miércoles 4/8/21
MÚSICA

El músico sardo Paolo Angeli presenta su disco ‘Talea’ en la UC

El músico Paolo Angeli
El músico Paolo Angeli. Foto: UC

El músico sardo Paolo Angeli realizará este viernes, 23 de marzo, en Santander, la presentación nacional de su disco 'Talea', tras la gira norteamericana de presentación de este doble trabajo, en el salón de actos de la Escuela de Náutica de la Universidad de Cantabria (UC), a partir de las 20:00 horas.

Campus Cultural, dependiente del Vicerrectorado de Cultura y Participación Social, programa este concierto, cuyas entradas se pueden adquirir en venta anticipada al precio de 4 euros, a través de la plataforma de Liberbank, o en la propia Sala, antes del recital, por 6 euros, informa la UC.

Paolo Angeli estrenó el pasado mes de enero su doble disco, 'Talea', en el prestigioso Carnegie Hall de Nueva York, seguido de una gira por Norteamérica. Inmediatamente después ofrecerá su trabajo en Santander, dentro del ciclo de conciertos del Aula de Música de la UC, en la que será la presentación oficial en España.

Angeli ha participado en los últimos 20 años en más de 50 discos y ha colaborado con Fred Frith, Hamid Drake, Butch Morris, Ned Rothenberg, Evan Parker, Louis Sclavis, y Paolo Fresu, entre muchos otros. El mismísimo Pat Metheny reconoce que Angeli ha ejercido una importante influencia en su música y recurre a su guitarra sarda en algunos de sus trabajos.

La música de Angeli es “un reflejo de la cultura en la que se crió": su Cerdeña natal fue ocupada a lo largo de la historia por una diversidad de civilizaciones y ha sido tradicionalmente un importante nudo comercial en mitad del Mediterráneo.

De la misma manera, el artista combina en su discurso elementos de lo más diverso: desde el pop, drum&bass, punk y free jazz hasta reminiscencias del 'cantu a tenore' o el 'cantu a chittera', dos formas de música tradicional que solo se encuentran en Cerdeña y que se remontan a muchos siglos de antigüedad.

La guitarra sarda que Angeli ha desarrollado personalmente merece una atención especial, pues se trata de un instrumento de 18 cuerdas con el que el músico ejecuta pizzicatos, pasajes con arco y ritmos que interpreta con sus pies descalzos y que se transmiten al instrumento con una serie de cables y muelles conectados a mecanismos que hacen vibrar determinadas partes del instrumento, permitiéndole ejecutar percusiones, ostinatos, armonías y partes melódicas coordinadamente y sin ayuda de loops ni electrónica.

El propio músico explica así su espectáculo: "normalmente decido sobre el escenario los temas que voy a interpretar, basados en un repertorio de más de 4 horas. Para mí, tocar es parecido a navegar entre islas, decidiendo la ruta de acuerdo con los vientos, corrientes y el estado del mar. La improvisación está en el latido de este proceso creativo, una manera de enlazar y desarrollar estructuras".