jueves 13/5/21
MÚSICA

Cantabria tiene el mayor número de salas de concierto por cada 100.000 habitantes

Por el contrario, la región está a la cola en espacios escénicos con respecto al conjunto de España.

Cantabria tiene casi dos salas de concierto por cada 100.00 habitantes
Cantabria tiene casi dos salas de concierto por cada 100.00 habitantes

Cantabria es la comunidad autónoma que tiene más salas de concierto por cada 100.000 habitantes, con 1,9, frente a la media nacional que es de 1,2 salas, según datos del Anuario de Estadísticas Culturales 2015 del Ministerio de Cultura.

La estadística, con datos correspondientes a 2014, revela que la región ocupa esta posición de liderazgo desde al menos 2010 (primeros datos disponibles) y desde entonces tampoco se ha modificado el número de salas, once, que sitúan a Cantabria, en términos absolutos, por delante de La Rioja (cinco), Navarra y Extremadura (7), Aragón (9) y Murcia (10).

La mayoría de las salas de conciertos de Cantabria son de titularidad pública (9 salas, el 81,8%) frente a dos privadas (18,2%). De este modo, la comunidad es la sexta con mayor porcentaje de salas privadas tras Baleares (28,6%), Comunidad Valenciana (28,4%), Cataluña (27,2%), País Vasco (22,2%) y Asturias (18,8%); y la sexta con mayor porcentaje de salas públicas tras La Rioja y Extremadura (100%), Castilla La Mancha (93,8%), Murcia (90%) y Navarra (85,7%).

Por el contrario, Cantabria es la segunda comunidad con menos espacios escénicos estables teatrales por cada 100.000 habitantes, con 2,4, solo por delante de La Rioja, que tiene 2,2, en ambos casos por debajo de la media nacional, que se situó en 3,3 salas en 2014.

En concreto, la comunidad cántabra dispone de 14 espacios teatrales de estas características, número que no ha variado desde 2010. Así, la región ocupa la posición de cola también en términos absolutos si bien dobla a la comunidad autónoma que cierra la tabla, La Rioja, que tiene siete espacios.

De los 14 con que cuenta Cantabria, 11 (el 78,6%) son de titularidad pública y los otros tres privada (el 21,4%). La mayoría (siete de ellos) tienen un aforo para entre 201 y 500 personas y hay cuatro con capacidad para entre 501 y 1.000 espectadores. Además hay una sala con cabida para entre 50 y 100 personas, otra de 101 a 200 y una con capacidad para más de 1.000 personas.

Además, la región acogió 17 festivales teatrales en 2014, un 13,3% más que en 2013, de los 654 que se celebraron en todo el país el citado año, por delante de Baleares (8), La Rioja (9), Aragón (12), Murcia (13) y Navarra (14).

También, Cantabria fue escenario de un festival de danza de los 319 que tuvieron lugar en 2014 por toda España excepto La Rioja, donde no se celebró ninguno.

Cantabria tiene 28 compañías de teatro, el menor número tras La Rioja (17), de las 3.617 que hay en España (0,8%). Esta cifra supone un incremento del 21,7% tanto en relación a 2013 como a 2010.

Además, la región acoge desde 2010 a ocho compañías de danza, en este caso el menor número por comunidades, equivalente al 0,9% del total que hay en España, donde ascienden a 937.

Y cuenta con 97 entidades musicales dedicadas a la interpretación, de las que la mayoría, 85, son coros. Además hay seis bandas, tres orquestas sinfónicas, una orquesta de cámara, una agrupación lírica y una agrupación de cámara.

Representaciones

Cantabria acogió en 2014 dos representaciones de género lírico (un tercio de las que un año antes) que congregaron a 3.000 espectadores y recaudaron 64.000 euros (frente a los 104.000 de 2013). Los espectadores por representación se dispararon un 81,8% al pasar de 825 a 1.500 y el gasto medio por espectador creció un 1,4%.

Además en 2014 hubo 15 representaciones de danza, una más que en 2913, que atrajeron a 19.000 espectadores (mil más). La recaudación ascendió a 257.000 euros (un 6,6% más) y los espectadores por representación descendieron ligeramente hasta los 1.267 (-2%). El gasto medio por espectador fue de 13,5 euros, un 1,5% más.

También se celebraron 211 conciertos de música clásica (un 2,4% más), si bien los espectadores descendieron un 7,2%, hasta los 64.000. La recaudación bajó un 9,8%, llegando a los 368.000 euros. La media fue de 303 espectadores por concierto y el gasto medio cayó una décima, de 5,9 a 5,8 euros.

Finalmente hubo 837 conciertos de música popular, casi un 20% menos que el año anterior, con 309.000 espectadores (un 18,2% menos) y una recaudación de 680.000 euros (un 14,9% menos). Sin embargo aumentaron los espectadores por concierto (de 362 a 369) y el gasto medio por espectador (de 2,1 a 2,2 euros).

Comentarios