jueves. 11.08.2022
TRIBUNALES

UGT, CCOO y CSIF acusan a USO-APLB de “claro fraude electoral”

El Supremo ha fallado que “no pueden suponer una nueva asignación de puestos en el órgano representativo de segundo grado”.
El Tribunal supremo ha reabierto la causa contra el juez Acayro
El Supremo ha fallado que “no pueden suponer una nueva asignación de puestos en el órgano representativo de segundo grado”.

Los portavoces de los sindicatos UGT, CCOO y CSIF han hecho público un comunicado en que se proclaman “los únicos sindicatos con representatividad en la Mesa General de los asuntos comunes al personal funcionario y al personal laboral” tras el fallo del Tribunal Supremo, que ha sentenciado que USO-APLB no pueden participar en las Mesas de Negociación.

Todo comenzó en las últimas elecciones sindicales celebradas en el Ayuntamiento de Santander en el año 2019. En aquel momento, USO y APLB se presentaron por separado “sin obtener ninguno el porcentaje de representación necesario para formar parte de las Mesas de Negociación”, según clama el comunicado ya mencionado. Ante esta situación, y tras intentar USO “anular el proceso electoral”, ambos sindicatos decidieron afiliarse “con el objetivo de sumar los votos obtenidos por ambos y así poder participar en las Mesas”. Tras esto, se decidió que un juez tomara cartas en el asunto, más concretamente uno del Tribunal Supremo, que ha dado la razón a UGT, CCOO y CSIF. La sala del Contencioso ha determinao que "las alianzas realizadas con posterioridad a las elecciones sindicales, en las que los sindicatos se presentarion por separado, no pueden suponer una nueva asignación de puestos en el órgano representativo de segundo grado".

“Hasta ahora la actividad sindical de USO-APLB en el Ayuntamiento se ha limitado a la crítica continua, a través de diferentes medios de comunicación y correos masivos internos, acusándonos de colaborar con el equipo de gobierno y en contra de sus intereses, buscando el desprestigio de los sindicatos UGT, CSIF y CCOO. (…) Ahora toca y, entendemos que es difícil para quienes no tienen costumbre, ponerse a trabajar, sin más disculpas vacías, en defensa de los empleados públicos del Ayuntamiento de Santander”, concluyen.

Comentarios