sábado 19/6/21
INTERIOR

Zoido usa un atestado policial falso para justificar el ascenso del policía condenado por torturas

El ministro del Interior justifica el ascenso de Héctor Moreno a jefe de Policía de Cantabria en una carta dirigida a Revilla en la que obvia la sentencia judicial, que es muy clara respecto a los golpes y la participación del comisario implicado.

Carta de Zoido a Revilla. Foto: Público
Carta de Zoido a Revilla. Foto: Público

Juan Ignacio Zoido falta a la verdad. El ministro del Interior ha enviado una carta al presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, para justificar el nombramiento como nuevo jefe de Policía de Cantabria de Héctor Moreno García, comisario que fue condenado por torturas e indultado por un Gobierno del Partido Popular en 1998, tal y como reveló este medio. En la misiva, a la que ha tenido acceso Público, el ministro ofrece al presidente prácticamente la misma explicación que los policías implicados, entre los que se encontraba Héctor Moreno, relataron en su atestado policial. El problema es que ese mismo atestado policial fue declarado falso por la Audiencia Provincial de Madrid, que decidió condenar a los agentes por delitos de torturas y detención ilegal, entre otros, tal y como recoge la sentencia judicial a la que también ha tenido acceso Público.

El ministro, explica a Revilla, tras relatar una larga lista de méritos de Moreno, que "el Comisario Moreno participó como un miembro más en un dispositivo para la localización y detención del autor de un atraco a un miembro de la Policía Nacional" cuando "un grupo de personas rodearon a un coche policial, agrediendo a los agentes que estaban en su interior, motivo por el cual pidieron ayuda a otros compañeros produciéndose varias detenciones, entre ellas la de una de persona que denunció a los policías".

Los hechos probados de la sentencia judicial de la Audiencia Provincial de Madrid, no obstante, reflejan una realidad bien diferente. La propia sentencia señala que los hechos quedaron en el atestado policial de "modo distinto al real" y que los acusados "faltaron a la verdad cuando narraron los hechos".