miércoles 1/12/21
SOCIEDAD

Estrategias de inclusión: actos y actitudes para ayudar a personas con discapacidad a sentirse integradas

Los actos para ayudar a las personas con discapacidad son el primer paso para construir una sociedad más inclusiva en la que todos tengan las mismas oportunidades. Por ello, cada vez es mayor el número de soluciones que se adaptan a las necesidades de las personas con discapacidad, como por ejemplo, los coches para sillas de ruedas.

Para lograr una mayor inclusión es necesario educar a la sociedad
Para lograr una mayor inclusión es necesario educar a la sociedad

El mundo necesita más personas dispuestas a realizar actos para ayudar a las personas con discapacidad, el simple hecho de incluirlas en las actividades cotidianas es uno de los primeros pasos para impulsar más políticas, prácticas y espacios inclusivos dentro de las comunidades y organizaciones.

Es importante entender que las personas con discapacidad no siempre tienen la posibilidad de adaptarse al contexto en el que viven. Afortunadamente, el avance de la tecnología ha permitido el desarrollo de soluciones como la adaptación de diferentes modelos de coche para sillas de ruedas, que pueden ayudar a las personas a desplazarse fácilmente de un lugar a otro.

Por supuesto, para lograr una mayor inclusión es necesario educar a la sociedad y promover actos que ayuden a las personas con discapacidad. Aunque muchos pueden sentirse desconcertados al convivir con una persona con necesidades especiales, informarse al respecto es una de las tareas más importantes para seguir avanzando en el camino de la inclusión.

¿CÓMO INTEGRAR A LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD EN LA SOCIEDAD?

La inclusión dentro de la sociedad brinda a las personas con discapacidad la oportunidad de disfrutar de los mismos beneficios y poder realizar todo tipo de actividades cotidianas. Esto es de suma importancia, ya que es una forma de ayudarles a dejar de sentirse diferentes y comenzar a ser más activos.

Estas son algunas de las principales acciones que se emplean para incluir a las personas con discapacidad.

Inclusión en distintos programas

Por ejemplo, cuando se trata de inclusión y salud, una forma de hacer que las personas con discapacidad disfruten de los mismos beneficios es realizando actividades en la comunidad adaptadas a sus necesidades especiales.

Las jornadas de nutrición o ejercicio para mejorar la movilidad independiente, así como las actividades deportivas y recreativas, son valiosas acciones que se deben llevar a cabo.

Soluciones de movilidad

Al tener una discapacidad, cosas tan simples como moverse de un lugar a otro se convierten en un desafío. Por ello, el desarrollo de soluciones como los vehículos para sillas de ruedas han marcado una enorme diferencia en la vida de estas personas. De esta forma, es posible disfrutar de un mayor grado de libertad e independencia.

Inclusión en las áreas de trabajo

La inclusión en las empresas es de suma importancia, pues las personas con discapacidad son uno de los colectivos con mayor riesgo de exclusión a la hora de conseguir un empleo. Unido a esto, los prejuicios sociales y la discriminación complican aún más la situación.

Por este motivo es deber de las empresas hacer un esfuerzo por aplicar políticas de inclusión y entender los actos para ayudar a las personas con discapacidad.

ACTITUDES QUE AYUDAN A LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD

Para lograr una completa integración dentro de la sociedad es fundamental fomentar actitudes que ayuden a las personas con discapacidad y dejen a un lado los prejuicios. Estas acciones positivas ayudan a mejorar la calidad de vida dentro de un ambiente sano y lleno de oportunidades.

Estas son algunas de las acciones que pueden ayudar a las personas con discapacidad:

  • Las personas con discapacidad agradecen cuando a su alrededor se actúa con naturalidad y se evitan las diferencias de trato.
  • Prestar ayuda solo cuando sea necesario y positivo.
  • Compartir experiencias, historias, momentos o actividades. Las personas con discapacidad no se diferencian en nada del resto y tienen derecho a pasar ratos con amigos sin limitaciones.
  • Hacerles partícipes de las actividades del hogar que puedan realizar sin complicación, como por ejemplo cuidar el jardín, renovar la pintura o pasear al perro.
  • Brindar confianza y seguridad. En la mayoría de los casos solo basta con estar a su lado y acompañarlos en el día a día.
  • No referirse a la discapacidad, a menos que sea estrictamente necesario.

La inclusión comienza al entender la relación entre las personas con necesidades especiales y su participación en la sociedad, por ello, es necesario conocer cuáles son los actos para ayudar a las personas con discapacidad. De esta manera, se podrá garantizar que todos tengan las mismas oportunidades en la sociedad y puedan alcanzar sus metas.

Comentarios