sábado 15/5/21
PARQUES EÓLICOS

Los vecinos de los municipios afectados por los parques eólicos se movilizan mediante un vídeo documental

Los vecinos de los municipios afectados por la implantación de los parques eólicos industriales en los Valles de Cantabria se han movilizado mediante un vídeo-documental participativo. En dicho vídeo los habitantes de las zonas afectadas  han expuesto las razones por las no desean el desarrollo de los proyectos eólicos, como está previsto en un principio, en un área muy extensa de Cantabria.

Con la publicación del vídeo documental, que consta de dos partes, y un escrito formulado por los vecinos, los afectados han querido mostrar su descontento ante el proyecto. “El viento generado de un parque eólico industrial no es verde”, han reclamado a través del texto en el que explican las razones por su negativa.

Entre las consecuencias de la implantación de estos molinos, los vecinos explican que en varios países de la UE y en todo el mundo, hay miles de familias “cuya salud se está deteriorando lentamente debido a la presencia de aerogeneradores cerca de sus hogares. Esto se debe a los sonidos de baja frecuencia y al infrasonido que emiten. ¿Qué puede causar efectos adversos para la salud humana? Lo que se llama el Síndrome de la Turbina Eólica”, sentencian, destacando los ruidos y molestias que pueden provocar los mismos.

Otro aspecto negativo de los aerogeneradores, es el impacto en el turismo, el empleo y la economía en general. “Los estudios han demostrado que los turistas no desean ver aerogeneradores”, “y prefieren la vista, ante todo, de los paisajes naturales ”. Por otro lado, los economistas han calculado los efectos impotantes de subsidios por destruccion de trabajo y el aumento del precio de la electricidad en otros sectores de la economía: según investigaciones habría entre 2,2 y 4,8 puestos de trabajo perdidos para cada empleo “verde” que se ha creado.  “En cuanto a las finanzas públicas, el ejemplo de España habla por sí solo: este país, desde hace años debe pagar unos 7.000 millones de euros en subvenciones a las energías renovables cada año (hoy trasladado a el Fondo Nacional para la Solvencia del Sistema Eléctrico (Fnsse), recursos procedentes de las empresas comercializadoras de todo tipo de energía, no solo eléctrica), y esto durante veinte años, partiendo de que es un país que ha sido rescatado por el BCE.

Los países de la Unión Europea, que han sido tomados como referencia de modelo energético por otros países del mundo, no han estudiado en profundidad las consecuencias de sus políticas en materia de sostenibilidad, indican. Esto es lo que se sugiere de un informe de Naciones Unidas publicado. Como ejemplo sostienen que "ninguno de los 27 países de la UE ha calculado el ahorro real de combustible y gases de efecto invernadero de las turbinas eólicas o aerogeneradores". 

”También es necesario tener en cuenta la caída de valor de los activos inmobiliarios en todos los países con implementación de parques eólicos industriales, porque el valor de las casas rurales, edificios y terrenos afectados por infrasonidos (hasta 10 km), y por el impacto visual de los aerogeneradores, muestra una caída significativa, lo que reduce la base imponible y requiere una mayor presión fiscal en otros lugares. Esta situación, pese a los mensajes oficiales de los gobiernos y de las empresas del sector eólico, sólo puede ser sostenida y financiada por un aumento en el precio de la electricidad, y hace que las industrias reduzcan sus activos competitivos en el mercado internacional, y así reduciendo las ganancias y por ende los impuestos que pagan al Estado, han expuestos los afectados.

Con toda esta información, los vecinos del Valle de Miera quieren dejar constancia de su negativa ante este proyecto que desteacan, al igual que las organizaciones medioambientales, el efecto desastroso de los aerogeneradores en el medioambiente, la flora y la fauna. 

NO A LOS PARQUÉS EÓLICOS EN NUESTROS VALLES PARTE I:

NO A LOS PARQUES EÓLICOS EN NUESTROS VALLES PARTE II:

Comentarios