martes 7/12/21

La expedición racinguista viajaba este domingo hasta Burgos con el objetivo de mostrar su mejor cara y cambiar sus números a domicilio, pues desde la llegada de Carlos Pouso al banquillo solo había sumado un empate a domicilio.

Enfrente tenía al Burgos C.F., un equipo rocoso que en los últimos partidos ha venido jugando bien, pero sin conseguir victorias.

El técnico verdiblanco optó por la misma disposición 4-3-3 utilizada en los últimos partidos, aunque sorprendió la presencia de César Díaz en el once titular, dejando a Pau Miguélez en el banquillo y a Óscar fuera de la convocatoria.

Arrancó el partido en El Plantío, con más de medio millar de racinguistas en las gradas, con la necesidad por parte de los jugadores verdiblancos de enmendar la mala imagen ofrecida en sus dos últimos encuentros como visitante.

En la recta final del encuentro cualquiera de los dos equipos pudo conseguir la victoria

En general, la primera mitad de partido estuvo marcada por la igualdad entre ambos rivales, en la que hubo momentos destacados por parte de los dos equipos, aunque sin grandes ocasiones de cara a portería. La igualdad también quedó reflejada en el resultado del marcador.

Se adelantó el Burgos en el minuto 22 tras un córner que remató el central burgalés de cabeza, cruzando el balón e impidiendo cualquier estirada de Iván Crespo. No tardaron en reaccionar los de Pouso, que hicieron el empate en el 31 con una magistral vaselina de Borja Lázaro.

Tras el descanso, y después de un cambio táctico a 4-4-2, el Racing mostró cierta superioridad sobre su rival, manifestando empuje y ambición para adelantarse en el marcador. Tanto Aquino como Lázaro tuvieron varias ocasiones de peligro, aunque finalmente el balón nunca quiso entrar en la portería.

Si es cierto que en la recta final del encuentro cualquiera de los dos equipos pudo conseguir la victoria, ya que durante unos instantes se sucedieron los córneres para ambos conjuntos, y con ellos las oportunidades de gol.

Finalmente, reparto de puntos que dejan al Racing de Pouso en puestos de play-off, pero a solo un punto de ventaja sobre el Gernika, que goleó al Osasuna B.

Los verdiblancos mejoraron la imagen ofrecida a domicilio, pero la leve superioridad sobre el Burgos no le fue suficiente para superarlos.