lunes 20/9/21
SALUD

Conoce la mejor opción de asesorías en casos de negligencias médicas en partos

Las negligencias médicas en partos son episodios muy dolorosos, no solo a nivel físico, sino también emocional, para la víctima y sus allegados. Determinar que en efecto se dio la mala praxis e iniciar el correspondiente proceso legal, tiene una alta complejidad técnica-jurídica, que debe ser abordada por especialistas. Un abogado que se ha convertido en referencia en este ámbito, por su experiencia y casos ganados, es el Dr. Rafael Martín Bueno.

Entre las negligencias médicas más comunes en España, están las que se producen durante los partos
Entre las negligencias médicas más comunes en España, están las que se producen durante los partos

Se habla de negligencias médicas cuando se producen malas praxis por parte del personal de la salud, que derivan en muertes o lesiones en los pacientes. En su mayoría, estos casos se originan por intervenciones mal realizadas, infecciones hospitalarias, retrasos en ambulancias, entre otras causas. Dos circunstancias que también suelen estar presentes en estas situaciones son: errores en diagnósticos o pérdida de oportunidad terapéutica.

Entre las negligencias médicas más comunes en España, están las que se producen durante los partos. Por ejemplo, en 2018, en un informe el Defensor del Paciente informó que 148 niños nacieron con alguna discapacidad como consecuencia de partos inadecuados o con fórceps, procedimientos que ocasionaron en los bebés sufrimiento fetal, parálisis braquial o cerebral.

En los casos de negligencias partos, las víctimas pueden ser las madres y los bebés. En lo que respecta a los recién nacidos, el episodio más común es el sufrimiento fetal, además se da con frecuencia la distocia de hombros.

En el caso de la madre, las lesiones que más se producen son los desgarros vaginales. Se han dado casos extremos, además, de hemorragias obstétricas que producen la muerte de la madre.

Cuando se presenta una situación derivada de una negligencia médica en el parto, la madre o su familia seguramente se preguntarán ¿qué hacer? La respuesta es sencilla, contar con la asesoría legal adecuada, y para este trabajo una recomendación siempre acertada puede ser contar con el apoyo de un especialista como el Dr. Rafael Martín Bueno, un abogado que se ha convertido en referencia en toda España por defender los derechos de las víctimas de negligencias médicas, no solo de partos, sino de procedimientos relacionados con el área médico-sanitaria en general.

Rafael Martín Bueno lleva más de 20 años dedicado a esta área del Derecho, que es bastante compleja, pero en la que ha tenido gran éxito, ya que en todo este tiempo ha obtenido los conocimientos jurídicos, médicos y técnicos necesarios para salir airoso en los juicios que tienen como centro de debate, los errores en la atención sanitaria.

En su completa y muy práctica página web, se puede conocer su colección de casos ganados, que son testimonio fiel de su experiencia. Se trata de reconocidas indemnizaciones que ha obtenido el especialista gracias a sus habilidades.

Este profesional tiene como clave del éxito, su especialización y trayectoria, lo que le ha permitido rebatir los argumentos que presentan ginecólogos y obstetras de centros de salud privados y públicos, que han sido objeto de demandas por casos de negligencias médicas que han afectado a madres y bebés.

¿POR QUÉ SE DEBE CONTAR CON UN ESPECIALISTA?

Las negligencias médicas son episodios dolorosos, no solo a nivel físico de quien las padece, sino también a nivel emocional, tanto de la víctima, como de sus familiares. Al ser casos que a nivel técnico-jurídicos son complejos de gestionar, es imprescindible contar con un especialista en negligencias médicas; y si se trata de una mala praxis en un parto, si el abogado tiene experiencia en esta área, mucho mejor.

Un abogado especialista en negligencias médicas en partos, como es el caso del Dr. Rafael Martín Bueno junto a todo su equipo integrado por peritos, sanitarios, tasadores, tiene la pericia y los conocimientos para tratar estos casos, que no son fáciles de abordar. Y es que la gravedad que revisten las negligencias médicas en partos, requiere respuestas contundentes, las cuales solo se pueden obtener con el asesoramiento de profesionales expertos y cualificados.

ALGUNOS ASPECTOS IMPORTANTES A TENER EN CUENTA

Es importante tener en cuenta algunos aspectos cuando se trata de un caso que aparenta ser una negligencia médica en un parto. Hay que tener en cuenta que no toda lesión que se produce en este tipo de procedimiento médico se deriva de una negligencia médica.

Antes de empezar cualquier proceso legal, hay que estar seguros de que realmente se trata de una negligencia médica y esto se logra con la realización de un estudio concreto y preciso del caso. Se trata de un análisis que no es para nada sencillo, ya que hay pacientes en los que las secuelas de la negligencia médica se ven incluso meses después del alumbramiento.

Es por esta razón, además, que es imprescindible contar con un equipo especializado en negligencias médicas liderado por un abogado experto e integrado por diferentes colaboradores, que tendrá la misión de determinar si en efecto se está ante la presencia de una mala praxis y, de ser afirmativo, hacer los cálculos de la indemnización que se debe exigir, y comenzar las acciones judiciales y extrajudiciales a las que haya lugar para que sean respetados los derechos de las víctimas y sus familiares.

Aparte de la los documentos que se necesitan para iniciar todo el proceso:

  • Partograma: es un gráfico en el que se reflejan todos los detalles del parto, entre estos, frecuencia, intensidad y duración de las contracciones uterinas, la dilatación cervical y frecuencia cardíaca fetal.
  • Gráficas de monitorización fetal: son las que reflejan la frecuencia cardíaca del bebé durante el parto y que indican si se está produciendo sufrimiento fetal, lo que puede necesitar la actuación del equipo médico para evitar que se prolongue.
  • PH fetal: existen dos pH fetales, uno es el de calota fetal, que determina el equilibrio del ácido básico mediante una gota de sangre del cuero cabelludo del pequeño; y el otro el pH del cordón umbilical, que tiene el mismo fin, pero partiendo de arterias y venas del cordón umbilical. Estas pruebas reflejan el estado de salud del bebé y muestran señales de riesgos ante los que se deben activar los protocolos sanitarios.

Como se puede ver, todo lo que implica el estudio para determinar la negligencia médica en un parto y el proceso legal correspondiente, requiere atención especializada. Es vital tener el apoyo adecuado y preciso para hacer con éxito las reclamaciones correspondientes, como el que presta el Dr. Rafael Martín Bueno y todo su gran equipo multidisciplinario.

Comentarios