lunes. 04.07.2022

El Palacio de Festivales de Cantabria inicia la semana que viene la que será la última programación especial con motivo de la celebración del 30 aniversario, una temporada que destaca por la vuelta de la lírica tras diez años sin programar este género.

La nueva programación comienza los próximos días 11 y 12 de febrero con la doble representación de 'Villa y Marte', a cargo de la compañía Ron Lalá, a las 19:30 horas y en la sala Pereda.

El espectáculo, dirigido por Yayo Cáceres, trata de un equipo de astronautas que viajan a Marte en el siglo XXII para refundar Madrid porque el cambio climático ha vuelto imposible la vida en la Tierra. Tras un aterrizaje de emergencia y una pelea por el escaso oxígeno, en el planeta rojo encuentran la oposición de los vecinos marcianos, que celebran su verbena popular bajo la Tierra llena y que no están dispuestos a renunciar a su propio casticismo y tradiciones por unos alienígenas terrestres. Para colmo, el capitán se enamora de una marciana postinera y pretende huir con ella rumbo a Venus.

'Villa y Marte', de 90 minutos de duración, es la aproximación de Ron Lalá al género chico, al género ínfimo, a la corriente carnavalesca que convirtió los teatros españoles en una fiesta del teatro y la música popular durante los últimos años del siglo XIX y principios del XX.

Como explica la compañía, con el espíritu del extinto Teatro Apolo, de los Bufos de Arderius, del Chueca más popular, pero también del entremés barroco, de la comedia de disparates, del sainete costumbrista y de la chirigota gaditana plantea una revisión de la zarzuela 'menor', sin voces líricas ni orquesta, pero "con toda la guasa, la música en directo y el espíritu crítico del género en clave de ciencia ficción, con humor ácido, música original inspirada en los rasgos y estilos del género chico (chotis, pasodobles, pasacalles, romanzas, duetos, toques flamencos,...)".

Además, lo hace con varios temas actuales de fondo: la crisis climática, el futuro incierto de la sociedad e identidad y la pérdida de la tradición y la música castiza.

Comentarios