domingo. 27.11.2022

El Ciclo de Conferencias sobre Prehistoria de Puente Viesgo se clausurará este miércoles, día 28, con una ponencia sobre la cueva prehistórica asturiana de El Pindal, que será impartida por Olivia Rivero, profesora de la Universidad de Salamanca, a partir de las 19:30 horas, en las antiguas escuelas de Vargas.

La Sociedad de Amigos de las Cuevas del Castillo clausura así la trigésima edición del ciclo, que este año ha estado dedicado Manuel González Morales por su contribución a la conservación y la difusión del patrimonio cultural e histórico. El ciclo, que ha contado con 14 conferencias, se inició el pasado 29 de junio con una ponencia del historiador José Manuel Barrera.

El propio Manuel González Morales, durante muchos años codirector de las excavaciones arqueológicas de la cueva prehistórica de El Mirón en Ramales de la Victoria, impartió la penúltima conferencia de este año, titulada '¿Qué es un prehistoriador?'.

Según González Morales, "parece que hoy en día cualquiera puede ser arqueólogo o prehistoriador y esto también afecta al mundo de la divulgación". "La formación de la mayoría de los investigadores más mediáticos hoy en día no proviene de la licenciatura de Filosofía y Letras y la especialidad de Prehistoria; son paleontólogos o licenciados en ciencias biológicas, geológicas o de medicina", señaló.

A su juicio, desde el descubrimiento de Atapuerca en 1994, "parece que triunfa el modelo paleo antropológico, que se basa en hallazgos fósiles como mejor manera para hacer llegar la prehistoria al gran público". Para el experto, "la inmediatez de la comunicación es un problema porque lo importante no es el hallazgo sino el proceso investigador que está detrás y que supone la mayor parte del trabajo".

El ponente hizo un repaso cronológico de los nombres propios asociados a la evolución de la prehistoria desde que ésta empezó a despertar el interés popular a principios del siglo XIX, principalmente en países escandinavos y en Reino Unido, y hasta que posteriormente Francia albergó los principales avances de la arqueología paleolítica.

González Morales aludió, entre otros, a Clark, Cristian Thomsen, Wilson, Lubbock, Boucher de Perthes o Paul Tournal, el primer prehistoriador que demostró la contemporaneidad de los humanos con ciertas especies extintas.

A diferencia de Francia, donde el estudio de la prehistoria se desarrolla en el entorno de las ciencias naturales, en España la primera cátedra de Prehistoria se creó en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Central de Madrid en 1922 de la mano Obermaier, recordó el conferenciante, que matizó que los prehistoriadores españoles anteriores a la Guerra Civil tuvieron una gran influencia alemana.

Sin abandonar la evolución de la prehistoria y sus profesionales en España, González Morales subrayó que a partir de 1960 comienzan a trabajar investigadores americanos vinculados a la llamada nueva arqueología basada en la antropología funcionalista y en una investigación "sistemática y rigurosa".

"Para estos investigadores que tuvieron una gran influencia en otros posteriores; lo primero es el asombro, la semilla de la ciencia; después, la investigación previa, las hipótesis, los experimentos, los resultados y, al final, llegan las conclusiones, que son la respuesta a la pregunta inicial", concluyó.

Comentarios