domingo 29/5/22

El derbi del Besaya se saldó con la contundente victoria por seis goles a cero para la Real Sociedad Gimnástica, que no dio oportunidad alguna al Unión Club Cartes en su visita a El Malecón. Los blanquiazules, con su mayor goleada este curso, aprovecharon para dar un golpe sobre la mesa y afianzar su liderato gracias al tropiezo de su principal perseguidor.

Las bajas en defensa llevaron a Sergio Fernández a incluir dos variaciones en el once con la entrada de Fer y Montiel en los laterales, a las que se sumó la habitual incorporación de Altadill en la medular. Las novedades no supusieron cambio alguno en la forma de jugar del equipo, que salió decidido a hacerse con el control del balón y los tres puntos.

Tan así fue que la primera ocasión de peligro del partido terminó en el fondo de las mallas. Roberto Cano derribó a Basurto en el balcón del área cuando encaraba la portería, Héctor Tirado ejecutó con maestría, raso y tenso, al palo del portero, que despejó, y el más listo de la clase, Somavilla, estuvo donde tenía que estar para adelantar a los suyos.

No se había repuesto aún el conjunto cartiego del primero cuando llegó el segundo. Héctor Tirado recibió en la banda derecha y desde la línea de banda buscó la esquina del área con una diagonal que culminó con un disparo con efecto que se coló por la escuadra contraria. Allí donde los porteros nunca llegan la puso el extremo blanquiazul para dejar el mejor gol del choque.

Los dos tantos tempraneros no cambiaron la actitud de la Gimnástica, que siguió buscando la portería de Juanda. Tobar estuvo cerca de alcanzar un balón en profundidad antes que el guardameta y Montiel, con un zapatazo desde la frontal, se encontró con la estirada del mismo para despejar a córner. Y con el 2-0 se llegó al descanso.

Los dos tantos tempraneros no cambiaron la actitud de la Gimnástica

El delantero gimnástico tuvo la primera del segundo tiempo, se plantó ante el portero y buscó el gol por abajo, con un golpeo raso que se marchó lamiendo la cepa del palo corto. Fer lo probó desde lejos y Tobar volvió a encontrarse con Juanda.

No falló la Gimnástica en la siguiente que tuvo. Nacho Altadill envió a guardar el cuarto de la tarde y un minuto más tarde Basurto hizo el quinto para, cuando se cumplía la hora de juego, tener más que sentenciado el partido y permitir a ambos técnicos dar descanso a algunos de sus jugadores.

El asedio a la portería visitante continuó con un Carlos Tobar deseoso de sumarse a la fiesta que volvería a encontrarse con Juanda una vez más. Montiel también pudo hacer el sexto con una falta que se cerró hasta rozar el poste. Y fue finalmente Dani Álvarez quien, tras superar la salida del guardameta, definió raso, casi sin ángulo y al palo contrario, para poner el broche de oro al partido. El encuentro estaba ya apurando sus segundos finales cuando Hugo Vitienes, de cabeza en el primer palo, aprovechó un buen centro desde la banda derecha para hacer el sexto y definitivo tanto del encuentro.

Este triunfo, sumado a la derrota de la UM Escobedo frente al Castro FC, sirve a la Gimnástica para consolidar su liderato y aumentar la ventaja a cinco puntos cuando faltan cuatro encuentros para que termine el curso. El próximo sábado los blanquiazules vivirán otro derbi del Besaya, esta vez en los Campos de Solvay frente a la SD Barreda.

Comentarios