domingo 19/9/21
ECONOMÍA

La solicitud de préstamos se dispara tras el COVID-19

La crisis sanitaria ha afectado a un gran número de personas en España, ya que muchas se han quedado en paro, y por este motivo, los préstamos se han convertido en una eficaz solución para conseguir una prestación económica de manera rápida y sencilla, de manera que permita solventar los problemas que se hayan podido ocasionar tras la pandemia.

Numerosas familias han tenido que pedir créditos para poder subsistir
Numerosas familias han tenido que pedir créditos para poder subsistir

La llegada del Coronavirus a España ha tambaleado los cimientos económicos de muchas familias. Tanto es así, que en los últimos meses miles de personas se han quedado en paro y otras se han encontrado en situación de ERTE que, en muchos casos, continúa. 

La crisis sanitaria ha afectado a un gran número de empresas que han tenido que echar el cierre y a otros muchos sectores, tales como el turismo o la hostelería. El sector servicios ha sido el más machacado por el COVID-19 y es precisamente en este sector donde más trabajan los españoles, sobre todo en las épocas de primavera y verano, meses en los que ha azotado y sigue con más fuerza la pandemia en el territorio español. 

Ante esta nueva situación que se ha presentado, numerosas familias han tenido que pedir créditos para poder subsistir. Pero, lo cierto es que, en muchas ocasiones, solicitar una de estas ayudas económicas es complicado, puesto que las entidades bancarias suelen pedir bastantes requisitos para concederlas.

En base a esto, surge una alternativa muy cómoda, rápida y sencilla, se trata de préstamos rápidos sin papeles. Son créditos que ofrecen las entidades financieras privadas a los usuarios que lo necesiten, para los que apenas se necesita documentación y cuyo proceso se lleva a cabo de manera 100% online. Se tratan de créditos al instante, con los que se puede conseguir una determinada cantidad de dinero en unos minutos, sin necesidad de tener avales. 

¿QUÉ REQUISITOS HAY QUE CUMPLIR?

Para solicitar estos préstamos urgentes, los requisitos que piden estas entidades son mínimos, por este motivo la mayoría de personas que necesitan uno de estos créditos, suelen conseguirlo sin ningún tipo de problema, y en la mayor brevedad de tiempo. 

No suelen pedir papeles, de ahí que para realizar la solicitud correspondiente, solo sea necesario demostrar ser mayor de edad y presentar el DNI en vigor, así como ser residente en España, tener la titularidad de una cuenta bancaria y añadir un número de teléfono de contacto y una dirección de correo electrónico. 

Una vez que se hayan dado estos pasos, la obtención de estos préstamos online es bastante sencilla. En primer lugar, habrá que seleccionar el crédito que mejor permita cubrir las necesidades del usuario, y seguidamente, rellenar el formulario correspondiente con todos los datos que pidan en cada caso. 

Después, la entidad financiera escogida se encargará de realizar las comprobaciones necesarias para terminar dando la aprobación del crédito y así otorgarlo a la persona solicitante en cuestión de minutos. 

¿QUÉ VENTAJAS OFRECEN ESTOS PRÉSTAMOS?

Teniendo en cuenta la difícil situación que están viviendo muchas familias españolas, los préstamos rápidos online se han convertido en una excelente opción para conseguir dinero de una manera rápida y sencilla, puesto que ofrecen un gran número de ventajas. 

En primer lugar, hay que destacar que estos créditos permiten la posibilidad de solicitarlos fácilmente, teniendo en cuenta que apenas piden requisitos para ello y, los pocos que piden, son realmente sencillos de cumplir. 

Por otro lado, también hay que mencionar que las entidades financieras suelen dar una respuesta bastante rápida, por lo que en el caso de cumplir todas las exigencias, en un corto periodo de tiempo se puede disponer de la cantidad solicitada. 

Con respecto a estas cantidades, hay que decir que las entidades suelen dejar que los usuarios establezcan la cifra que necesitan, e incluso algunas de ellas, también permiten que los usuarios indiquen los plazos de devolución, siendo además bastante flexibles en este tema. 

Por supuesto, otra de las ventajas, es que todos estos trámites se pueden llevar a cabo de manera totalmente online. Lo que hace que se pueda agilizar el proceso y no tener que perder tiempo en desplazamientos hasta las entidades, con la cantidad de papeleo que además puede conllevar dicha situación.

¿PARA QUÉ SITUACIONES SE SUELEN PEDIR ESTOS PRÉSTAMOS?

En la actualidad, los usuarios se están decantando en mayor medida por solicitar los créditos para el alquiler. Hoy en día, son muchas las personas que viven en este régimen y, ante la crisis sanitaria que se ha dado en el país, hay quienes han decidido pedir estos préstamos económicos para poder hacer frente a estos pagos mensuales.

Esta situación se está dando en muchas familias, por este motivo, el Gobierno ha puesto en marcha una serie de ayudas para el alquiler. De esta manera, los inquilinos que presenten problemas para realizar estos pagos, pueden solicitar un préstamo hasta el día 30 de septiembre, con una cantidad máxima de 900 euros mensuales, para devolver hasta en 6 meses.

Dichos créditos se solicitan directamente en la entidad bancaria a la que pertenezcan, pudiendo cubrir hasta un total del 100% de la renta del mes. Asimismo, los préstamos cuentan con carácter retroactivo, puesto que permiten la posibilidad de cubrir los pagos de alquiler a fecha de 1 de abril. 

REQUISITOS PARA SOLICITARLOS

Este tipo de créditos los pueden pedir aquellas personas que se encuentran en régimen de alquiler, con un contrato legalizado y que, tras el estado de alarma, presentan en la actualidad una situación considerada de vulnerabilidad económica.

De igual modo, el inquilino tiene la obligación de acreditar que alguno de los miembros de la familia se ha quedado sin empleo o se encuentra en ERTE, al igual que aquellos que su jornada laboral ha sido reducida, así como los trabajadores autónomos.

En este sentido, para realizar la solicitud, los ingresos familiares mensuales no pueden superar en cinco veces el IPREM, siendo el límite de casi 2.700 euros. Por otra parte, también deben demostrar que los gastos básicos de la vivienda junto con el pago del alquiler, suman más del 35% del total de ingresos que percibe la familia de manera mensual.

Comentarios