domingo 5/12/21

El regreso a La Habana Vieja para el CV Torrelavega deparó una derrota por 0-3 ante Madrid Chamberí, aunque la pelea en el segundo parcial, resuelto por las visitantes por 28-30 tras tres bolas de set y una acción muy protestada por las locales que le hubiera dado el parcial, debe marcar la línea a seguir de un equipo que no se rindió ante uno de los grandes de la Superliga 2.

El doble compromiso para el CV Torrelavega como local comenzó sin resultados en lo que se refiere a la clasificación, pero con la sensación de que el crecimiento en el juego y en la confianza en sus posibilidades del equipo cántabro servirá para encauzar una situación clasificatoria complicada tras medirse en sus primeros enfrentamientos ligueros a los equipos de la zona alta de la clasificación. La primera oportunidad llega el domingo a las 12:00 horas frente a un Voley Sanse Vuvuzela que llega con tres puntos en la clasificación y que en la tarde del sábado cayó en su visita al RGC Covadonga por 3-0, por lo que la necesidad de recuperación tras el esfuerzo será compartida por ambos conjuntos.

En lo que se refiere al duelo del sábado, que comenzó con retraso porque el equipo filial se empleó a fondo para superar con brillantez en el tie break al Cartes en el duelo de Segunda, la historia del primer set se resume en un inicio arrollador de un Madrid Chamberí que no dio opción al CV Torrelavega, logrando imponerse desde el principio con un parcial de 0-6 que puso muy cuesta arriba el partido para las de José Ignacio Marcos. Aunque Torrelavega pareció meterse en el choque hasta situar el 3-7, las capitalinas, lideradas en ataque por los múltiples recursos al remate que ofrecía la opuesta Danna Escobar, se distanciaban hasta el 7-16 que obligó al técnico local a agotar sus tiempos muertos.

Pese a que la desventaja parecía insalvable para Torrelavega, en este tramo final del primer set empezó a vislumbrarse una reacción de las locales, con varios puntos muy disputados que también ayudaron a que la afición se metiera en el partido. Cris, Guilenne y las juveniles Ángela y María García salidas desde el banquillo lograban puntuar para que la confianza en sí mismas fuera creciendo y pese a que el 13-25 final resulta esclarecedor a la hora de hablar de superioridad visitante, no es menos cierto que el esfuerzo en esos últimos puntos y la mejora en defensa y remate alimentaron las esperanzas cántabras de cara al segundo set.

El marcador puede ser un buen indicativo de lo sucedido en cada parcial, pero el 28-30, que ya denota igualdad cuando se habla del mismo, se queda corto a la hora de expresar las emociones vividas en La Habana Vieja. Neila, Clara y Cristina Hermosa puntuaban de inicio para evitar que Madrid Chamberí se marchara de inicio y que se repitiera el guion del anterior parcial, pero de nuevo las visitantes lograban ir poco a poco ampliando la renta, pese a los esfuerzos en defensa de Torrelavega.

En el ecuador del set el marcador lucía un 7-12 que sin duda no alimentaba el optimismo para el CV Torrelavega, pero tras un tiempo muerto el equipo consiguió reaccionar, encontrando la forma de hacer daño a un Madrid Chamberí al que le costaba más puntuar. El sacrificio defensivo es el mejor síntoma de combatividad y, probablemente, el más contagioso con la grada, así que Torrelavega creyó cuando más falta hacía y La Habana Vieja se contagió para que la ventaja visitante se fuera reduciendo. Lidia Da Cuiña y Noelia Neila conectaban a la perfección en varios puntos, logrando la colocadora además un punto tirando de recursos y habilidad para desconcertar a la defensa madrileña.

