domingo 29/5/22

Cuando se compra una casa propia, se va a trabajar o estudiar a otra ciudad, se cambia de vida o se independiza de los padres, las mudanzas son las protagonistas y, aunque emocione, el salto que se está dando a una rutina nueva y diferente, pueden ser eventos traumáticos si no se hacen como es debido.

¿Cómo hacer una mudanza?

Si se desea hacer las cosas bien se pueden seguir estas recomendaciones:

Hacer una lista

Esta lista debe contener todas las cosas por hacer con fechas para llevarlas a cabo con comodidad y antelación.

Hacer limpieza previa y clasificar

Para llevar a la casa nueva lo realmente útil. Del resto hay que estratificar lo que se tirará, regalará o venderá.

Trazar un plan para embalaje

Se debe comenzar con las cosas y pertenencias que no se vayan a necesitar mientras aún no se haga la mudanza y se dejará de último las cosas que serán necesarias antes de salir de la casa. Así todo se hará en orden.

Etiquetar o rotular las cajas

Esto es muy importante para que cuando se llegue a la casa nueva, podamos saber con facilidad y rapidez en cual habitación van las cajas y lo que contiene cada una. Identificar es la clave.

No sobrecargar las cajas

Las cajas no deben estar muy pesadas para evitar accidentes durante su transportación.

Prepara un kit con cosas útiles

Conforme se va guardando todo lo que se necesita, se debe dejar fuera un kit que permita vivir con cierta comodidad mientras no se realice la mudanza.

Organizar lo que la empresa de mudanzas no transportará

Como químicos, plantas o cosas especiales que la empresa de mudanza, por ley no puede transportar. Se tendrá que buscar contenedores especiales para su traslado.

Preparar los documentos y el papeleo

En caso de que sea necesario, se debe tener en regla la documentación exigida en carretera por las autoridades y trámites similares.

Embalar los muebles y electrodomésticos

Para que no sufran daño alguno durante la mudanza, ni en el trayecto que duré ir de un sitio a otro. Existen materiales como el plástico de burbujas para cubrir las cosas que puedan ser frágiles.

Empacar la ropa

Para esto sirven las maletas, pero no se debe dudar usar bolsas especiales para transportar ropa de cama, toallas y almohadas con mayor comodidad y para que ocupen menos espacio en el camión.

Preparar la nevera

Se deben seguir las instrucciones que están en las etiquetas del fabricante que dicen cuánto tiempo deben permanecer desenchufadas las neveras antes de volver a conectarlas, tras una mudanza.

Empacar los medicamentos

Esto debe hacerse con mucho cuidado dependiendo de cada producto y en cajas rotuladas y marcadas. Hay que dejar fuera las píldoras y tratamientos que vayan a ser necesarios mientras dure y se desempaque la mudanza. Estos deben ser parte del kit de cosas útiles.

Organizar la agenda

Para que los días previos a la mudanza, así como el día en cuestión y los siguientes se pueda tener tiempo para poner todo orden y desempacar todo en la nueva casa con comodidad.

Redireccionar el correo

La correspondencia debe llegar a la nueva casa sin contratiempos.

¿Contratar una empresa?

Como se verá, las mudanzas traen la emoción de las cosas nuevas, pero también requieren un tiempo precioso y una capacidad de organización muy grande. Si no se dispone de todo esto, lo mejor es contratar una empresa como Mudanzas y Servicios AD que presta este tipo de servicios y se encarga de absolutamente todo. 

Empresas de mudanzas como esta vacían los pisos u oficinas, embalan todo lo que se debe llevar, lo acomodan en la nueva casa sin necesidad de que se tenga que hacer nada, solo contratarlos y fijar las fechas para recoger y llevar a cabo el proceso. 

Son servicios muy cómodos, ejecutados por profesionales altamente calificados con experiencia en mover muebles, cargar cajas sin poner en peligro su contenido y con un orden y una rigurosidad que da gusto, porque solo hay que ir de la casa que se deja, a la nueva y tener todo bien organizado.

Comentarios