sábado 29/1/22

La verdad es que ya son unas cuantas entrevistas a mis espaldas con muchos protagonistas que han pasado por el club santanderino. Sobre todo jugadores, que son los protagonistas de este bello deporte llamado fútbol. Sin embargo, en esta ocasión quería hacer algo diferente, algo que no fuera lo establecido. Por ello, la entrevista, o mejor dicho, la charla que he mantenido en las instalaciones Nando Yosu ha sido muy especial y el protagonista más aún. Delfín Calzada, 20 años de delegado en el club verdiblanco.

Amable y sobre todo educado, así es Delfín. La conversación que mantuve con él transcurrió en su despacho. Fotos personales, recuerdos del ayer, hacen acto de presencia. Para quienes no conozcan al que fuera árbitro de regional tienen que saber que es un hombre sensible y que su sinceridad refleja la presencia de una buena persona.

Es de esos hombres que enseguida se abren y te dan lo mucho o poco que tengan en ese momento. Me atrevería a decir que posiblemente sea una persona entrañable, pero con mucha personalidad. En la entrevista comenzó al principio a la expectativa, pero a medida que iba avanzando la conversación Delfín se encontraba más relajado.

Delfin-Calzada-2-1024x768Delfín Calzada | Foto: Aquí Hay Pelotas

Parecíamos dos amigos charlando tranquilamente en un sitio sagrado, ¿cuántos secretos esconderán esas paredes? Estoy seguro que muchos. Cuando hablaba de aquel “Racing de los Cojones” el bueno de Calzada se emociona, él fue partícipe clave de todo aquello, un protagonista como actor secundario que fue vital en muchos momentos de aquella convulsa época que atravesó el club.

Uno pone especial atención cuando explica con su veteranía esas aventuras contables, como la de aquel día que vio a unos mecánicos con la rotaflex arreglando un avión que tenían que montar. Pero quizás, en lo que más pude empatizar con este caballero del fútbol, sea cuando tuvo la honradez de dejar el arbitraje por una situación personal. No todo el mundo tiene esa valentía de reconocer que no está bien, pues Delfín sí la tuvo, porque es una buena persona.
 

Comentarios