viernes 24/9/21
FERTILIDAD

Cómo se puede mejorar el esperma

Existen ciertos hábitos que son nocivos para la salud de cualquier persona, pero aún más para quienes desean ser padres
Existen ciertos hábitos que son nocivos para la salud de cualquier persona, pero aún más para quienes desean ser padres

Cuando una pareja busca un bebé, la fertilidad masculina siempre parece estar en un segundo plano, pero lo cierto es que la calidad del esperma resulta fundamental para lograr un embarazo en poco tiempo. Por suerte existen muchos consejos que los expertos recomiendan a los hombres que desean ser padres para mejorar el esperma.

¿QUÉ FORMAS EXISTEN DE MEJORAR LA CALIDAD DEL ESPERMA?

Las más efectivas para conseguir resultados reales son las que se muestran a continuación:

TOMAR SUPLEMENTOS ANTIOXIDANTES

El consumo de suplementos está demostrando ser de gran ayuda para mejorar la calidad del semen. Productos como los que podemos encontrar en esta guía de suplementos incluyen ingredientes como son el zinc, el selenio, el Omega-3 o la coenzima Q10, todos ellos ingredientes que mejoran la fertilidad masculina. Lo habitual es que la calidad del esperma mejore notablemente pasados unos 3 meses tras iniciar el consumo de suplementos.

CUIDAR LA ALIMENTACIÓN

El poder de la alimentación para mejorar la calidad seminal es muy importante. Está comprobado que el consumo diario y frecuente de alimentos como son las frutas, hortalizas, verduras de hoja verde o la leche entera ayuda a mejorar la cantidad de espermatozoides en el semen y su movilidad. Esto es posible gracias a su elevada concentración en vitaminas y antioxidantes.

DEJAR HÁBITOS NOCIVOS PARA LA SALUD

Existen ciertos hábitos que son nocivos para la salud de cualquier persona, pero aún más para quienes desean ser padres. El consumo de tabaco, de alcohol o de drogas como el cannabis reduce la fertilidad. El tabaco incluye más de 4000 sustancias tóxicas que reducen el volumen y la motilidad del semen. El alcohol y el cannabis tienen un efecto similar afectando a la movilidad de los espermatozoides e incluso a la disfunción eréctil. Al consumir tabaco, alcohol u otras drogas, las probabilidades de conseguir un embarazo se reducen drásticamente.

ALCANZAR UN PESO CORPORAL SALUDABLE

El consumo de alimentos como frutas y verduras no solo sirve para mejorar la calidad del semen, sino también para bajar el peso corporal. Existen estudios científicos que han demostrado que un índice de masa corporal (IMC) elevado afecta tanto al número de espermas como al movimiento de los mismos. Lo ideal es alcanzar un IMC saludable para la estatura y edad del varón.

ACTIVIDAD FÍSICA Y REDUCCIÓN DE ESTRÉS

Practicar ejercicio físico es beneficioso para incrementar el nivel de ciertas enzimas antioxidantes muy poderosas que ayudan a proteger el esperma. Además, también es bueno para reducir y controlar los niveles de estrés, ya que el estrés puede causar estragos a nivel hormonal y reducir la producción de esperma. El deporte siempre es beneficioso para la salud física y mental y también para la fertilidad.

Estas son algunas de las claves para mejorar la calidad del esperma, tanto en número como en movilidad. Los hábitos saludables, el consumo de suplementos y dejar atrás adicciones nocivas para la salud pueden incrementar la fertilidad masculina en pocas semanas y conseguir el objetivo final: el embarazo.

Comentarios