viernes 20/5/22

El futbol llegaba por primera vez en este año 2021 a Los Campos de Sport y mucho había cambiado desde el último partido en El Sardinero para los chicos de Aritz Solabarrieta, empezando por el propio Solabarrieta y es que el mister Bizkaíno tuvo hoy su debut en el feudo verdiblanco.

El Sardinero contó con el permiso del gobierno para acoger público y  2.600 racinguistas quisieron vivir de primera mano el primer partido en casa de este “nuevo” Racing que, aunque llega con cambios significativos a este año 2021, el primer enfrentamiento de enero no distó mucho de lo ya vivido en el terrorífico 2020, pues el equipo sigue sin recuperar la senda de la victoria y aumentando una de las peores rachas de su historia.

PRIMERA PARTE

La vida siguió igual en la primera mitad y el Racing continuó realizando un juego plano y falto de  ideas mediante el cual, lograr los tres puntos va a estar muy complicado.

Solabarrieta apostó por aparecer con tres centrales: Jordi, Matic y Óscar Gil, que además, fueron los nombres que más minutos manejaron la pelota en el Racing. Si tus centrales son los que más balón acumulan, malo.

Cierto es, que los primeros 10 minutos de partido vimos un racing serio, asentado y que buscaba macerar jugadas trabajando en bloque, pero un error defensivo acabó en un despeje a córner de Matic, el cual el Amorebieta aprovecharía para hacer, en el minuto 11, el 0-1 que mandaría en el marcador durante todo el partido.

A partir de ahí, la nada. Al Amorebieta le estaba saliendo el partido a la perfección, el intercambio de pelotazos lo manejaba a placer y el racing fue incapaz de generar jugada alguna de peligro, salvo alguna internada por banda derecha de Ceballos que acabaría en un disparo con su pierna menos buena, obligando a trabajar a Salzar, meta del Amorebieta, junto alguna combinación de un Cejudo, al que se le vio demasiado solo durante toda la primera mitad, buscando caer por ambas bandas para lograr alguna asociación exitosa con Bustos o Ceballos.

La ocasión más clara la tuvo Cedric, que de un pelotazo procedente del área verdiblanca en una jugada de ataque del Amorebita, se originó una contra en un dos para uno donde el delantero verdiblanco no consiguió encontrar su velocidad punta y acabó en nada -resbalón de Salzar incluido, el cual dejaba la meta del Amorebieta para entrar a placer-.

Jon Ander y Cedric corrieron y mucho, pero siempre para pelear los pelotazos de la línea de tres zagueros. Lograr un gol así es muy complejo. 

Íñigo en su línea, no destacó demasiado, -eso, si quieres, hasta es bueno,- pero con tres centrales por detrás, el tener al lado a Villapalos como compañero en el pivote dio la sensación de ser innecesario. Un Villapalos en la tarde de hoy, por cierto, muy torpón.

SEGUNDA PARTE

Pablo Torre entró por Cedric al inicio de la segunda mitad, pero el guión del partido fue muy similar. Al equipo le costaba un mundo generar algo similar a peligro cerca del área de Salzar y aunque el canterano generaba ilusión cuando se juntaba con Cejudo y los carrileros por alguna de las dos bandas, el Amorebieta continuaba sin sufrir y el Racing sin encontrar la tecla.

Solabarrieta hizo acto de presencia y comenzaron a llegar los cambios y movimientos en el esquema. Acabaron entrando Balboa, Martín, Siverio y Andrade; por Jon Ander, Matic, Óscar gil y bustos y el Racing terminó el partido con una defensa de cuatro formada por Jordi y Villapalos  como pareja de centrales y Andrade y Ceballos como laterales.

El Equipo comenzaba a tener chispazos de calidad, una medular formada por Martín Solar e Íñigo, con Cejudo y Pablo por delante, a poco que haga tiene que generar más peligro y combinaciones que lo visto en la primera mitad, pero nada de lo vivido en la tarde de hoy estuvo cerca de considerarse peligro real. 

Los minutos fueron pasando y el Racing se acercaba al área, pero no disparaba a puerta. Los últimos diez minutos de partido fueron un goteo constante de aficionados abandonando las gradas de los campos de Sport, conscientes de que con esa predisposición, lo mejor era dejar de estar pasando frío en El Sardinero y marchar a casa a encender la calefacción.

EN RESUMEN

Con un solo disparo entre los tres palos es imposible marcar dos goles, pero es que no llegó ni uno. El Racing está atravesando una de las rachas más complicadas en su historia y el optimismo escasea entre una afición que llegó incluso a entonar “olés” irónicos ante el mal juego de los suyos.

Ceballos fue de las pocas cosas positivas, incombustible durante los más de 90´ minutos. Da la sensación de tener un futuro brillante en el futbol español, pero que su futuro siga ligado al Racing, dependerá única y exclusivamente de que ese trabajo del cual tanto habla Solabarrieta, empiece cuanto antes a hacer efecto porque esta liga es muy corta y el tiempo aprieta, porque si no nos metemos entre los tres primeros, no quiero ni pensar qué será del Racing.

Real Racing Club:  Iván Crespo; Ceballos, Matic, Jordi Figueras, Óscar Gil, Álvaro Bustos; Villapalos, Íñigo; Cejudo; Cedric y Jon Ander.

Sociedad Deportiva Amorebieta: Mikel Salazar; Aldalur, Arregui, Bilbao, Unzueta, Obieta, Mikel, Seguín, Larruzea, Irazabal y Aimar.

Comentarios