viernes 17/9/21
TURISMO

“No tuvimos el apoyo necesario. Las ayudas han llegado tarde y es escaso para las pérdidas y perjuicios que tuvimos y tenemos actualmente”

El turismo activo se ha visto muy afectado por la pandemia y las restricciones
El turismo activo se ha visto muy afectado por la pandemia y las restricciones

Esta pandemia ha afectado a uno de los principales motivos para la elección de un destino, el sector del Turismo Activo, que ha avanzado al mismo tiempo que ha retrocedido durante esta crisis sanitaria. Sin duda alguna, estas entidades y empresas se han visto muy afectadas por las restricciones, especialmente por la limitación de movilidad.

A pesar de que el 21 de junio de 2020 las fases de la desescalada llegaron a su fin y con ello la libre circulación de los ciudadanos por el territorio nacional, no fue suficiente para que este sector pudiera hacer frente a uno de los efectos negativos que estaba y está provocando esta pandemia: el económico. “Tuvimos que invertir dinero de nuestro propio bolsillo en dispositivos industriales de desinfección para los trajes con costes de 200 euros, en pantallas, en gel hidro-alcohólico, mascarillas y pegatinas de advertencia”, así describe cómo empezó a adaptarse a la nueva normalidad el presidente de la Asociación de Escuela Cántabra de Surf, Javier García.

GESTIÓN DEL GOBIERNO

Sin embargo, estas empresas coinciden en que no tuvieron el apoyo suficiente por parte del Gobierno tras todo el esfuerzo y las inversiones que tuvieron que hacer para cumplir los protocolos de seguridad exigidos por las autoridades sanitarias. “No tuvimos el apoyo necesario. Las ayudas han llegado tarde y es escaso para las pérdidas y perjuicios que tuvimos y tenemos actualmente”, manifiesta el gerente del Laberinto Santander Escape Room, Juan Pablo Llorente. Además, de las condiciones que exige el Gobierno para tener acceso a este tipo de ayuda, “teníamos que estar en situación de alta. Era inviable estar abiertos y seguir pagando”, afirma el director de Rutas Turísticas 4x4, Gustavo Herrero.

Tras el continuo aumento de rebrotes, el Gobierno declaró un segundo Estado de Alarma, desde el 25 de octubre hasta el 9 de noviembre, aunque fue prorrogado hasta el 9 mayo del presente año. Para las empresas que ofrecen este tipo de turismo fue “otro golpe más al sector”. La restricción que más les afecta con el Estado de Alarma es la de movilidad, según Gustavo Herrero, “al no permitir a la gente venir a Cantabria hemos estado sin hacer nada, lo que es lo mismo que perder dinero”.

SITUACIÓN ACTUAL

Algunas alternativas culturales y turísticas se han visto beneficiados frente al sector de Turismo Activo. Debido a que el tipo del turismo paga el "21% de IVA", mientras que el resto de subsectores turísticos vieron reducido su IVA al 10%. Llorente, pese a verse afectado en este aspecto, cuenta de forma positiva, "al menos podemos seguir trabajando". En contraste, Javier García detalla su descontento "nosotros estamos en primera línea de batalla porque vivimos del turismo igual que otros sectores. Somos los que fomentamos el turismo en la región, de la cual se beneficia el resto”.

El sector turístico refleja mayoritariamente incertidumbre. “Las previsiones que tengas de un día para otro se pueden fastidiar cuando te sacan un decreto o normativa nueva”, según Javier. A pesar de que el pronóstico de Exceltur diga que España recuperará este año el 50% de la actividad turística en relación al último año, los empresarios prefieren ser prudentes, aunque estén de cara al verano, “esperamos los acontecimientos con ilusión y cautela”, concluye Herrero.

Comentarios