato en casi todo el sector bancario".

"Se pasa de empleos con sueldos mensuales de 3.000 euros a otros de 800 con condiciones laborales y sociales mucho más precarias", ha denunciado UGT

"Ahora es el Banco Santander el que confirma su intención de cerrar más de 400 oficinas, Liberbank ya decidió en su momento el cierre de otras 60 (cinco en Cantabria) y el BBVA lo hará en breve, y más, tras su fusión con Caixa Cataluña", ha sostenido Damalia, quien ha matizado que La Caixa, que tiene más de 6.000 oficinas y 32.000 trabajadores, "no ha dicho por ahora nada al respecto pero sería muy extraño que no se sumara a esta estrategia común en las entidades bancarias".

El objetivo, ha sostenido el sindicalista, es reducir oficinas, informatizar "todo lo que se puede", externalizar servicios a otras empresas "muchas veces participadas por la propia entidad bancaria" y, sobre todo, hacer "limpieza de plantilla propia para sustituirla por trabajadores de otras empresas o nuevas incorporaciones con empleos mucho más precarios y menos remunerados".

De este modo, "se pasa de empleos con sueldos mensuales de 3.000 euros a otros de 800 con condiciones laborales y sociales mucho más precarias y fuera de convenio colectivo para ahorrar el máximo en los costes de personal y da lo mismo que los beneficios de las entidades lo justifiquen o no", ha apostillado.

El responsable regional de banca de FES-UGT ha criticado que "este proceso de precarización" sea llevado a cabo por entidades de un sector que ha sido rescatado y saneado "con mucho dinero público" y "con el único propósito de obtener más beneficios porque las ganancias actuales no se corresponden con lo que ellos preveían".

Reestructuración del sector

El Banco Santander ha anunciado este jueves una reestructuración de su red de sucursales en España y de sus servicios centrales que conllevará el cierre de hasta 450 oficinas de tamaño pequeño a lo largo del año y la previsión de reducción del personal de la entidad, aunque no ha especificado la cifra.

El fuerte incremento de los costes regulatorios es una de las causas de este plan de transformación

Según UGT, el Banco ha trasladado a los sindicatos que este proceso se enmarca en los cambios acometidos en la reestructuración del sector y que el mismo "es vital para el sostenimiento futuro" al tiempo que ha expresado la imposibilidad de acometer en este momento un proceso "masivo" de prejubilaciones, ha señalado en una nota.

Además del cierre de 450 oficinas este años, el Santander prevé la remodelación de otras sucursales para transformarlas en "oficinas del futuro" a razón de 350 sucursales cada año hasta alcanzar las mil en 2018, ha agregado el sindicato.

Según han explicado fuentes del Santander, las sucursales afectadas son oficinas de pequeño tamaño, con menos de tres empleados, y han subrayado que estas medidas no supondrán la desaparición del Banco Santander en ninguno de los más de 2.000 municipios en los que tiene presencia actualmente.

El plan inicial del Banco Santander pasa por integrar a los empleados afectados por el cierre de oficinas en otras sucursales de mayor tamaño y resolver con prejubilaciones el futuro de los trabajadores que no puedan ser recolocados mediante este sistema de traslados.

Aumento de costes regulatorios

El fuerte incremento de los costes regulatorios, han apuntado fuentes de la negociación, es una de las causas de este plan de transformación que pretende desarrollar un nuevo concepto de sucursal con la adaptación de 350 oficinas durante 2016.

Facua critica que la entidad anuncie un ERE y el cierre de hasta 450 oficinas "tras haber aumentado sus beneficios y comisiones a lo largo del último año"

UGT ha acusado al banco de "aprovecharse" de la situación favorable que facilita la actual legislación laboral "para acometer un proceso de destrucción de empleo" mientras los datos del último año arrojan una retribución de casi 700 millones de euros para 1.246 directivos, frente a los 971 millones que costó retribuir a toda la plantilla.

"UGT hará frente a la situación que supone la destrucción de puestos de trabajo, abaratamiento de los costes laborales, y destrucción de los derechos de los trabajadores para garantizar que las medidas se adopten por acuerdo, de forma no traumática y voluntaria, minimizando en la medida de lo posible la destrucción de empleo como primera condición", señala en un comunicado encabezado por el titular: "ERE en el Banco Santander”.

En cuanto al centro corporativo, estas mismas fuentes señalan la intención de mejorar su eficiencia con la digitalización de procesos, la reordenación de funciones para evitar duplicidades y la optimización de costes.

"CCOO participaremos en el proceso de negociación que se abre para garantizar que cualquier proceso se lleva a cabo con medidas voluntarias y no traumáticas", ha dicho en su web el sindicato.

Débil demanda del crédito

El consejero delegado de Banco Santander, José Antonio Álvarez, ha justificado esta reducción de plantilla ante la "débil" demanda de crédito y su consiguiente limitación en el crecimiento de los ingresos de la entidad.

Álvarez ha concretado que el ajuste de empleados se centrará "principalmente" en la movilidad interna dentro del grupo y mediante las fórmulas que se negocien con los sindicatos.

"Inevitablemente, estas medidas tienen como consecuencia una reducción del número de personas en el centro corporativo y en Santander España, que se hará principalmente, y en la medida de lo posible, a través de movilidad interna dentro del grupo y mediante las fórmulas que se van a negociar con los representantes de los trabajadores", ha explicado Álvarez en un correo electrónico a los empleados.

Merma en la calidad del servicio

Por su parte, la asociación de consumidores Facua ha criticado la decisión del Banco Santander, ya que supondrá "una merma en la calidad del servicio" y obligará a "un importante porcentaje de usuarios" a desplazarse a sucursales ubicadas mucho más alejadas de sus residencias o lugares de trabajo.

Además, Facua critica que la entidad anuncie un ERE y el cierre de hasta 450 oficinas "tras haber aumentado sus beneficios y comisiones a lo largo del último año", según ha informado en un comunicado.

En concreto, la asociación denuncia que el banco pretenda llevar a cabo este "duro plan de ajustes" solamente "dos meses después de haber presentado sus resultados del ejercicio 2015, en el que obtuvo un beneficio atribuido que ha rondado los 6.521 millones de euros, un 12% más que en el balance anterior".

Además, el banco anuncia estos "severos recortes" un mes después de conocerse "el aumento de sueldo del que se ha beneficiado la propia Botín", que percibió el pasado año una retribución de 9,8 millones. "Si se suma la retribución fija, variable y la aportación a pensiones, todo ello supone un incremento del 10%", ha subrayado la asociación.

Facua ha criticado también que a ello se suma la "importante" subida de comisiones "que los usuarios han tenido que sufrir en los últimos tiempos por tener cuentas en el banco y por realizar distintos tipos de gestiones en sus sucursales".

Comentarios