lunes 20/9/21
OLIMPIADAS

Cantabria suma 23 medallas en la historia de los Juegos Olímpicos tras el bronce de Dujshebaev y Fernández

Hispanos ganan el bronce en los JJOO de Tokio
Hispanos ganan el bronce en los JJOO de Tokio

Cantabria no se ha ido de vacío en los Juegos Olímpicos de Tokio que acaban de finalizar. Los jugadores de la Selección Española de Balonmano, Alex Dujshebaev y Ángel Fernández, han vuelto a la región con una medalla de bronce cada uno. Son los dos últimos deportistas cántabros en sumarse a una lista que, desde 1928, cuenta con 20 atletas y 23 metales, a los que habría que sumar los dos bronces obtenidos por Talant Dujshebaev, deportista nacionalizado español muy arraigado en Cantabria, en Atlanta 1996 y Sídney 2000, también en balonmano.

El primero en conseguir un metal fue Julio García, nada menos que una medalla de oro en hípica en los Juegos Olímpicos de Ámsterdam en 1928. A pesar de este logro, Cantabria no volvería a tener un deportista entre los tres primeros puestos de una disciplina deportiva olímpica hasta 1976, cuando Toño Gorostegui obtuvo una medalla de plata en vela (470) en la cita celebrada en Montreal.

A partir de este momento, prácticamente en cada celebración de los Juegos Olímpicos algún deportista cántabro ha vuelto con medalla. Así, en Moscú ’80 fueron dos, Jan Abascal (oro en vela F.D.) y Juan Pellón (plata en hockey hierba). Cuatro años después, en Los Ángeles ’84, José Manuel Abascal lograba la medalla de bronce en los 1.500 de atletismo.

Tras una edición en blanco, los deportistas de la comunidad repitieron gesta en los Juegos Olímpicos de Barcelona ’92, con José Emilio Amavisca logrando el oro en fútbol y Salva Gómez la plata en waterpolo.

Aunque desde luego, el mejor año para el deporte cántabro fue 1996. La cita olímpica que se celebró en Atlanta dejó un balance de cinco medallas. Salva Gómez volvió a lograr el éxito en waterpolo, esta vez con el oro. Óscar Barrena y Antonio González se hicieron con la plata en hockey hierba, y Chechu Fernández y Alberto Urdiales lograron la medalla de bronce en balonmano, ambos junto a Talant Dujshebaev.

Este último deportista volvería a lograr esa misma medalla cuatro años después, en Sídney 2000, de nuevo junto a Dujshebaev. Este año el fútbol volvería a darnos una medalla, en esta ocasión de plata, de la mano de Ismael Ruiz Salmón.

El siguiente podio que consiguió un deportista cántabro fue en Pekín 2008, cuando Fernando Echávarri logró el oro en vela, en la modalidad tornado. Cuatro años después, en Londres 2012, Cantabria estuvo muy presente en el medallero gracias a la plata en baloncesto de Fernando San Emeterio; los bronces en balonmano de Verónica Cuadrado y Beatriz Fernández; y el bronce en salto de altura que recibió Ruth Beitia, que fue confirmado por el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) en 2021.

En los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016 Ruth Beitia logró una gesta histórica: el primer oro del atletismo español. A esta medalla se sumó la plata en baloncesto de Laura Nicholls.

Comentarios