jueves 24/6/21
cultura

“El periodista debe buscar siempre la verdad”

“Hoy en día el periodismo está primando la cantidad por encima de la calidad”, asegura Miguel del Río, autor de la obra ‘Comunicación de libro’.

IMG_8021
El periodista Miguel del Río

Miguel del Río presenta un nuevo libro, el décimo de su carrera. A través de ‘Comunicación de libro’, el periodista quiere ofrecer a los jóvenes que están iniciando su andadura su experiencia en los medios. Su consejo es claro, “cuando tengas dudas, pregunta, porque siempre va a haber alguien que sepa más que tú”.

-¿Cómo surge la idea de escribir este libro?

Nace cuando escribo ‘Manual para comunicar bien’, un libro que aún tiene mucha vigencia para todos aquellos periodistas que quieren tener a mano unas normas sobre cómo funcionan los gabinetes de prensa, y qué se debe hacer para tener repercusión en los medios. En ese momento además empiezo a dar clase de Ética y Deontología en la Universidad, y entonces decido hacer una continuación más breve, añadiendo nuevos conceptos. Ofrezco mi punto de vista sobre cómo escribir y expresarse mejor tanto en la vida cotidiana como en los medios de comunicación. Desde la radio o la televisión a incluso tu propio blog en internet.  También aparecen las innovaciones tecnológicas  que han surgido en el trabajo diario de los periodistas. Por último, también he querido reflejar que actualmente un porcentaje altísimo de la forma de producir información sale de actos de todo tipo, y presento claves para implicarse en la forma en la que se desarrollan.

Está dirigido a esos periodistas jóvenes que están estudiando y que quieren saber más sobre la profesión

-¿Hacia qué tipo de público va dirigido?

Sobre todo a esos periodistas jóvenes que están estudiando y que quieren saber más sobre la profesión.

-¿Qué se van a encontrar aquellos que lo lean?

Esto no es una Biblia de nada. Miguel del Río es un periodista de 56 años que ha tenido la suerte de trabajar en todo tipo de medios. En televisión, radios, periódicos, agencias… y que ahora es columnista. Lo que busco es trasladar mi propia experiencia a los nuevos estudiantes, ya que creo que la mejor manera de formarse es que los periodistas que cuentan con una larga trayectoria les trasladen su librillo.

-¿Qué consejos darías a aquellos jóvenes que quieren dedicarse a la comunicación?

Por más seguro que te muestres, cuando tengas dudas, pregunta, porque siempre va a haber alguien que desde la experiencia sepa más que tú y te pueda aconsejar bien. La soberbia y la prepotencia en esta profesión son malas. También les diría que las cosas siempre hay que contrastarlas bien, y que cuando se escriba sobre personas, se solicite la opinión de ambas partes, para poder presentar la noticia de una manera equilibrada. La tercera y última es que los periodistas nos tenemos que comprometer con la buena información y con los problemas tan serios que vive este país, como la violencia de género, la discapacidad o la infancia. Nuestra ética y deontología es clara, no debemos cambiarla, lo que debemos hacer es releer de vez en cuando nuestro código.

La soberbia y la prepotencia en esta profesión son malas

-¿Cómo ha evolucionado el periodismo en los últimos años?

Tecnológicamente no hay mucho que decir ya que está claro que hemos vivido un cambio total. Del papel se pasa a lo digital y la radio y la televisión se ve en dispositivos móviles como el Smartphone, rey de todo. Esto nos ha pillado a periodistas y medios con el pie cambiado y hoy en día hacemos un tipo de periodismo donde hay un exceso de opinión sobre lo que debe ser información tal cual. El profesional debe tener siempre en cuenta las cuestiones con las que aprendimos también los mayores. Responde al qué, quién, cuándo, cómo, dónde y por qué. Estamos obligados a respetar siempre la presunción de inocencia y no olvidarnos la esencia de lo que somos. El periodista debe buscar siempre la verdad, no dar su opinión a través de la noticia, ya que para eso ya están las columnas. Hoy en día, tenemos saturación de información debido al auge de las tecnologías. Se está primando la cantidad por encima de la calidad.

-¿Cómo defines al Miguel del Río escritor?

Me gusta pensar que estoy muy comprometido con los problemas sociales y humanos. Me fastidia lo que pasa con los refugiados en Europa, cómo la infancia está viviendo bombardeos en Siria. Como columnista siempre busca dar respuestas a las preocupaciones de los ciudadanos, como la economía o el paro. Mucha gente lo sigue pasando mal, y los periodistas debemos reflejarlo. Ahora, en pleno invierno, preocupa la pobreza energética, ya que hay muchas familias que no pueden vivir en un hogar con unos mínimos.

-Este es tu décimo libro, ¿supone un antes y un después? ¿Estás ya pensando en tu siguiente proyecto?

Siempre digo que me gustaría dar el salto a contar una gran historia y llegar al público, pero eso es un precipicio. Crear un libro es algo muy complejo de por sí, pero no dejo de pensar en ello. Doy vueltas a si voy a dejar de hacer libros sobre comunicación para dar el salto. Como soy muy constante y tozudo, me pondré a ello.

Comentarios