lunes. 04.07.2022

La presencia de Íñigo en las Instalaciones Nando Yosu, tras superar la COVID-19, fue la principal novedad del entrenamiento matinal llevado a cabo por el Racing. El capitán verdiblanco se ejercitó junto a Soko -regresó ayer después de haber finalizado su confinamiento por idéntico motivo- y el recuperador José Ángel Gutiérrez en el campo Santi Gutiérrez Calle, en tanto que el resto de la plantilla trabajó en el campo número dos (partidillos y finalizaciones) con el posible aplazamiento de la visita de la Cultural y Deportiva Leonesa a Los Campos de Sport prevista para este sábado, 5 de febrero, a las 17:00 horas. Y es que el conjunto del Reino de León anunció ayer que cuenta con cuatro positivos en COVID-19 en su plantilla y que se había dirigido a la Real Federación Española de Fútbol para solicitar que la vigésima segunda jornada del campeonato 2021/22 de Primera RFEF Footters se celebre, por motivos sanitarios, en fecha posterior a la fijada.

Íñigo reveló que tras contagiarse con la COVID-19 pasó “dos días bastante malos” y que “luego los síntomas se fueron reduciendo” y envió un mensaje claro tanto a los aficionados del Racing como al resto de la sociedad: “todos sabemos la situación que existe con la pandemia, esto no ha terminado y todos debemos cuidarnos”. El centrocampista natural de Ampuero dijo haberse encontrado “bien” al comienzo del trabajo individual realizado hoy tras siete días de confinamiento, aunque “a medida que subía la intensidad me encontraba un poco cansado. Creo que es normal y que iré mejorando con los días”, añadió.

El capitán del Racing tiene claro que, ante el posible aplazamiento del partido ante la Cultural y Deportiva Leonesa, “lo primero es desear una pronta recuperación a los jugadores de su plantilla que tienen la COVID-19. Luego, la decisión que tome la federación será bienvenida. Si se juega, a darlo todo. Si no se juega, a cambiar los entrenamientos para preparar lo mejor posible el próximo encuentro, que previsiblemente sería ante el Club Deportivo Badajoz”. Íñigo indicó, en relación a la visita verdiblanca a Riazor que fue pospuesta, que “el club actuó como tenía que actuar. Hay que anteponer la salud a jugar un partido del que todos teníamos muchas ganas, también la afición, y algunos incluso se habían desplazado, pero no voy a descubrir yo ahora, después de los dos años que llevamos, la situación de pandemia que vivimos. Se adoptó una decisión por responsabilidad y creo que fue lo acertado”.

CALENDARIO COMPRIMIDO

El futbolista cántabro, finalmente, aseguró que “todos los partidos que ahora no se jueguen serán entre semana, se comprimirá el calendario y eso no beneficia a nadie. Habrá muchos encuentros con poco descanso, pero como he dicho antes, estamos en una pandemia y esto viene como viene”.  

Mañana viernes, 4 de febrero, el Racing volverá a entrenar en las Instalaciones Nando Yosu a partir de las 10:30 horas.

Comentarios