domingo. 27.11.2022
PINTURA

El Archivo Catedralicio acoge la exposición de Indalecio Sobrino sobre los monjes trapenses

La muestra, compuesta por 21 cuadros y que llega por primera vez a Santander, hace un recorrido por el día a día de los monjes trapenses con los que el pintor convivió.

Inauguración de la exposición de Sobrino sobre los monjes trapenses
Inauguración de la exposición de Sobrino sobre los monjes trapenses

La sala de exposiciones 'Obispo Manuel Sánchez Monge' del Archivo Histórico Catedralicio y Diocesano de Santander acoge desde este viernes la exposición sobre los monjes trapenses 'La luz del silencio', del pintor santanderino Indalecio Sobrino.

La muestra, compuesta por 21 cuadros y que llega por primera vez a Santander después de estar expuesta en Palencia, hace un recorrido por el día a día de los monjes trapenses con los que el pintor convivió. De este modo, supone un fiel reflejo de su vida y trabajo. Los interesados podrán conocerla durante estos dos meses, todos los días, a excepción del domingo y lunes, en horario de 18.00 a 20.30 horas.

El objetivo de la exposición es trasladar el mundo interior a través de la luz que emana del silencio, ya que el trabajo del artista siempre ha estado enfocado hacia la representación de la figura humana reflejando la expresión en sus diferentes actividades.

En este sentido, el artista ha asegurado que esta muestra "es un poco atípica" en su obra ya que está acostumbrado a retratar personas de la danza y del jazz, "un mundo completamente distinto", pues la "tensión creativa" de ellos procede del exterior, de estar frente a frente con el público, en contraposición con la de estos monjes, que están acostumbrados a estar con ellos mismos.

Por su parte, la consejera de Presidencia, Interior, Justicia y Acción Exterior, Paula Fernández Viaña, ha puesto en valor la muestra afirmando que se trata de una "oportunidad única" para visitar la obra de "un pintor reconocidísimo" con "una sensibilidad artística increíble y muy volcado con el mundo del cine y de la danza".

"Se ha atrevido con una exposición muy complicada porque la expresión de los monjes de Trapa es muy difícil de poder trasladar a un lienzo y lo ha conseguido", ha valorado.