miércoles 21/4/21
DEPORTES

Un sueño y 3.000 kilómetros a la semana: Noja acoge a tres chicas que “hacen una locura por ilusión”

Lucía Zorrilla y Julieta y Jimena Presa acuden cuatro veces por semana a Cantabria desde Medina de Pomar, en Burgos, para poder seguir en el mundo de la Natación y el Socorrismo
Playa de Ris
Playa de Ris

Escoger una meta, perseguir un sueño, plantearse unos objetivos. Todos hemos pensado alguna vez en ese “yo quiero ser” o “quiero llegar a”. Pero para hacerlo realidad hacen falta dos ingredientes esenciales, la constancia y el esfuerzo. Lucía Zorrilla y las hermanas Julieta y Jimena Presa los han usado cada día para perseguir uno de sus sueños: el Mundial de Australia de 2024.

En el sentido territorial, Cantabria y Castilla y León siempre han sido dos comunidades con un enfrentamiento histórico a su paso. Sin embargo, ahora, en pleno siglo XXI, la región norteña, y más concretamente Noja, acoge tres, a veces cuatro veces por semana, a tres talentos procedentes de la comunidad contigua.

La pandemia ha causado daños en todos los sectores. Desde la hostelería hasta la cultura han recibido el impacto de la COVID-19. Pero el deporte no ha quedado excluido, y es que aunque los partidos de fútbol y otras disciplinas hayan podido seguir adelante aún con un público reducido, los daños colaterales de la pandemia han impactado en otros deportes. 

En el caso de Lucía, Julieta y Jimena, Medina del Pomar, situada al norte de la provincia de Burgos, sepultó momentáneamente sus sueños. Ellas entrenaban cada semana con el Club Aquasos Burgos en las piscinas climatizadas del municipio, el más poblado de la comarca de Las Merindades. Como consecuencia de la pandemia, todo paró, frenó la vida. Y con ella el sueño de estas tres chicas. Las piscinas habían cerrado, y no tenían un espacio donde entrenar.

Sin embargo, cuando acabó el confinamiento domiciliario, Lucía Zorrilla, aun deseosa de perseguir sus metas, se lanzó al río Trueba, donde entrenaba con constancia. Por su parte, Julieta y Jimena realizaban entrenamientos fuera del agua que les mandaban desde su club, y, cuando llegó el verano, las piscinas descubiertas abrieron. Pero cuando comenzó el curso más atípico de la historia del siglo XXI, el Club Aquasos Burgos decidió dejar de entrenar de forma temporal.

“Tienen las ideas muy claras, y por eso se arriesgan y se dan una ‘paliza’ diaria”

A pesar de la exitosa recogida de firmas que hicieron sus padres, las chicas iban a comenzar el curso sin poder entrar a las aguas climatizadas con su club en Medina de Pomar. Así fue cómo Lucía Zorrilla y Julieta y Jimena Presa, tras poner sobre la mesa muchos otros clubes, decidieron ir al club Noja Playa Dorada NetCan de Natación y Socorrismo, uno de los equipos con mayor renombre a nivel nacional.

“En junio vino Lucía Zorrilla a un campus que dábamos con tres deportistas internacionales. Después, en el mes de septiembre, las tres decidieron venir a Noja cada semana y estar en el club”, explica Rubén Martínez, técnico de Natación y Socorrismo en el club de la Villa. 

“A ellas les gusta la natación y el socorrismo y quieren dedicarse a ello. Tienen las ideas muy claras, y por eso se arriesgan y se dan una ‘paliza’ diaria”, dice su entrenador. Lo cierto es que las tres chicas recorren 88 kilómetros de ida cada vez que van a entrenar desde Medina del Pomar hasta Noja, donde el club les abrió las puertas hace ya cinco meses. 

“Este trayecto les lleva alrededor de una hora y veinte minutos y, después de estar entre hora y media y dos horas entrenando con nosotros, vuelven a hacer el trayecto de vuelta a casa”, dice Martínez, haciendo especial hincapié en que “buscan lo que quieren, y eso es de admirar en personas de 13 y 14 años”.

