martes 7/12/21

Aun lucía el sol sobre el césped de San Lorenzo cuando comenzó el partido en Laredo. Para ser sinceros, el día invitaba a un paseo por la playa de La Salvé, un café al ocaso del día y una foto para presumir en redes sociales; mucho antes que ver un encuentro de Segunda División “B”. Cuestión de prioridades.

El horario, para seguir diciendo verdades, tampoco invitaba a ver el partido entre C.D. Laredo y C.D. Ebro. Contraprogramando un Bayern – PSG, la final de la pasada edición de la Champions League. Pero el aficionado al fútbol modesto tiene claro cuál de las dos opciones va a escoger, si el partido entre las dos superpotencias europeas, o el del equipo de su tierra. Cuestión de prioridades.

PRIMERA PARTE

Desde el inicio del choque, la igualdad se hizo notable y el duelo por imponer el centro del campo entre ambos conjuntos no se dilucidó de ninguna de ambas partes. El ‘Charles’, por su parte, que encaraba el encuentro con hasta cinco bajas en jugadores importantes, jugaba con la tranquilidad de haber cumplido el objetivo. En cambio, el cuadro visitante necesitaba sumar para no perder la estela del Real Unión, que había ganado al Tarazona horas antes. La falta de necesidad por arriesgar de locales, y el temor a arriesgar en exceso de los aragoneses fueron los culpables de la falta de ocasiones durante el primer acto.

Ligeramente superior el cuadro arlequinado, inquietó la meta de Rafa Pedrero, que volvía a defender la meta pejina varias semanas después, en dos ocasiones, pero sin crear peligro en demasía. La verticalidad de Carri puso en apuros a una defensa rojilla bien plantada en San Lorenzo. La mejor para el ‘Charles’, en botas de Iván Argos, el ‘9’ local, que regresaba a la titularidad.

SEGUNDO TIEMPO

El cuadro zaragozano apretó en la reanudación en busca de un tanto que le acercase a la Primera División RFEF. Los chicos de Manolo González pisaron campo contrario con mayor insistencia y crearon peligro sobre la meta defendida por Rafa Pedrero, especialmente en acciones a balón parado o con centros laterales, y así llegó la mejor oportunidad del partido para los visitantes, en el minuto 53, pero el envío lateral se marchó fuera por poco.

El ‘Charles’ continuaba defendiendo de forma muy segura y sin conceder ocasiones manifiestas de peligro. La referencia arriba local, Iván Argos, recordó a sus mejores tiempos en Tercera División, donde fue el máximo artillero y uno de los artífices del ascenso pejino, y protagonizó las más claras para el Laredo, aunque sin inquietar en exceso la portería blanquiazul.

EL RESUMEN

Ambos clubes encaraban la segunda fase de forma completamente distinta. El Laredo, con el objetivo principal cumplido, con ilusión y ganas de involucrar a todos los jugadores para que se sientan partícipes de una temporada histórica. El Ebro, cerquita de la Primera División RFEF, ambicioso e ilusionante objetivo que se marcaron a principio de temporada, y la necesidad de sumar para lograr ese puesto.

El choque estuvo marcado por la igualdad. Ninguno de los dos entrenadores pudo imponer su idea y las ocasiones de gol brillaron por su ausencia. Que a lo mejor hubiera sido preferible aprovechar el maravilloso tiempo primaveral con el que nos está sorprendiendo Cantabria con un paseo por la playa, puede ser. Que el duelo entre Bayern y Paris Saint-Germain tal vez fuera la elección futbolística del día, es posible. Pero que el compromiso del ‘Charles’ y el apoyo al equipo de tu ciudad no se negocia, sin duda. A los que habéis disfrutado del paseo por la orilla de la playa al atardecer y los que elegisteis la magia de Neymar Júnior, sinceramente, no os envidio. Cuestión de prioridades.

FICHA TÉCNICA

C.D. Laredo: Rafa, Rasines, Goñi, Felipe, Varo, David, Iván Argos, Vinatea, Álex Pérez, Oscar Siafá, Guipu.

C.D. Ebro: Loscos, Palomares, Juan Gutiérrez, Espín, Xiker, Manu Royo, Parejo, Carlos López, Nando Quesada, Álvaro Sánchez, Carri.

Goles: Ninguno.

Amonestaciones: Tarjetas amarillas: Palomares (23’), Miguel Goñi (52’). Tarjetas rojas: ninguna.

Comentarios