sábado 31/7/21
TORRELAVEGA

Vecinos de la Inmobiliaria trasladan a C's el "abandono" de calles del barrio

La Asociación de Vecinos Río Indiana ha denunciado que con "el 90% de sus locales vacíos y sin mantenimiento" se ocasiona "mala imagen" para esta zona de la ciudad.

Visita de los miembros de Ciudadanos a la capital del Besaya
Visita de los miembros de Ciudadanos a la capital del Besaya

Representantes de Ciudadanos Cantabria se han reunido con miembros de la Asociación de Vecinos Río Indiana, del barrio La Inmobiliaria de Torrelavega, que trasladó a los dirigentes de C's el estado de "abandono" de varias calles, con "el 90 por ciento" de sus locales "vacíos y sin mantenimiento", lo que ocasiona "mala imagen" para esta zona de la ciudad.

Según ha indicado este lunes en nota de prensa el partido naranja, se lo trasladó así el fin de semana el presidente del colectivo vecinal, Gonzalo Llamosas, quien también mostró su "malestar" por la "suciedad, malos olores y gran cantidad de excrementos de perro" en los alrededores de la Iglesia de la Asunción.

Llamosas se reunió con el diputado nacional Félix Álvarez; el portavoz parlamentario en Cantabria, Rubén Gómez; el coordinador de la Agrupación de Torrelavega de C's, Agustín Prieto; y otros integrantes de la formación local, que visitaron La Inmobiliaria para conocer las necesidades y carencias de este barrio torrelaveguense.

En concreto, acudieron a las obras de reordenación de las calles Ceferino Calderón y Pablo Garnica, para conocer su cambio de sentido. Razón por la que la agrupación vecinal se ha quejado y ha promovido manifestaciones contra el Ayuntamiento, ya que la vida comercial y el acceso al barrio ha sufrido "un gran detrimento" al tiempo que "se han perdido una gran cantidad de aparcamientos". Todo ello sin que el alcalde, el socialista José Manuel Cruz Viadero, "les escuche".

También se desplazaron a las obras de prolongación de la calle Hermilio Alcalde del Río, con tres nuevos tramos que unirán la rotonda de La Inmobiliaria con Julián Ceballos.

El proyecto que se ejecutará en tres fases, se ha iniciado con el acondicionamiento desde la glorieta hasta la calle Mortuorio. Este vial de una sola dirección será el acceso principal de la ciudad ya que la calle José María de Pereda se convertirá también en calle de un solo sentido.

Gonzalo Llamosas cree que esta actuación "empeorara" el tráfico en la rotonda de acceso y en la calle Julián Ceballos, que es el destino del vial, de tal forma que los comerciantes de la Inmobiliaria consideran que "se perderán alrededor de 250 plazas de aparcamiento", según ha informado Ciudadanos.