martes. 06.12.2022
ECONOMÍA

Préstamos rápidos: ventajas, advertencias y cómo solicitarlos

Los préstamos rápidos son especialmente útiles en ocasiones de urgencia o de oportunidad
Los préstamos rápidos son especialmente útiles en ocasiones de urgencia o de oportunidad

Los préstamos son ideales para impulsarnos en algunos momentos de la vida donde la liquidez escasea. Cuáles son sus ventajas, para qué pueden usarse y cómo conseguir un préstamo sin correr riesgo de estafas.

CÓMO SOLICITAR UN PRÉSTAMO RÁPIDO

Un préstamo rápido es un producto financiero que permite obtener un monto dinerario, por lo general no muy elevado, en pocas horas. En algunos casos los trámites son aprobados en menos de 25 minutos. Es una herramienta que provee liquidez para un determinado momento de la vida en el que se la requiere con urgencia.

Hay una enorme variedad de empresas que ofrecen este servicio. Por eso, páginas como Incombi clasifican a los prestamistas y ayudan a los clientes a elegir una empresa segura que se adapte a sus necesidades.

Las sumas de los préstamos rápidos suelen ser menores a las que proporciona un crédito bancario, pero los trámites son mucho más sencillos. Por ser montos bajos, muchas de estas empresas no piden nómina ni aval para completar el registro. 

La devolución del monto solicitado se realiza a partir de una fecha estipulada antes de la firma del contrato. Muchos de estos préstamos son a un mes, pero pueden extenderse de acuerdo a la empresa contratada.

VENTAJAS DE LOS PRÉSTAMOS RÁPIDOS

Es un trámite rápido y sencillo. Una vez completados los datos personales y la información bancaria, la respuesta llega en apenas unos minutos. Son 100% digitales, es decir no hace falta moverse a una sucursal.

Los préstamos rápidos son especialmente útiles en ocasiones de urgencia o de oportunidad, cuando se necesita un monto mediano para cubrir un costo inesperado o para aprovechar una oportunidad de inversión.

Las personas que piden estos créditos pueden estar enfrentándose a una contingencia inesperada, como una reparación en casa o una avería del coche y necesitan solvencia para resolver lo antes posible. Otra ocasión para tomar un crédito es cuando aparece la oportunidad de crear una empresa o cuando se inscribe un hijo en un curso universitario y se necesita dinero para pagar la matrícula.

QUÉ ELEMENTOS DE LOS PRÉSTAMOS RÁPIDOS REQUIEREN NUESTRA ATENCIÓN

La primera desventaja de los préstamos rápidos es que no son tan contundentes como los préstamos bancarios. El dinero que prestan varía según la empresa, pero ronda un máximo de entre 1500 y 2000 euros por operación.

Otro elemento que requiere nuestra atención son las condiciones. La letra chica. Es necesario comprar y estudiar con detenimiento cuál es más conveniente de acuerdo a nuestras necesidades. Siempre pregunte por las tasas de interés y los plazos de devolución antes de tomar cualquier decisión.

Comentarios