martes. 05.07.2022

Una noche histórica se vivió en el Eusebio Arce entre el Escobedo y el Málaga en la primera eliminatoria de Copa del Rey. El partido comenzó con un conjunto andaluz que quería hacerse desde el primer momento dueño y señor del encuentro. Los de Pablo Casar con su sistema de 4-1-4-1 intentaban salir a la contra. Así lo recoge Aquí Hay Pelotas.

Avanzaban los minutos y el cuadro de la Costa del Sol manejaba la salida del balón mucho con los centrales para abrir el juego mediante los laterales. Durante ese momento, en el min. 4, el Escobedo tuvo la más clara con una jugada clásica del delantero Dalisson en velocidad, que desaprovecha en un claro mano a mano ante el portero Gonzalo.

Los andaluces durante toda la primera parte fueron dueños y señores del balón, siempre intentando sorprender en el juego por bandas, apoyándose mucho en Juankar, que dio mucha velocidad a los visitantes. Pero no tuvieron fortuna en sus aproximaciones.

Los cántabros estuvieron realizando un gran trabajo mediante Quinta y Pepín que fortalecían la línea de presión para intentar obstruir la salida del rival. No obstante, Renato, el mejor del cuadro boquerón, intentaba poner en apuros a los locales en un disparo, tras una jugada individual, que se marchó por encima de la portería defendida por Rafa Pedrero.

El equipo del Eusebio Arce también intentó sorprender en alguna acción desde el saque de esquina, pero finalmente no tuvieron consecuencias en la portería rival.

En definitiva, una primera parte en la que el Escobedo hizo un partido muy digno ante todo un Málaga que le permitió ir en tablas en el marcador.

En la segunda parte el Escobedo comenzó mejor que su rival, siendo superior en el juego y llegando a controlar la contienda. Víctor Sánchez del Amo movió ficha introduciendo al terreno de juego a Villanueva y sustituyendo a Diego González.
El buen inicio del equipo de Pablo Casar dio sus frutos con el primer tanto del encuentro anotado por Quinta. Fue un saque de esquina botado desde la izquierda que cae al área pequeña, quedando el balón muerto, y el protagonista del gol desde atrás marca el tanto por la parte derecha de la portería defendida por Gonzalo.

El gol cántabro despertó a un Málaga que comenzó a dominar, con dominio del balón y creando ocasiones de peligro que inquietaron al meta Rafa. Todo se basaba en diagonales que ponían en muchos apuros a los locales. 
Tras el tirón visitante, los cántabros trataron también de incrementar distancias en el luminoso, con jugadas a la contra. Destaca una perfecta jugada en combinación entre Vitali y Davisson, dando un paso a Dani que disparaba de manera floja. 

El segundo gol del Escobedo llegaría tras un fallo de los dos centrales del Málaga que se confian en el bote del cuero y Dalisson, el más listo de la clase, llega al balón para peinarlo por arriba del portero y mandar el esférico al fondo de la portería y activar la fiesta en el Eusebio Arce. Este sería el gol de la sentencia, a pesar de que los visitantes quisieron recortar distancias, pero sin fortuna.

FICHA TÉCNICA

Escobedo: Rafa; Bubu, Mario, José Carlos, Montiel; Carlos Liaño; Dalisson (Soma 90’), Dani, Quinta, Pepín (Rojas 89’); Vitali (Héctor 76’).
Málaga: Gonzalo; Ismael, Luis, Diego (Mikel 45’), Juankar; Renato (Cifu 81’), Boulahroud, Rolón (Sadiku 62’), Benkhemassa; Juanpi; Julio.
Goles: Quinta (52’) y Dalisson (84’)
Espectadores: 1.500 espectadores en el Eusebio Arce 

Comentarios