martes 30/11/21

Déjalo, esto no es para ti. Hijo, que no te gane la niña. Cómo vas a jugar al fútbol, marimacho. No lo hace mal para ser una niña… este tipo de comentarios, y unos cuantos más bastante más graves que, por supuesto, no vamos a reproducir; son los que han tenido que aguantar toda la vida las niñas que querían jugar al fútbol. Afortunadamente, con el paso de los años, esta tendencia está cambiando -aunque no todo lo rápido que nos gustaría- y cada vez es más habitual encontrar equipos mixtos, equipos completos de niñas que compiten en ligas masculinas, y a mujeres protagonizando las portadas de los principales medios deportivos.

El FC Barcelona Femenino ha hecho historia: se trata del primer equipo español en conquistar la Champions League

Naturalizar que las mujeres son igual de capaces, y superiores, en muchas ocasiones, que los hombres para desempeñar un deporte no debería ser noticia, pero hay a quien no le entra en su cabeza de piedra y conviene recordarlo. El FC Barcelona Femenino ha hecho historia: se trata del primer equipo español en conquistar la Champions League, y supone un hito sin precedentes en un país que aspira a situarse en la élite internacional y soñar, por qué no, con repetir el gol de Iniesta en botas de Alexia Putellas, Jenni Hermoso o Esther González. Y no solo el qué, sino el cómo. Una exhibición de fútbol y hambre de victoria contra un Chelsea superado, que ya perdía por 4-0 en 35 minutos, con chicas criadas en la casa, muchas de las cuales tuvieron que escuchar los repulsivos comentarios previamente citados.

En Cantabria, el fútbol femenino está creciendo en licencias, interés y repercusión mediática. Una región tan pequeña en extensión como es la ‘tierruca’ cuenta con un equipo en Reto Iberdrola (segunda categoría nacional): el Racing Féminas, y cuatro equipos más en Primera Nacional (tercera categoría): U.D. Oceja-Gimnástica, C.D. Monte, Racing Féminas “B” y Castro F.C. 

Además, uno de los nombres llamados a dominar el panorama nacional y ser importante en la Selección Española es cántabro: Athenea del Castillo. La jugadora del Deportivo Abanca, en Primera Iberdrola, Campeona de Europa sub-19 e internacional absoluta con ‘La Roja’ a sus 20 años; se ha enfrentado al Barça esta temporada y, sobre la Champions conseguida por el conjunto azulgrana, afirma que “es un paso muy importante de cara a la futura profesionalización de la liga, a conseguir muchos más patrocinadores y una mayor repercusión televisiva, en resumen, un mayor apoyo, en general, al fútbol femenino”.

Athenea, como la gran mayoría de las jugadoras cántabras que han sido llamadas para entrenar o competir con la Selección Española en categorías inferiores, se formó en la cantera del Racing Féminas, o el Ave Fénix, como se le conoce en la región. Una de las perlas de esa cantera verdiblanca, a sus 17 años, ya una pieza fundamental en el equipo que ha logrado la salvación de la mano de Pablo Bolado, una temporada más, en Reto Iberdrola, es Lucía Vallejo. La ‘27’ racinguista califica el título conquistado por las de Lluís Cortés como “un golpe encima de la mesa para el fútbol femenino español”. 

Lucía VallejoLucía Vallejo

Vallejo destacó el trabajo de las jugadoras culés para “reponerse a un duro golpe como fue la derrota contra el Olympique de Lyon hace un par de años” y, desde el trabajo y el sacrificio conseguir una Champions que hace años nadie imaginaba en España. Además, ha remarcado que “son un ejemplo para todas las niñas que empiezan a jugar al fútbol y para todas las que soñamos con poder vivir del fútbol algún día” y que “la Champions es un escaparate a nivel mediático para reducir un poco la diferencia que existe en salarios y repercusión con el fútbol masculino”.

Más allá de la estructura del Racing Féminas, tanto primer equipo como filial, donde varias de sus jugadoras ya son convocadas por las secciones inferiores de la Selección; en Cantabria contamos con otros tres equipos compitiendo durante la temporada 2020/21 en categoría nacional: U.D. Oceja-Gimnástica, C.D. Monte y Castro F.C. La capitana del conjunto de Santillana del Mar, Alexandra Alcalde, a sus 30 años, ya es toda una veterana del fútbol femenino regional y ha tenido que vivir episodios de todo tipo, cuando el fútbol femenino no gozaba de la aceptación social y los recursos con los que cuenta hoy en día. La ‘4’ del Oceja considera que lo más importante de este título es “todo lo que supone para la mujer en el deporte español y todas las puertas que pueden abrirse a futuras generaciones que, lamentablemente, otras generaciones anteriores no hemos tenido”. Por otro lado, pone los pies en el suelo y destaca que “todavía queda mucho por hacer y por lo que luchar”. 

Alexandra AlcaldeAlexandra Alcalde

La mayoría de los clubes de fútbol femenino español aún no pueden sobrevivir por sí mismos, pero es una gran noticia que “la repercusión tanto por parte de los medios, como el seguimiento por parte de los aficionados sí que ha crecido y todo suma para seguir avanzando hasta poder conseguir la igualdad”.

Si hablamos de un club pionero en Cantabria, un lugar donde las chicas han podido disfrutar desde pequeñas del fútbol y donde comenzaron a dársele oportunidades, tenemos que hablar del C.D. Monte. Las de la bajada de San Juan cuentan con un gran número de niñas en su cantera que sueñan con llegar al primer equipo. Un primer equipo que estuvo a una sola eliminatoria, la pasada campaña, de ascender a Reto Iberdrola. Su capitana, Pilar Mena, considera que la Champions del Barça es “el resultado al trabajo que se está haciendo bien durante estos años, antes era impensable que un equipo español ganase una Champions y que el Barça disponga de medios profesionales y se refuerce cada año, va a provocar que el resto de equipos también lo haga para competir con ellas y el nivel general del fútbol femenino crecerá”.

Pilar MenaPilar Mena

Hasta cuatro equipos cántabros coinciden en Primera Nacional, algo impensable hace unas temporadas. El último de ellos en sumarse fue el Castro. Las chicas del conjunto castreño se ganaron disfrutar de una competición más cerca del profesionalismo por méritos propios y una de sus jugadoras, June Cortázar, da con una de las claves de lo que supone el triunfo del Barcelona contra el Chelsea: “el Barça no solamente ha conseguido una Champions, lo más importante que ha conseguido es hacer más visible el fútbol femenino español en Europa y, como dijo Vicky Losada, convertirse en referentes para las niñas, que pueden soñar con hacer cosas grandes”.

Naturalicemos que las niñas y los niños jueguen juntos al fútbol en el parque sin importar su sexo, que puedan compartir equipo sin que se vea como una ofensa para el género masculino y que, cuando preguntemos a una niña por sus ídolos deportivos; no tenga que decir Messi o Cristiano Ronaldo. Que nombren a Alexia, Aitana, Jenni o cualquier jugadora. Que pidan la camiseta del Real Madrid para su cumpleaños y que pueda ser la de Marta Corredera. Y que a la palabra fútbol no le tenga que acompañar el apellido femenino, porque no lo hace con el masculino y es el mismo deporte: tan solo fútbol.

Comentarios