lunes 25/10/21
ENTREVISTA

“Las familias preguntan cada vez más por las becas para libros”

Ángel Gil, propietario de Librerías Gil, asegura que el gasto medio por alumno alcanza en Cantabria los 250€.

Ángel Gil, fundador de Librería Gil
Ángel Gil, fundador de Librería Gil

Ángel Gil fundó la Librería Gil en 1967. Desde entonces se ha convertido en una referencia dentro de la región y ha vivido décadas comprobando como las familias preparaban todo para la vuelta al colegio. Para esto curso han preparado cerca de 10.000 reservas.
-¿Cuál es el gasto medio que realiza una familia de Cantabria para la vuelta al cole?
Está en torno a los 250€ por niño actualmente. A los libros hay que sumar el desembolso que hay que hacer en material escolar. 
Cada vez se miran más las ofertas y todo el mundo se intenta ajustar el cinturón dentro de la medida de lo posible.
-¿Las familias siguen apostando por adquirir libros nuevos o buscan otras alternativas?
La gente prefiere en líneas generales comprar libros nuevos. Los colegios se ven abocados al cambio de libros y esto hace que su vida útil sea corta. 
Además, el aprovechamiento de los libros es mínimo porque los pequeños suelen escribirlos y muchas veces quedan inutilizables. Hemos notado que con la crisis económica cada vez más, las familias preguntan por las ayudas de las que se pueden beneficiar a la hora de adquirir los libros para el curso. 
Hay mucha desinformación respecto a esto, porque la mayoría aún no tiene claro a que tipo de ayudas se pueden acoger, ya que algunas becas están disponibles sólo en algunas comunidades. Nosotros intentamos orientarles en lo que podemos.
-¿Se ha notado una evolución en los libros a lo largo de los últimos años?
Ahora vemos como los libros son mucho más interactivos. Hacen que los estudiantes participen más. Es un contenido más ilustrativo, algo que permite que las materias lleguen mejor a los niños. 
-¿Qué ofrecen las librerías tradicionales frente a las grandes superficies?
Un trato personalizado. 
Aquí nos preocupamos de que todas las familias reciban sus pedidos completos. Hacemos todo lo que sea necesario para garantizar un buen servicio a los clientes que se acercan. 
Esto es algo que no van a encontrar en las grandes superficies. 
Aquí estamos pendientes de garantizar el mejor servicio porque eso es lo que nos ha permitido llegar hasta donde estamos. 
Notamos que la gente está tendiendo a volver a las librerías tradicionales buscando precisamente eso. 
Ofrecemos el material escolar a precios económicos porque somos conscientes del enorme esfuerzo económico que supone la vuelta al cole para todos los hogares. 
Por ejemplo, nosotros regalamos una mochila, un detalle para que nuestros clientes sepan que estamos ahí. Es una pena ver como en Santander cada vez quedan menos librerías, ya que la mayoría se ha visto obligada a cerrar por culpa de la crisis. El servicio que se ofrece en un establecimiento de este tipo no es comparable con lo que puedes encontrar en un centro comercial y debemos ponerlo en valor, y que la gente se de cuenta.
-¿Durante cuánto tiempo trabajáis para que los pedidos lleguen a tiempo?
El mayor volumen de trabajo lo tenemos entre junio y octubre, que es cuando se empiezan a realizar todos los pedidos y comienzan a aparecer los problemas. 
La Ley de Educación se ha aprobado muy tarde y eso ha propiciado que muchos libros estén llegando con retraso. No es culpa de las editoriales, es un problema que viene desde la consejería de Educación. 
Todo el mundo quiere tener sus libros a tiempo, como es lógico, y nuestro trabajo consiste en conseguirlo lo antes posible.  Este mes supone una inversión muy fuerte para muchas familias de Cantabria y nuestra obligación es dar un servicio íntegro en todo momento.
 

Comentarios