miércoles. 27.09.2023

El nombre de Nicolai Colunga fue el último en retumbar en el Vicente Trueba tras las despedidas de jugadores. El último que, perfectamente, pudo ser el primero en algún momento. En el momento en el que ese niño entró en la cantera naranja para cumplir el sueño que, ahora, comparten los 300 miembros de la escuela que le recibieron en su último adiós. Para Colunga, y para Villoria, Prieto, Gallego y Popovic que vivieron una jornada inolvidable.

El partido comenzó con los 4 jugadores que se despedían hoy del Vicente Trueba dentro del 40x20. Uno de ellos, Marti Villoria, se encontró con Fradj Ben Tekaya en su primer lanzamiento. Tras una parada de Carlos Calle, Jorge Prieto abrió el marcador tras un penalti forzado por Nicolai Colunga.

Los protagonistas del choque salieron pronto a relucir en un pabellón desbordado y con pique deportivo entre Cabrones del Norte y Furia Conquense. En medio del ruido, Joaquim Nazaré empató a 1. Una buena defensa conquense desembocó en penalti a la contra, que transformaría Nacho Moya. Asistido por Sergio Crespo, Colunga puso el empate.

Pizarro encadenó dos acciones consecutivas, con gol y defensa, que acabaron en el +2 visitante, obra de Nazaré. El argentino, encendido, se coló en la zona de saque naranja y se ganó los 2 minutos. La superioridad cántabra, sin embargo, fue abortada por Ben Tekaya. La falta de pasos de Simonet concedió una segunda oportunidad que Prieto aprovechó. Unos minutos después, Alonso Moreno igualó la contienda.

Un ataque largo conquense con dos paradas mediante de Carlos Calle acabó en un nuevo penalti, el segundo que anotó Moya. De la misma forma puso el 5 – 5 Prieto cuando el partido llegaba al cuarto de hora. La igualdad era la nota dominante en un choque comandado por las defensas. Teixeira y Moya subieron el +3 ya en el 19, máxima diferencia del partido. Suficiente para el primer tiempo muerto de Álex Mozas.

Fabrizio Casanova recortó distancias a la reanudación. A pesar del paradón espectacular de Calle, los naranjas no acertaron en ataque. Diego Vera repuso el +3.  Todo lo que estaba en juego salió a relucir con el paso de los minutos y la competitividad de los locales fue encendiendo al Trueba. Así, las decisiones arbitrales cada vez eran más discutidas, y el ambiente, más animoso.

En cualquier caso, el Bathco BM Torrelavega seguía atascado en los 6 goles al llegar al 25, con el +4 visitante reinante. El retornado Dani Ramos desatascó a los suyos. Calle seguía parando y Moreno dio un paso más con el 8 – 10. Fede Pizarro recuperó el feeling de los suyos, con Ben Tekaya dándoles una bola extra. Simonet no perdonó y volvió el +4. Un gol más en cada portería durante el último minuto mandó el partido al descanso con el resultado de 10 – 14.

Carlos Calle siguió tan grande al inicio del segundo tiempo. Crespo retomó la marcha en su primer intento. El santanderino sumó uno más, pero Rebi BM Cuenca seguía castigando. Un balón fuera de Nazaré dio balón de ponerse a 2 al Bathco BM Torrelavega, pero fue desaprovechada hasta en dos ocasiones. Los 3 pasaron a 4 con otro penalti transformado por Nacho Moya.

Crespo siguió percutiendo, pero la victoria dependía de encadenar unas buenas defensas con premio. Por el contrario, la precipitación y las ganas de deleitar a los suyos pasaban factura al equipo. Una recuperación de Simonet tras un saque de centro acabó en un roscón para el 15 – 20. El propio argentino puso el +6 desde lejísimos.

Prieto y Moreno pusieron el 17 – 21. Simonet siguió haciendo de las suyas con una delicatessen disfrutada incluso por Torrelavega. Una pérdida naranja y el gol a la contra de Arnau Fernández forzaron el tiempo muerto, el segundo, de Álex Mozas. A pesar de ello, no acertó Crespo con el intento tras la reanudación.

La amplia ventaja en el marcador se hizo notar en los últimos 15 minutos de partido. El ambiente en las gradas ya era más festivo, con los conquenses cerca de un subcampeonato histórico y los naranjas esperando el pitido final para despedir a los suyos como merecía. Goles como el primero de Marti Villoria fueron por eso celebrados como metidos en una final.

Hasta la buena suerte se alió en dos tantos consecutivos con Rebi BM Cuenca, con los dioses del balonmano convencidos del trabajo del año de los de Lidio Jiménez para lograr el subcampeonato. A falta de 6 minutos, Álex Mozas dio inicio al carrusel de ovaciones en el Vicente Trueba. Abraham González entró en portería en lugar de Carlos Calle.

Desde ese momento, fueron saliendo Marti Villoria, Jorge Prieto e Ivan Popovic ante la ovación del Vicente Trueba. Con un minuto por jugar, Mozas pidió el último tiempo muerto, dedicado en su totalidad a Nicolai Colunga. Todo el pabellón se puso en pie para despedir a ese trozo del escudo que hoy pierde el Bathco BM Torrelavega. La sonrisa de Colunga se iba cruzando con las miradas de toda su gente, de todo su pueblo, que le decía no un adiós, sino un hasta luego.

La bocina final sonó con la totalidad de los jugadores ya en cancha. El 24 – 29 definitivo ponía el broche a una temporada más de balonmano en el Vicente Trueba. El Bathco BM Torrelavega termina la temporada en sexta posición con 32 puntos. Todo lo ocurrido desde el bocinazo final, queda también para la historia y el recuerdo más bonito posible.

FICHA TÉCNICA

Bathco BM Torrelavega. Carlos Calle, Mile Mijuskovic, Abraham González; Facundo Cangiani, Martí Villoria (1), Dani Ramos (1), Mikolaj Czaplinski, Jorge Prieto (4), Ivan Popovic (2), Borja Lombilla, Sergio Crespo (4), Fabrizio Casanova (1), Oswaldo Maestro (2), Alonso Moreno (4) y Nicolai Colunga (5).

Rebi BM Cuenca. Fredj Ben Tekaya, Ante Grbavac; Henrique Teixeira (3), Sergi Mach (1), Pablo Simonet (4), Daniel Neves, Nacho Pizarro (4), Leo Prattner, Carlos Fernández, Alex Pozzer (1), Juanjo Fernández (1), Nacho Moya (5), Diego Vera (4), Arnau Fernández, Fede Pizarro (2) y Joaquim Nazaré (4).

Parciales.

1 – 1, 3 – 4, 5 – 5, 6 – 8, 7 – 10, 10 – 14, descanso

13 – 16, 15 – 20, 17 – 23, 20 – 26, 23 – 27, 24 – 29, final

Comentarios