sábado 24/7/21
ARTE

Sánchez Eguren afirma que, a día de hoy, el "inquietante misterio" del arte rupestre sigue sin respuesta

Arte rupestre
Arte rupestre

El historiador Gonzalo Sánchez Eguren ha asegurado este lunes en Santander, que en la actualidad se sigue manteniendo el "inquietante misterio" de por qué se pintó el arte rupestre que se conserva, por ejemplo, en las cuevas prehistóricas cántabras como Altamira o en francesas como Lascaux. "La pregunta siempre es la misma: ¿esta gente, por qué pintaba? Pues esa pregunta sigue sin tener respuesta, mal que nos pese", ha expresado, para añadir que "por lo menos sí es cierto que este asombroso, prodigioso legado cultural, ha llegado hasta nosotros" para llegar. Por su parte, Sánchez Eguren ha proclamado que "lo aprovechemos" esta tarde en el 'Taller de arte rupestre. Cuevas prehistóricas de Cantabria: el primer arte de la humanidad', que imparte esta semana en los Cursos de Verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP).

"En la actualidad sigue existiendo el inquietante misterio" de por qué se pintó el arte rupestre que se conserva, por ejemplo, en las cuevas prehistóricas cántabras como Altamira o en francesas como Lascaux"

En esta intervención, aunque ha indicado que "generalmente" el arte rupestre se daba en el interior de las cuevas, también ha recordado que en dos de las diez cuevas cántabras declaradas Patrimonio de la Humanidad --Hornos de la Peña y El Chufín-- se conservan grabados exteriores y no solo interiores. "Al estar al exterior, también estás más expuesto a las inclemencias del tiempo. Es decir, seguramente podría haber habido más (grabados exteriores), pero tal vez se hayan podido perder", ha relatado, por lo que opina que "seguro" el arte formó un elemento "indisociable" con las comunidades.

Sánchez Eguren, también ha recordado que "todos los centros educativos" de Cantabria llevan a los alumnos a las cuevas prehistóricas como las que hay en Puente Viesgo y opina que es "muy importante" que desde niños se "insufle" y trate este tipo de arte. En su opinión, empezar la difusión y divulgación del arte rupestre desde edades tempranas "es una inversión muy productiva".

Durante su charla a los alumnos del taller, el historiador también ha hecho referencia al campo de estudio de la arqueología cognitiva, que es "muy complejo" porque el pensamiento simbólico y el cerebro "no fosilizan", es decir, no dejan rastros fósiles. Pero ha puntualizado que hay ramas de investigación, como el estructuralismo funcional, mediante las cuales hay conductas simbólicas que se pueden "rastrear" y "encontrar" en el registro arqueológico, dentro de las cuales el arte rupestre es "uno de los aspectos más importantes del desarrollo de una mente simbólica".

ACEPTACIÓN DE IDEAS Y CONCEPTOS QUE CUENTEN HISTORIAS

El historiador, además, se ha referido a teorías y estudios que señalan que durante el proceso de evolución neurológica "siempre" que se ejerciten las capacidades cognitivas "básicas" en un entorno social "adecuado" aparecerán otras "superiores", como el arte, el lenguaje, los comportamientos relacionados con la muerte y lo funerario, o la autoconciencia.

También ha comentado que es "muy importante" que el grupo "acepte ideas, conceptos o creencias" porque de esta forma "se refuerza el sentimiento de grupo". Al tiempo, ha apuntado que no solo debe haber "consenso y aceptación" a nivel colectivo, sino que para que los conceptos se "impregnen", tienen que "contar una historia, un relato".

Tal y como ha afirmado, el arte rupestre es una "evidencia" de este hecho. Y ha indicado que aunque "de momento" no se "seguramente", había un relato. Para concluir, el historiador ha expresado que "estamos hablando de mitos también y ese relato puede adquirir diferentes modalidades. Una de ellas es el arte. La música, por supuesto, el lenguaje. El lenguaje es todo. El lenguaje también es música. El lenguaje también es arte, sin duda".

Comentarios