Aroa apareció para poner el 15-16 y un saque directo de Guilenne equilibró a dieciséis el marcador. Había pelea, había fe y había confianza, así que Carolina de San Pablo elevaba bolas que antes parecían insalvables y la grada vibraba. Aroa y Clara en el centro puntuaban y así culminaban la remontada al 18-17. Madrid Chamberí no estaba derrotado y dos acciones de saque directo de Ariadna Orozco ponían el 18-20, inquietante sin duda, pero que no fue obstáculo para que Torrelavega creyera de nuevo, rehaciéndose gracias a la veteranía y habilidad de Neila y Cristina Hermosa para resolver a su favor puntos largos y equilibrar el marcador.

Aroa crecía en la red y con un bloqueo ponía el 23-22 en el luminoso y de nuevo se adelantó Torrelavega con un 24-23 que suponía su primera bola de set en toda la temporada. Y tras un remate madrileño el set parecía caer del lado local, pero el colegiado no apreció que hubiera salido fuera el remate de la atacante madrileña, así que del hipotético 25-23 se pasó al 24 iguales pese a las protestas de jugadoras y cuerpo técnico local, despertando las iras de la grada. Torrelavega se rehizo y dispuso de dos bolas más de set, gracias a puntos logrados por Neila y Aroa, pero no lograron aprovechar sus opciones las cántabras. La igualdad reinó, pero finalmente Madrid Chamberí se mostró más resolutivo y llegó el definitivo 28-30 que dio el segundo set a las visitantes.

Las acciones más vistosas de juego se dieron en el tercer set, con los dos equipos luchando de poder a poder por hacerse con la victoria, peleando cada bola como si fuera la última. Los espectadores locales disfrutaban del esfuerzo de las suyas, sabiendo Cristina Hermosa superar la muralla visitante con remates plenos de habilidad. También Guilenne se sumaba para resolver puntos disputados, de defensas imposibles y empates sucesivos en el marcador, logrando por el centro Aroa Sánchez y Clara Presmanes ser protagonistas para puntuar. Pero tras el empate a trece, de nuevo Madrid Chamberí consiguió meter una marcha más y la ventaja de tres puntos que obtuvo (13-16), se convirtió en insalvable para las torrelaveguenses.

Danna recuperaba el protagonismo con sus potentes remates, bien secundada por Beltrán y la dirección de Silberstein y aunque las señas de identidad del CV Torrelavega de lucha y esfuerzo supremo permanecían intactas pese a la desventaja en el marcador, las visitantes se mostraban más acertadas en el remate. Y finalmente el set se decidió por 18-25 y Madrid Chamberí se llevó los tres puntos de La Habana Vieja, aunque el esfuerzo local bien merecía alguna recompensa.

Nadie pensó en mañana hasta que no cayó la última bola en La Habana Vieja, porque aunque Torrelavega tiene un segundo duelo por delante en este fin de semana tan intenso las jugadoras locales se vaciaron en busca de esa primera alegría de la temporada, que esperan que llegue el domingo a mediodía ante el Voley Sanse Live Vuvuzela. La entrega del CV Torrelavega hace presagiar un duelo intenso y muy disputado, en el que necesitarán del apoyo de la grada para conseguir que ese ansiado triunfo y los primeros puntos se asomen al casillero de un equipo que si confía en sí mismo de principio a fin, tiene que empezar a celebrar.

CV TORRELAVEGA: Lidia Da Cuiña, Noelia Neila, Cristina Hermosa, Aroa Sánchez, Clara Presmanes, Guilenne Vallines y Carolina de San Pablo (líbero) - equipo inicial - Ángela Manzanedo, María García, Alexia Ortiz y Julia Gutiérrez.

MADRID CHAMBERÍ: Danna Escobar, Luna Silberstein, Marta Beltrán, Sofía Bulgarella, Alejandra Olaya, María Elizaga y Alejandra Díaz (líbero) - equipo inicial - Ariadna Orozco y Anais Álvarez de Granada.

ÁRBITROS: José Real, del colegio gallego y Manuel Fernández, del colegio cántabro.

SETS: 13-25, 28-30 y 18-25.
 

Comentarios