martes. 06.12.2022
FÚTBOL

La RS Gimnástica no puede con la pegada del Bilbao Athletic

El cuadro torrelaveguense dejó buenas sensaciones en su visita a Lezama pese a la derrota por tres goles a cero frente al filial bilbaíno.

Bilbao Athletic - RS Gimnástica
Bilbao Athletic - RS Gimnástica

La Real Sociedad Gimnástica cayó ante el Bilbao Athletic en su quinto compromiso de esta pretemporada. El conjunto local hizo valer su superioridad en la primera mitad para marcharse al descanso con dos goles de ventaja y los blanquiazules fueron mejores en una segunda mitad en la que faltó el gol.

Los ‘cachorros’ de Bingen Arostegi salieron mejor al césped de Lezama y se hicieron con el control del partido. La posesión y las ocasiones fueron para ellos durante una primera media hora en la que Jorge Mediavilla intervino hasta en tres ocasiones para evitar el primer tanto. Carlos Tobar tuvo la más clara con un disparo desviado y, justo después, llegó el gol local gracias al rebote en un disparo de Malcolm Ares.

El delantero burgalés y Héctor Tirado tendrían dos más para igualar el marcador, pero finalmente iba a ser de nuevo Malcolm quien haría el segundo en su cuenta en la última ocasión antes del descanso.

Tras el paso por los vestuarios, la Gimnástica salió mejor e igualó fuerzas con el cuadro local. Unos minutos de tanteo dejaron paso a un carrusel de cambios de Sergio Fernández que refrescó al equipo. Desde entonces los visitantes se hicieron con el balón, se acercaron a la meta rival e incomodaron con ocasiones derivadas de buenas jugadas colectivas.

Brian Martín la tuvo con un remate a la media vuelta dentro del área y, tras la pausa de hidratación, un mal despeje de Marotías terminó en el fondo de la red. El ariete canario dispuso de otra y al minuto fue Basurto quien se internó y cayó en el área. El colegiado, pese a las reclamaciones blanquiazules, indicó que siguiese el juego.

Héctor Tirado e Iñaki, con dos disparos desde la frontal que se marcharon ligeramente por encima del larguero, estuvieron cerca de maquillar el resultado final de tres a cero. Un marcador engañoso que no refleja la realidad vista sobre el césped de Lezama y que deja buenas sensaciones a dos semanas del inicio de la competición liguera.