domingo 28/11/21
INDUSTRIA

USO, preocupado por el futuro de los 877 empleos del Grupo Celsa en Cantabria

La compañía asegura que la valoración “positiva” de la banca le permitirá mantener la actividad de todas sus plantas, incluida Global Steel Wire en Santander, TYCSA y Trefilerías Quijano.

Instalaciones de GSW en Santander
Instalaciones de GSW en Santander

La Federación de Industria del sindicato USO ha expresado su "enorme preocupación" por el futuro del Grupo Celsa, ante el "posible cierre" de la acería vasca Nervacero.

En un comunicado, la formación sindical avisa de que la subasta eléctrica que comienza el próximo lunes en Madrid será "clave" para el futuro de la rentabilidad de la planta de Sestao, así como también para la Global Steel Wire, en Santander, y Celsa, en Barcelona.

En relación a este asunto, José Vía Iglesias, representante de industria en USO, ha recordado que GSW cuenta con 636 empleos, a los que hay que sumar los trabajadores de las otras dos factorías del grupo en la región: TYCSA, con 132 puestos, y Trefilerías Quijano, con 89.

El sindicalista ha subrayado que se trata de un grupo "muy importante" en la Comunidad Autónoma, donde suma 877 empleos directos, que se elevan por encima de los 2.600, con indirectos e inducidos.

USO apunta que el "posible cierre" de Nervacero ratifica la "extrema debilidad" del sector del acero en España y Europa

En la nota de prensa, USO apunta que el "posible cierre" de Nervacero ratifica la "extrema debilidad" del sector del acero en España y Europa. La Federación de Industria considera "imprescindible" que el grupo Celsa siga "como mínimo" manteniendo el módulo de 90 megawatios de interrumpibilidad del que dispone en la actualidad.

Así, esperan que en la subasta que comenzará el lunes pueda optar a un nuevo bloque de 90 mw, o en su defecto, a un nivel de bloques de 5 mw que contribuyan a una mayor rentabilidad en coste eléctrico y a mejorar la competitividad, y con ello, al mantenimiento del mayor volumen de empleo en el conjunto del grupo.

Mantendrá la actividad

El Grupo Celsa ha asegurado que su plan industrial ha obtenido una valoración "positiva" de la banca y, también, que prevé "mantener la actividad de todas sus plantas" de producción, tres de ellas en Cantabria.

Celsa ha garantizado la actividad en "todas" sus factorías, después de que el plan industrial del grupo ha obtenido la valoración positiva de KPMG, asesor de las entidades bancarias acreedoras de la firma.

Dicho documento forma parte del Plan de Negocio 2016-2021 diseñado para mejorar la competitividad del grupo y cumplir con los objetivos marcados, mediante las "mejoras operativas, de productividad, logística y compras", subraya Celsa en un comunicado de prensa.

Celsa ha garantizado la actividad en "todas" sus factorías, después de que el plan industrial del grupo ha obtenido la valoración positiva de KPMG

"El plan garantiza la viabilidad y rentabilidad de todas las plantas productivas del grupo", insiste, para precisar que el mismo incluye medidas concretas, como la inversión en una planta de laminación en Bayona que permitirá "reducir los costes de transporte y dinamizar su actividad". Al tiempo, profundizará en el reciclaje respondiendo así al compromiso con el medioambiente y se adaptará a las previsiones de transformación del sector.

También contempla inversiones en la planta de Nervacero, otro centro "importante" dentro del Plan Estratégico de Celsa. Prueba de ello -recuerda el grupo- es que en los últimos meses se han llevado a cabo inversiones para mejorar el horno de la acería e incrementar así su eficiencia energética y su productividad.

La segunda fase de este proyecto está prevista para el verano de 2017, y se están analizando nuevas inversiones para mejorar la eficiencia de la planta, lo que refleja la "importancia" de este centro de producción y la "voluntad del grupo de mantener la actividad y las operaciones" en la misma.

Plan Estratégico

El Plan Estratégico revisado por KPMG no se basa en una "gran mejora" de precios o del consumo del mercado siderúrgico español o europeo, sino que se fundamenta en mejoras de gestión y de desarrollo del modelo de negocio que dependen, en buena parte, del equipo gestor y de la plantilla de Celsa.

Para ello, la compañía asegura que cuenta con el apoyo de sus "proveedores, autoridades, trabajadores y equipo directivo", y espera cerrar en el "corto plazo" el acuerdo con las entidades financieras.

Para finalizar, la multinacional recuerda que el Plan Financiero en vigencia vence el 7 de junio de 2018, por lo que el grupo, junto con las entidades financieras, trabajan con "anticipación" en un nuevo plan financiero "coherente" para el periodo 2016-2021.

Perspectivas

En cuanto al presente ejercicio, Celsa espera cerrar el 2016 con una reducción de su deuda a largo plazo de 120 millones de euros y cumpliendo con todos sus compromisos financieros.

Las perspectivas para 2017 son "positivas", según la compañía, puesto que se espera un "ligero" crecimiento del consumo de productos largos de acero en España y en Europa. Asimismo, el grupo se beneficiará de las "mejoras de productividad y de gestión" conseguidas a lo largo de este año, así como de las que pondrá en marcha durante el próximo.

Grupo Celsa

Celsa es el primer grupo privado siderúrgico español y la tercera productora de productos largos de acero de Europa. La multinacional está formada por seis grandes grupos empresariales con acerías, trenes de laminación, plantas transformadoras, empresas de distribución y recicladoras.

Cuenta con más de 9.100 empleados (directos e indirectos) en todo el mundo y está presente industrialmente en Dinamarca, España, Finlandia, Francia, Noruega, Polonia, Suecia y Reino Unido.

Comentarios