jueves 28/10/21
FÚTBOL

El Racing se hunde

El Racing y Real Unión de Irún se enfrentaban en el partido pendiente de la novena jornada en Segunda B que finalizó con 1-3 en favor de los irundarras.

Álvaro Bustos, en un instante del encuentro ante el Real Unión
Álvaro Bustos, en un instante del encuentro ante el Real Unión

El Racing sigue superando las peores expectativas de su historia más moderna. En la noche de este miércoles siguió acumulando desvergüenzas de semanas anteriores, y tras caer 1-3 frente al Real Unión ya suma el pésimo balance de cinco derrotas y un empate en sus últimos seis partidos. Pero no queda ahí la cosa, ya que con Artiz Solabarrieta, el nuevo técnico, no solo han perdido los tres partidos que él ha estado en el banquillo, sino que ha recibido una auténtica masacre de goles con ocho encajados y no marcando más de dos, siendo unos datos más propios de un equipo que piensa en no bajar de categoría, a ser un conjunto que tiene como objetivo ascender, o eso dice la directiva. A eso hay que sumarle los gritos de “directiva dimisión”, pero tienen suerte, eran pocos en las gradas por las restricciones de la Covid-19.

PRIMERA PARTE

El encuentro comenzó con el tanteo de los dos conjuntos, pero rápidamente el equipo irundarra quiso aprovecharse de los errores del Racing en la conducción del balón, aunque con poca fortuna. La vida le estaba dando al equipo santanderino en esos momentos que le permitía mantener el 0-0 inicial.

Pero claro, el partido avanzaba y en el min. 7 un acercamiento de los visitantes por banda izquierda les permitió centrar un balón al interior del área, llegando al delantero pero despejando el cuero Iván Crespo, para que desde atrás llegase un defensor racinguista a salvarle las castañas. Empezaba a sonar el famoso “run, run” en El Sardinero de las tardes más propias de las conocidas e históricas "papardas".

Aunque eso pudo enfadar a los jugadores racinguistas, o eso pareció en el min. 12, ya que Soko por banda derecha trató de centrar un balón al interior del área, que fue despejado, pero en el rechace un jugador racinguista la envió fuera. Querían despertar del susto inicial.

Tras esa acción se estaba viendo que era un intercambio de golpes entre ambos conjuntos, aunque los fronterizos con más claridad en lo que querían hacer y el Racing, como es habitual, a especular al más estilo estrategia de entrenador principiante.

En el min. 24 el Racing, por mediación de Soko, estuvo a punto de aprovechar un buen pase filtrado de Pablo Torre, acabando la ocasión sin fortuna. Los santanderinos estaban empezando a realizar buenos minutos porque estaban llegando a la portería defendida por Irazusta. Los aficionados de El Sardinero pensaban que era un espejismo en medio del desierto, aunque viendo el resultado final lo fue.

En el min. 30 en un balón parado en una falta lateral, el Real Unión intentó sorprender a la escuadra cántabra, acabando sin fortuna la ocasión. Empezaba Aritz Solabarrieta a tragar saliva porque se evitaba así el primero de los irundarras. Aunque poco le duró, porque siete minutos después llegó el gol que reflejaba la realidad del cuadro cántabro. Elosegi, que fue el más listo de la clase, se adelantó a todos tras un saque de esquina para mandar el cuero al fondo de la red. Era una sensación muy reconocida por todos en las últimas jornadas.

Pero no iba a quedar ahí la cosa, ya que en el min. 40, muy propio de un equipo que sabe lo que tiene que hacer frente a un conjunto que está más perdido que un pulpo en un garaje, Madrazo puso el 0-2 superando a un defensor racinguista y al propio cancerbero. El Sardinero “pitaba” y gritaba “directiva dimisión”.

SEGUNDA PARTE

El entrenador, que parece que cree en la magia, incluyó en el terreno de juego a Jon Ander y Óscar Gil, dejando sentados en el banquillo a Cejudo y Figueras con la intención de mejorar en defensa y en ataque, pero sin mover un centro del campo que era nulo.

El encuentro comenzó bien, o por lo menos de cara, ya que al inicio un penalti claro sobre Jon Ander lo decretó el colegiado. Quería aparecer la luz en este largo “Túnel de La Engaña”, pero cuando Balboa, al más puro estilo rugby manda el balón por encima de la portería, devolvió a la tierra a los espectadores de El Sardinero. Ese fallo de la pena máxima reflejaba la realidad de un equipo sin alma.

El partido volvió a la dinámica de los primeros 45 minutos, con un equipo sólido y con ideas claras, frente a un conjunto al más puro estilo “pollo sin cabeza”. Y esa frase es lo que refleja el fallo defensivo en el min. 55 en el que un jugador racinguista regala un balón a un delantero rival, pero Iván Crespo, que quiso ser “la Muralla China” detuvo el balón para evitar así una masacre de goles al más puro estilo Kill Bill. Pero claro, posteriormente, dos minutos después, Iván Crespo, en versión “Niño Jesús”, vuelve a detener otro balón. Había evitado así dos goles que eran claves para poner en la historia más negativa del club.

Pero lo bonito del fútbol hace que a veces pueda un equipo “muerto” resucitar y eso intentó el Racing, teniendo dos ocasiones, eso sí, sin fortuna porque no subieron al marcador. La primera en el min. 58, con un intento sin fortuna, y otro en el 66 con una falta que con mucha atención del espectador se estrelló en el palo, para despertar de la siesta tardía a los aficionados.

Pero no quedó ahí la cosa, porque el Racing mejoró, aunque como en la primera mitad, en formato espejismo, porque en el min. 72 una falta lateral se marchó fuera muy próxima a uno de los palos de la portería que defiende el portero.

Eso sí, había ganas de cantar un gol, y en el 75 Cedric marca un tanto con la cabeza tras un centro por banda que recorta distancias para poner el 1-2. Era el segundo gol de la era Artiz Solabarrieta. Ese gol despertó a la “bestia”, pero muy parecido a una película de humor, aunque disfrutó de alguna ocasión incluso para empatar, pero al final fue una mala broma

En el min. 82 llegó el desenlace de la película mala con el definitivo 1-3 del Real Unión. Botaron un balón desde el saque de esquina al primer palo y Capelete bate a Iván Crespo. Estaba confirmándose la quinta derrota del Racing en los últimos seis partidos en los que no sabe lo que es ganar.

DATOS DEL PARTIDO

Racing: Iván crespo; Ceballos, Mantilla, Figueras (Óscar Gil, 46), Álvaro Bustos; Isaac Nana (Íñigo Sainz Maza, 63), Martín Solar; Patrick Soko, Pablo Torre (Camus, 78), Cejudo (Jon Ander, 46); Balboa (Cedric, 53)

Real Unión: Irazusta; Iván Pérez, Elosegi, Ekhi, Kijera; Jagoba Beobide, Quique Rivero, Rivera, Madrazo; Viguera, Galán.

Árbitro: Ferrol Muñiz (gallegó). Amonestó a los verdiblancos Mantilla, Álvaro Bustos y Óscar Gil, así como a los visitantes Rivera, Elosegi y Kijera

Gol: min. 36 Elosegi (0-1); min. 40 Madrazo (0-2); min. 75 Cedric (1-2), min. 82 Capelete (1-3).

Comentarios