viernes 24/9/21
ANIMALES

Confinamiento: tener una mascota ayuda a sobrellevar el distanciamiento social

Una mascota es un miembro más de la familia y probablemente lleve mucha alegría a tus días
Una mascota es un miembro más de la familia y probablemente lleve mucha alegría a tus días

Durante el último año se han visto aumentos en las tasas de depresión y ansiedad causadas por el distanciamiento social, pero también por la situación incierta que nos ha tocado vivir. Y a pesar de que son muchos los aspectos negativos con los que hemos lidiado, más del 70% de los españoles confirma que tener una mascota en casa les ha ayudado a sobrellevarlos.

Según un estudio realizado por la Fundación Affinity, 3 de cada 4 personas afirman que su perro o gato ha sido un gran amparo durante el confinamiento. Desde brindar compañía, mantenernos activos y requerir una rutina, son muchas las ventajas de tener una mascota en estas situaciones.

SALIDAS Y SALUD

Sin dudas una mascota es un miembro más de la familia y probablemente lleve mucha alegría a tus días. Además de ser una excelente compañía y un gran apoyo emocional, las mascotas requieren cuidado y rutinas, que dependen enteramente de nosotros.

Al principio del confinamiento, tener un perro era un lujo: era de las únicas salidas “libres” que podían hacerse en la calle, por lo que un perro significaba poder salir y también tener cierta rutina en el día a día. Y sumado a los horarios de comida, sueño o juego que los animales suelen tener más marcados, una mascota ayudaba a mantenernos dentro de distintos hábitos cuando los días parecían siempre iguales.

Cuando las restricciones se relajaron un poco y contábamos con tanto tiempo libre entre manos, las mascotas, pero sobre todo los perros, fueron los mejores compañeros para ejercitarse y mantener nuestra salud física. Para tener una buena salud mental es necesario también tener el cuerpo sano, y esto se evidenció en gran medida durante el confinamiento.

Otro de los beneficios de tener tiempo libre es que muchas personas decidieron cambiar sus hábitos: de deporte, de alimentación o de trabajo. Muchas personas contaban con más tiempo para investigar sobre ciertas marcas, hacer las compras o ver tutoriales y esto se tradujo en un aumento de las recetas caseras y una mejora en hábitos alimenticios.

Y si bien la comida casera para las personas es una buena alternativa, hacer lo mismo para mascotas no es tan fácil. Es importante recordar que las necesidades de los perros son diferentes, y que muchos alimentos que son necesarios para nosotros pueden ser contraindicados para nuestras mascotas.

Una dieta desequilibrada o comer demasiada comida “de humanos” puede provocar alergias alimentarias, deficiencias nutricionales o un exceso de nutrientes en nuestros animales de compañía. Es por eso que los veterinarios aconsejan siempre alimentar a nuestras mascotas con comida especial.

Como consecuencia, se ha visto una tendencia de elegir alimentos de alta calidad para las mascotas, que se elaboran a partir de carne y productos naturales, y contienen todos los nutrientes necesarios. En estos productos, todos los nutrientes están equilibrados y ofrecen la mejor proporción de proteínas, grasas y carbohidratos para el organismo de los perros. Entre la gran variedad de marcas y alimentos que hay en el mercado destaca la empresa ecológica y de origen alemán Bellfor, que produce alimento para perros con proteína de insectos. Indudablemente, cuidar de la salud de cada miembro de la familia fue algo positivo que nos ha dejado este 2020.

MÁS MASCOTAS, MENOS ABANDONOS

Aunque muchas personas disfrutaron de sus mascotas durante la pandemia, no todos los perros y gatos han tenido la misma suerte. Desde mascotas abandonadas por no poder hacer frente a sus gastos en una crisis económica hasta mascotas que perdieron a sus dueños por el covid, este año ha sido duro también para los animales de compañía.

Incluso han habido casos de abandono por creer que estos animales podían contagiar el coronavirus, lo que se ha demostrado como falso, y también ha habido personas que alquilaban perros para poder salir a la calle en las épocas más restrictivas del confinamiento.

Es indispensable pensar en que estos animales son seres vivos, que desde que son adoptados pasan a formar parte de la familia, y por lo tanto ser sensatos con su adopción. No basta únicamente con sentirse solos durante el confinamiento para adoptar un perro o gato, es necesario comprender las responsabilidades y el compromiso a largo plazo que esto conlleva, incluso luego de la pandemia.

El confinamiento y el distanciamiento social evidentemente pone un peso en nuestra salud mental y bienestar, pero eso no puede solucionarse adoptando una mascota. La adopción es una decisión que debe ser tomada de forma responsable y consensuada entre los miembros de la familia o convivientes, para poder darle a ese perro o gato la mejor vida posible.

Comentarios