martes. 07.02.2023

Nueva York es una ciudad repleta de atracciones y ‘sightseeings’ para visitar. Dependiendo de la época del año en la que se la frecuente, estos ‘spots’ pueden modificarse o suelen cambiar las recomendaciones de los expertos. Recorrer los diversos distritos que forman la ciudad, es una gran forma de culturizarse en las distintas costumbres que se aglomeran en este polo turístico mundial.

En la temporada navideña, una de las particularidades que ronda por la gran manzana, son las decoraciones y las luces que se condicen con esta etapa final del año. En el distrito de Brooklyn, en el margen suroeste, se encuentra un pequeño barrio conocido como Dyker Heights, que se relaciona directamente con este dictamen estético local. Este vecindario residencial, familiar, queda en una colina la cual lo eleva por sobre el resto del contraste neoyorkino. Dyker es reconocido como el barrio de las luces y ahora veremos por qué. Te recomendamos el portal Mi Viaje a Nueva York, si quieres hacer una excursión a Dyker-Heights.

¿DÓNDE Y CUÁNDO DISFRUTARLO?

El fin de semana de Acción de Gracias, el cuarto Jueves de Noviembre comienzan a aparecer las primeras decoraciones. Ya para el Black Friday, la mayoría de las casas ya cuentan con luces. En la Décima Avenida, es donde se reúnen los palacetes más bonitos. En las intersecciones entre la calle 83 y la 85, encontraremos el epicentro del fenómeno. Sin embargo, siempre recomendamos recorrer todo el barrio y en plena Navidad, ya que será el momento cúlmine de esta rareza cultural.

EL ORIGEN DE TODO

En 1986, una ahora famosa habitante de Dyker Heights se decidió por llenar de luces su casa. Accionar que fue copiado rápidamente por sus vecinos. Desde entonces se ha acrecentado una cultura de competencia sana entre todos los pobladores del barrio, donde gastan miles y miles de dólares en sus decoraciones navideñas.

En las distintas interpretaciones festivas, podemos encontrar a Santa Claus en los techos o al trineo y Rodolfo el reno, o hasta los duendes jugueteros. Cada vecino le da su impronta a su casa. Es así, como la imagen de un barrio propio de los suburbios de clase media de Nueva York, se fue convirtiendo poco a poco en un atractivo que reúne a millones de turistas, año tras año.

DE INDICIO A FENÓMENO

Fue tal la expansión de este fenómeno, que han surgido empresas y emprendimientos los cuales se encargan de instalarte tu decoración. Otras compañías, directamente venden objetos por separado, por lo cual se han abierto mercados especializados en esta temática. Toda esta manifestación continúa creciendo paulatinamente, de modo que hasta existen tours organizados que facilitan la llegada de visitantes. Estos duran casi 4 horas, donde podrás recorrer las profundidades de toda la zona.

En muchas películas o series, han aparecido casas de esta zona barrial, ya que son consideradas las casas mejor decoradas de todo Estados Unidos. Algunos vecinos gastan hasta 30 mil dólares en decoraciones, una suma exuberante para dicha ocasión. Si de verdad estás buscando empaparte en espíritu navideño, Dyker-Heights puede ser tu alternativa de viaje favorita.

Comentarios