La pandemia privó a Lucía, Julieta y Jimena de seguir entrenando el deporte que querían en Medina del Pomar. Pero su constancia y su querer continuar con la Natación y el Socorrismo las llevó a Cantabria, donde el club Noja Playa Dorada NetCan, uno de los más punteros en los últimos años, les abrió las puertas de par en par para que pudiesen alcanzar sus sueños.

“Hacen una locura por ilusión. Podrían haberlo dejado, pero decidieron arriesgarse”

Sí, es una historia de sueños, de ilusiones, pero también de frustraciones. Como todas. Pero ellas supieron adaptarse, reinventarse, y perseguir su objetivo. “Me consta que comen en el coche mientras vienen”, explica su entrenador, quien está admirado por la constancia de las tres jóvenes. También dice que “apenas han fallado a algún entreno”, a la par que destaca que, “aunque venían de un club con otra forma de entrenar, se adaptaron rápido”. 

Así, Martínez añade que “hacen una locura por ilusión. Podrían haberlo dejado, pero decidieron arriesgarse. Quieren luchar por estar arriba, y tienen un compromiso de diez”.

Por otro lado, con respecto a la aspiración que comparten las tres chicas con acudir al Mundial de Australia 2024, el técnico de Natación y Socorrismo del club Noja Playa Dorada NetCan comenta que “todos tenemos aspiraciones grandes”. 

“Nosotros, como club, ya hemos ido dos veces a Australia, y mi idea en el año 2024 es llevar a un equipo a competir allí. Ellas, en principio, tienen dos opciones, ir con el club o con el equipo nacional”, señala Martínez. Además, asevera que “tenemos un nivel muy alto y las chicas van a tener que trabajar mucho tiempo, pero sí se lo proponen, seguro que lo consiguen”.

Lucía Zorrila y Julieta Presa son del año 2007, mientras que la hermana de esta última, Jimena Presa, nació un año después, en 2008. Así, con 13 y 14 años, estas jóvenes sueñan a lo grande, y lo hacen en Cantabria, la comunidad que las acogió sin problemas. 

Con respecto a las edades de las tres chicas, su entrenador dice que “en el deporte de élite cada día se triunfa siendo más joven”. Además, hablando de un hipotético caso en el que las tres jóvenes acudiesen a Australia en 2024, Martínez dice que “entrarían en Junior de segundo año, lo que sería el último año del equipo Junior”, por lo que señala que “les vendría muy bien porque serían las más mayores, por así decirlo, de su equipo”.

“La clave es superarse cada día”

Ser joven y pensar en eso que te gustaría hacer. Ese quizás que igual puedes cumplir con esfuerzo y constancia. Esas ganas que triunfan frente a los obstáculos, como la piscina cerrada con la que se encontraron Lucía, Julieta y Jimena. 

Pero para poder soñar en grande no solo hace falta querer, también hay que ver. Por eso Rubén Martínez, quien desde Noja entrena a las tres chicas cada semana, dice que “cuando a alguien le pones en antecedentes y le enseñas cómo una compañera, que con tan solo 20 años, se proclamó el año pasado Campeona de Europa, y ha estado conmigo en Australia y en varios campeonatos, ve que se puede conseguir, que la clave es superarse cada día”.

El técnico dice que las definiría como “unas deportistas muy ilusionadas en conseguir un sueño”. Pone como ejemplo el caso de Lucía Zorrilla, quien con 14 años ya ha sido convocada con el equipo nacional Junior, “y ya está entre las mejores”.

Querer algo no significa tenerlo. Al contario. Significa una prueba de valía, de superación, de romper con los obstáculos y de demostrarse cada día que se puede hacer. Cantabria, y en especial Noja, junto a la figura de Rubén Martínez, han dado alas a tres chicas que solo querían cumplir su sueño. La Natación y el Socorrismo son su vida, y el club Noja Playa Dorada NetCan quiere ayudarles a cumplir sus metas.

En el Mundial o no, Lucía Zorrilla, Jimena y Julieta Presa han demostrado que la constancia es la clave del éxito, y que no importan los kilómetros cuando se tienen las ideas claras. En un año atípico, con un futuro incierto, ellas decidieron apostar por lo que les gustaba, y Noja les dio la oportunidad.
 

Comentarios