sábado 27/11/21

El Museo de Prehistoria y Arqueología de Cantabria (MUPAC) acoge desde este martes la exposición propia temporal 'Caminando entre mamíferos. La evolución de una relación', que pretende atraer la atención del público y acercarle a la ciencia a través de recursos expositivos que "llaman la atención" y la hacen "retadora" para el espectador.

El consejero de Educación, Cultura y Deporte, Francisco Fernández Mañanes, ha considerado la muestra una "interesante reflexión" sobre la interacción entre homínidos y carnívoros en la evolución humana.

Mañanes ha valorado que se trata de una propuesta de producción propia, comisariada por Marián Cueto, Edgard Camarós y el director del MUPAC, Roberto Ontañon, con ilustraciones realizadas por Yolanda González.

Además, las réplicas y la restauración de los restos arqueológicos han corrido a cargo de Eva Pereda Rosales, y la conservación es de Adriana Chauvin. La impresión y montaje de paneles ha sido realizado por la imprenta y talleres del Gobierno de Cantabria.

La temática de esta propuesta es en la actualidad el centro de diversos estudios y además llama la atención de personas no especializadas que acuden a las distintas conferencias y seminarios que se ofrecen sobre este ámbito de estudio. Cantabria también ha trabajado sobre estos aspectos y parte de los resultados de esas investigaciones se pueden observar en esta muestra.

Así, el visitante podrá contemplar restos arqueológicos excepcionales provenientes de yacimientos cántabros como La Garma o El Castillo, entre otros, así como piezas que pertenecen a la colección del MUPAC y no están expuestas habitualmente.

Y se darán a conocer los resultados de las experimentaciones tafonómicas desarrolladas con distintos carnívoros en el Parque de la Naturaleza de Cabárceno a lo largo de cinco años. Por ejemplo, las marcas de mordeduras de los animales de Cabárceno permiten determinar la autoría de las realizadas en la antigüedad.

Por su parte, el director del MUPAC, Roberto Ontañón, ha explicado el discurso de la exposición, que se organiza en varios paneles/apartados con texto e imágenes que se complementan con cuatro grandes vitrinas y otros elementos expositivos, entre los que destacan seis magníficas ilustraciones.

El primer panel es de presentación e incluye los "créditos" de la exposición. El segundo, contiene una breve introducción al tema de la relación entre humanos y carnívoros y su evolución a lo largo de la historia.

El tercer apartado explica cómo, a lo largo de la evolución, hemos compartido el territorio y, a la vez, competido por los recursos con los carnívoros, acudiendo a ejemplos arqueológicos y etnográficos (Vijanera de Silió).

En el cuarto panel se muestran ejemplos de homínidos cazados por carnívoros, incluyendo ejemplos de Cantabria, como un fragmento de cráneo humano magdaleniense de la cueva de El Castillo con marcas de la mordida de un felino, que es la pieza central de este apartado temático.

En la quinta sección se invierte el caso y se trata el tema de la caza de carnívoros practicada por nuestros más antiguos ancestros, destacando el caso de las garras de león de las cavernas localizadas en La Garma.

En el sexto se aborda el papel de los carnívoros en el simbolismo prehistórico, con dos aspectos fundamentales: su representación en el arte rupestre y mobiliar, y la utilización de sus huesos y dientes para la confección de adornos personales. Se ve en los colgantes recuperados en Altamira, La Garma y El Castillo o las representaciones de oso en objetos de arte mueble, como el arpón de El Castillo o en el contorno recortado con figura de oso de La Garma.

El séptimo tiene un contenido metodológico y explica cómo estudian los especialistas la interacción entre humanos y carnívoros, y se resumen aquí diversos experimentos realizados en el Parque de la Naturaleza de Cabárceno, donde "escenas experimentales" (recreaciones de estructuras de habitación prehistóricas como hogueras) se sometieron a la acción de leones, osos y lobos.

Fernández Mañanes ha anunciado que esta exposición tiene una "clara vocación" itinerante, pues la idea de la Consejería de Cultura es que pueda llegar no sólo a distintos lugares de Cantabria, sino que también puede verse en otras comunidades autónomas

Como ya es habitual, esta muestra se verá complementada con un ciclo de conferencias y visitas guiadas.

Comentarios