domingo 19/9/21
SALUD

La música relajante tiene más beneficios para la salud de lo que imaginas

musica

Son muchos los beneficios que le aporta la música relajante al organismo. Mejora la función cerebral, cognitiva, ayuda a la concentración y el rendimiento, estimula a los bebés y niños, reduce el estrés y la ansiedad, además de disminuir las sensaciones de dolor.

Es por todos conocidos los beneficios que tiene la música para el organismo, principalmente porque genera estímulos al cerebro que repercuten en el día a día. Elegir un tipo de melodía determinada puede incidir enormemente en las emociones que se experimentan, lo que tiene una estrecha relación con la calidad de vida.

La mayoría de las personas tienen un ritmo de vida acelerado, lo que genera una gran carga de estrés, además de muchas responsabilidades y asuntos por resolver que ocasionan una gran ansiedad. 

En este sentido, es más que necesario tener momentos para desconectarse ya sea con meditación, una clase de yoga, un masaje o sencillamente estando en casa tumbados en la cama. Un aspecto común en estas actividades apacibles siempre va a ser una buena música relajante, la que trae numerosos beneficios a la salud, mucho más de lo que cualquiera se podría imaginar.

BENEFICIOS DE LA MÚSICA RELAJANTE

Como se mencionó anteriormente, uno de los principales beneficios de la música relajante es que contribuye notablemente en la reducción del estrés. Sobre este tema es importante señalar que años atrás investigadores del Mind Lab Institution, que se dedica a realizar estudios de neurociencia, concluyó que la canción “Weightless” del grupo musical inglés Marconi Union.

Otro beneficio muy apreciado que tiene la música relajante es que reduce la sensación de dolor, por lo que es muy recomendable que la escuchen pacientes que pasan por procesos postoperatorios, ya que será un momento placentero que le ayudará enormemente. 

Y es que científicos han determinado que estas melodías hacen que el organismo genere endorfinas lo que fortalece el sistema inmunitario.

Diversos estudios han concluido que la música relajante que tiene sonidos de la naturaleza, como el recorrido suave del agua o de animales, mejora sustancialmente la concentración, por lo que se utiliza en el tratamiento de niños con TDAH (trastorno de atención por hiperactividad).

De igual forma, se ha comprobado que este tipo de música mejora la función cerebral, es como una “gasolina” para las neuronas, haciendo que la persona tenga un estado de bienestar que optimiza su razonamiento y potencia las aptitudes espacio-temporales.

Escuchar música relajante antes de dormir favorece el descanso nocturno, ayuda a eliminar preocupaciones y a reducir los pensamientos desgastantes que se convierten en ansiedad. 

Otras ventajas son la estimulación adecuada para bebés y niños, ayudar a la meditación y también al estudio, mejorar la memoria, el rendimiento en el ejercicio físico y mucho más.

TIPOS DE MÚSICA MÁS RECOMENDADA

Entre los géneros de música relajante que más aportan beneficios no se puede dejar de mencionar la clásica, una de las que más tiene capacidad de transmitir emociones a quienes la escuchan. 

La música de Mozart, por ejemplo, ha sido reconocida como una de las que más contribuye a generar un buen equilibrio entre el cuerpo y la mente y balancear la energía.

Tal y como se explicó anteriormente, los sonidos de la naturaleza también generan muchos beneficios. El sonido de la lluvia, el canto de una ballena, el correr del agua de río, entre otros, tienen propiedades catárticas para el organismo. La mezcla de sonidos de la naturaleza con la música clásica, le aportan a las melodías las condiciones perfectas para la meditación efectiva.

Un tipo de música relajante también muy escuchada es el estilo lounge, el que se caracteriza por una combinación de ritmos sin mucha instrumentación. Tiene influencias de otros géneros como el blues, bossa nova, música electrónica, jazz, entre otros.

Otra variante es el estilo chill out, un tipo que engloba varios estilos de música electrónica de ritmo suave, con toques experimentales y bases electrónicas.

Los estudiosos del tema han concluido que es ideal la música que tenga tiempos entre 60 y 80 golpes por minuto, que se asemeja al ritmo cardíaco normal.

Comentarios