martes. 16.08.2022

Si nos obligan a elegir al mejor deportista de la historia de Cantabria, seguro que nos lleva un buen rato pensar en nuestra decisión final. El fútbol es el deporte por excelencia y seguramente lo primero que pensemos sea en futbolistas. Sergio Canales, Pedro Munitis, Ceballos… y si nos remontamos unos cuantos años atrás, es inevitable no acordarse de Paco Gento, el futbolista con más Copas de Europa de la historia. Pero, obviamente, hay vida fuera del fútbol y algunos de los deportistas más laureados de la historia de Cantabria han hecho carrera más allá del balompié. 

Si nos remontamos unas cuantas décadas atrás no podemos olvidarnos de José Manuel Abascal o Vicente Trueba. En deportes colectivos destacan nombres como Álex y Daniel Dujshebaev, Laura Nicholls. En disciplinas individuales todos recordamos con especial cariños los éxitos de Vicente Miera, María Pardo, Dani Sordo, Dani Rasilla, Chus Puras… necesitaríamos páginas y páginas para nombrar a todos los deportistas de Cantabria, pero, siendo objetivos, hay tres que han hecho historia en sus disciplinas y serán recordados, siempre, como grandes referentes en el mundo del deporte: Severiano Ballesteros, Ruth Beitia y Óscar Freire. 

Centrándonos en uno de esos tres nombres en el podio del olimpo de los deportistas cántabros, en el del ciclista torrelaveguense, habría que lanzar una pregunta: ¿realmente valoramos la dimensión de ciclista que es Óscar Freire? Tres Campeonatos del Mundo, tres Milán-San Remo, una Gante-Wevelgem, tres Flechas-Brabanzonas consecutivas, una Vattenfall Cyclassics, una ParísTours… y fuera de las clásicas, ha ganado la clasificación por puntos del Tour de Francia, ha ganado cuatro etapas en el Tour de Francia, la Tirreno-Adriático, etapas en la Vuelta al País Vasco, en la Vuelta a Suiza, siete en la Vuelta a España, en la Volta a Cataluña, en el Tour Down Under… si no fuera cántabro, si no fuera un chaval normal de Torrelavega, si no fuera un deportista español, ¿lo valoraríamos igual que valoramos a otros sprinters y clasicómanos mundiales? 

Su equipo juvenil fue el C.C. Besaya donde logró, entre 1992 y 1994, 41 victorias y tres títulos de Campeón de Cantabria. En 1997 llamó la atención de los equipos profesionales en diferentes pruebas como el Memorial Valenciaga, la Vuelta al Bidasoa y, especialmente, en el Campeonato del Mundo sub-23 donde logró la medalla de plata. Dio el salto a profesionales en 1998 en las filas de nuevo equipo español Vitalicio Seguros y, ese mismo año, con tan solo 22 años, debutó en monumentos como el Tour de Flandes y la Paris-Roubaix y fue convocado para el Mundial de Valkenburg, donde acabó en el 17ª puesto.

En 1999 no gozó de muchos días de competición debido a una lesión, pero el seleccionador español Francisco Antequera lo convocó para el Mundial de Verona. Recibió muchas críticas por convocar a un corredor de 23 años que se pasó el año en blanco. Y lo ganó. A continuación, pudimos ver a un cántabro lucir el mítico maillot arcoíris en el último monumento de la temporada, el Giro de Lombardía, en una imagen histórica para el deporte de ‘la tierruca’. El prestigioso equipo italiano Mapei-Quick Step lo firmó por tres años cambio de 100 millones por temporada y, desde entonces, el resto, es historia. 

Del ciclista más rápido de la historia de España solo puede salir otro gran velocista, Marcos Freire

Una carrera de ensueño a la que puso punto y final en el año 2012, cerrando el círculo en el mismo lugar donde comenzó su leyenda. Debutó en el Mundial de Valkenburg en 1998 con 22 años y disputó su última prueba como profesional en el Mundial de Valkenburg en 2012, donde finalizó en décima posición. De tal palo, tal astilla. Que se suele decir. Y del ciclista más rápido de la historia de España solo puede salir otro gran velocista. Marcos Freire (2006) ya está dando sus primeros pasos en el mundo del ciclismo y ya está ganando sus primeras carreras. 

Misma victoria padre e hijo con 30 años de diferencia
Misma victoria padre e hijo con 30 años de diferencia

Durante este año 2022, Marcos Freire (Aldro Team - EC Torrelavega) ha ganado la primera y la quinta etapa de la Aiarako Bira de cadetes que se disputó en Álava. También ha ganado en el XII Torneo San Pedro Regalado de cadetes. Hay que ser cautos y no someter a presión extra a los niños y, especialmente, cuando tienen que convivir con el peso de un apellido legendario. Marcos es todavía un niño y tiene que terminar de estudiar, crecer, disfrutar de la adolescencia y, si en el futuro consigue ser ciclista profesional, que con el talento que porta en sus genes y el asesoramiento de uno de los mejores de la especialidad, no tenemos duda de que lo logrará, evitemos las comparaciones porque serán ciclistas diferentes y tendrán carreras diferentes. Ni mejores, ni peores.

Hace unos pocos años, en 2018, se hizo viral una fotografía de Óscar y su hijo Marcos visitando a Peter Sagan en su hotel para que el hijo del tres veces campeón del mundo pudiese obtener un autógrafo de su ídolo, también tres veces campeón del mundo. El esloveno es uno de los mejores ciclistas de la última década y, en la disciplina de las clásicas, uno de los mejores de la historia. Tiene un palmarés similar al de Óscar Freire y, por eso, nos preguntábamos, ¿por qué no valoramos lo suficiente la carrera de nuestro vecino de Torrelavega? ¿Por qué valoramos más un autógrafo de Peter Sagan que uno de Óscar Freire? Qué difícil es ser profeta en tu tierra. 

Comentarios