lunes. 04.07.2022
SALUD

Negligencias médicas durante el parto: ¿cómo es el proceso de reclamación?

Es sumamente importante hacer las denuncias correspondientes
Es sumamente importante hacer las denuncias correspondientes

Las negligencias médicas son un hecho, de ahí la importancia de hacer las denuncias y reclamaciones de forma pertinente cuando proceda, tanto para que el afectado y su familia reciban una compensación por el daño generado, como también para sentar un precedente que pueda servir como base para mejorar los procedimientos y protocolos generales de seguridad, con el objetivo de reducir las tasas de negligencias y que el usuario tenga acceso a la mejor atención médica posible. 

Es sumamente importante hacer las denuncias correspondientes, porque de ello dependerá mejorar los protocolos y, adicionalmente, la víctima y sus allegados podrán recibir una compensación acorde con la situación afrontada, lo que, sin duda alguna, resultará de gran ayuda para hacer frente a gastos médicos derivados de dicha situación, tanto para el tratamiento de lesiones físicas como psicológicas. Las negligencias médicas, en algunas ocasiones, son inevitables, pero lo que sí podemos cambiar es la forma de afrontar dicha situación. 

Negligencias médicas durante el parto

Una de las formas de negligencia médicas más comunes son las ocurridas durante el proceso de parto, y estas ocurren, en muchas ocasiones, por no tomar las decisiones adecuadas de forma rápida y efectiva, pese a que el médico y demás miembros del personal sanitario contaban con la información necesaria para ello. Las consecuencias pueden ser: desde lesiones temporales en el bebé y la madre, hasta lesiones permanentes, y en casos más desafortunados, el fallecimiento del bebé y/o de la madre. 

La única forma de mejorar los protocolos de atención de seguimiento durante el embarazo, y luego, durante el proceso de parto, sin duda alguna, es haciendo las correspondientes reclamaciones en los casos en los que las mismas sean procedentes. Todo ese proceso, sin embargo, comienza con el deseo de la madre o del padre, al expresar que, desde su perspectiva, el personal sanitario no actuó de forma adecuada y ética durante el parto.

Es, justamente por lo anterior, que contar con un abogado especialista en el área, como rafaelmartinbueno.es, abogados negligencias médicas, puede ser determinante para hacer un análisis exhaustivo de la situación y determinar mediante pruebas, si efectivamente hubo o no, una situación de negligencia médica o mala praxis. 

A continuación compartimos cuáles son los pasos que se deben seguir para reclamar una negligencia médica durante el parto:

  • Solicitud de investigación

El primer paso, como comentamos anteriormente, nace del deseo expresado por la madre, el padre o ambos, de iniciar una investigación, al creer que el personal médico y sanitario no actuó como debería en dicha situación. Contactar con un abogado especialista en negligencias médicas es fundamental para guiarlos en ese proceso previo, que consiste en determinar si, efectivamente, hubo una negligencia médica.

  • Historial

El siguiente paso es recabar el historial médico completo, incluidas todas las pruebas que se le hicieron a la madre durante el embarazo, como también las pruebas realizadas durante el proceso de parto, entre las cuales destacan: el partograma, el historial clínico completo, el examen del pH fetal y las gráficas de monitorización fetal, entre otros.

  • Perito médico 

El perito médico es un profesional especialista en analizar la documentación médica, así como también hacer una valoración del daño corporal. Es el profesional encargado de evaluar las diferentes patologías, lesiones y generar una calificación en función de baremos establecidos previamente. Este profesional deberá evaluar todo lo relacionado con el parto, tanto el control llevado durante el mismo, como también las decisiones tomadas al momento del alumbramiento. La visión completa y con pruebas será determinante para establecer si efectivamente, hubo o no hubo, una negligencia médica. 

  • Viabilidad del caso

Una vez determinado lo anterior, el siguiente paso será hacer un estudio de la vía judicial. El abogado será el encargado de determinar cuál es la mejor vía para hacer la reclamación o demanda, para lo que deberá considerar aspectos que pueden ir más allá de la negligencia médica en sí, como también, dónde se generó la situación. Y es que los tiempos y la forma de abordar un proceso de negligencia médica pueden ser diferentes en función del lugar donde ocurrió el incidente. 

  • Términos de la indemnización

El abogado especialista en negligencias médicas será el encargado de determinar los términos de la indemnización, los cuales pueden incluir daños y perjuicios, así como también daños morales. Por otro lado, dependiendo de la situación, la demanda se presentará en tribunales administrativos o civiles, dentro del plazo permitido para ello. De ahí que el tiempo represente un factor crucial en estos procedimientos, porque de lo contrario, no será posible la admisión de la misma. 

¿Por qué presentar una reclamación por negligencia médica?

Las reclamaciones y demandas por negligencias médicas son determinantes para sentar un precedente que pueda ayudar a mejorar los protocolos de atención y seguridad, así como también para que las víctimas reciban una compensación económica, que si bien en algunas ocasiones no puede resarcir el daño, sí puede ayudar a hacer frente a los compromisos financieros que hayan derivado del proceso de recuperación. 

A continuación compartimos algunas poderosas razones por las que es recomendable hacer una reclamación, aunque los daños sean leves y temporales:

  • Compensación: hacer una reclamación de forma adecuada y de la mano de un profesional especialista en el área, puede ser la mejor garantía de obtener una compensación acorde con los daños ocasionados. Esa compensación suele ser de gran utilidad para el pago de terapias, medicamentos y otros aspectos claves para la completa recuperación del paciente.
  • Mejorar el sistema de atención sanitaria: si no hay reclamaciones, difícilmente se podrá mejorar el sistema de atención sanitaria general y de los partos, en este caso específico. Las demandas y reclamaciones son claves para determinar cuando un profesional no ha actuado de acuerdo con la ética profesional y hacer las correcciones pertinentes, con el objetivo de mejorar el sistema de atención, un aspecto fundamental para reducir accidentes y situaciones previsibles. 

Contar con la ayuda de un profesional altamente cualificado para esa tarea, es fundamental para obtener los resultados deseados, porque se trata de un procedimiento delicado que debe ser analizado, y en caso de proceder, hacer la reclamación dentro del período de tiempo correspondiente. 

Comentarios