jueves. 01.12.2022
URBANISMO

Vecinos de El Pilón piden sustituir la prórroga de tres meses por una modificación puntual del PGOU

En un recurso presentado en el Ayuntamiento piden también que se garantice el derecho de realojo en el barrio.

Los vecinos del Pilón, frente a sus casas
Los vecinos del Pilón, frente a sus casas

Según ha comunicado este jueves la Plataforma Vecinos de El Pilón, los propietarios de las viviendas que, según el PGOU de Santander, van a ser derribadas para construir en su lugar dos bloques de ocho alturas, han registrado en el Ayuntamiento de Santander recursos de reposición en los que reclaman a la Junta de Gobierno la aprobación inicial de la modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) para garantizar el derecho al realojo en el mismo barrio.

En dicho recurso los vecinos piden que se sustituya la suspensión temporal aprobada que, a su juicio, "no resuelve en absoluto los problemas originados" por la ordenación prevista para esta zona en el PGOU municipal, por la aprobación inicial de la modificación puntual del PGOU que reclaman.

También solicitan que se modifique también el sistema de actuación para el área, pasando de compensación a cooperación, y que se suspenda cualquier actuación o tramitación sobre El Pilón a partir de la aprobación inicial de la modificación puntual del PGOU que piden.

Según se expone en el recurso, la suspensión temporal "no constituye garantía suficiente de reconocimiento y respeto de sus derechos como habitante" que la ordenación prevista para ese barrio en el PGOU vulnera.

Asimismo, insisten en que la suspensión temporal de la tramitación que se aprobó "no tiene en absoluto nada que ver con la búsqueda de soluciones negociadas con la promotora para que el derecho al realojo de forma absoluta se materialice en el propio barrio y en condiciones acordes con la capacidad económica real de los vecinos", y señalan que no sirve para resolver el "problema del desalojo" al que se ven "sentenciados".

Para los vecinos que han presentado el recurso, la suspensión temporal que aprobó el pasado septiembre la Junta de Gobierno del Consistorio busca "evitar que las protestas vecinales puedan afectar negativamente al Partido Popular, en el que militan el alcalde y el resto del equipo de Gobierno del Ayuntamiento, durante el periodo electoral hasta el próximo 20 de diciembre".

Afirman que lo aprobado en Junta de Gobierno tiene "efectos jurídicos nulos" para resolver los "problemas sociales" generados, según estos vecinos, por la ordenación prevista, y consideran que la resolución contra la que ahora presentan recurso es "carente de contenido y de eficacia y que no responde en absoluto a las reiteradas alegaciones y propuesta formuladas por la plataforma vecinal" de modificar el PGOU.

En el recurso, se mantiene que la ordenación urbanística prevista vulnera los derechos fundamentales, recogidos en la Constitución: el de una vivienda digna y la participación de la sociedad en las plusvalías urbanísticas; el de no privación de la propiedad, salvo causa de utilidad pública que lo justifique, y el de no discriminación --señalan que ha habido modificaciones del PGOU "en beneficio de determinados y concretos propietarios" y critican que ahora a ellos se les niega.

Para los vecinos, lo que ocurre en su caso es un "pelotazo urbanístico auspiciado desde el propio ayuntamiento y a costa de vulnerar derechos fundamentales de los actuales vecinos del barrio" y sin que exista causa de utilidad pública que lo justifique.

Se señala en el recurso que "la única causa" es el "beneficio" de "viabilidad económica" de la operación para determinados promotores. Además, los vecinos que han suscrito el recurso consideran que el Ayuntamiento está "más inclinado a dialogar con la empresa promotora que con los vecinos afectados" y consideran que "no tienen ninguna intención" de atender a las peticiones de la Plataforma.

Además de la vulneración de derechos fundamentales, la ordenación prevista es, a su juicio, una vulneración de la Ley de Ordenación del territorio de Cantabria.

Al margen de su actuación en el Ayuntamiento, en el Parlamento de Cantabria el grupo Podemos llevó en la última sesión una iniciativa pidiendo al Gobierno regional que declare la "lesividad" del PGOU o, al menos, de sus 90 áreas específicas, y también la revisión por nulidad de este planeamiento, si bien esta iniciativa fue rechazada tras no recibir el apoyo de ningún otro grupo.

Comentarios