jueves 9/12/21

El Tribunal Superior de Justicia de Cantabria solicita en su última Memoria Judicial, correspondiente al año 2020, la creación de nuevos órganos judiciales para Santander y San Vicente de la Barquera, así como la dotación de dos plazas para la Audiencia Provincial.

En concreto, se precisa un nuevo juzgado de primera instancia y otro de lo mercantil para el partido judicial de la capital cántabra, así como un juzgado de primera instancia e instrucción para el del municipio barquereño. Y las plazas requeridas para la AP se repartirían entre las dos jurisdicciones, civil y penal.

Otras cuestiones que están sobre la mesa, como la oficina judicial, suponen "una demanda importante, pero no crítica". "Yo no la exigiría de hoy para mañana", ha manifestado el presidente del TSJC, José Luis López del Moral.

Se ha manifestado así este miércoles durante su comparecencia ante la Comisión de Presidencia, Interior, Justicia y Acción Exterior del Parlamento de Cantabria para presentar las Memorias Judiciales de los años 2019 y 2020.

Este último estuvo marcado por la pandemia del coronavirus y el descenso de asuntos ingresados y de la resolución de los mismos también, debido a la paralización de la actividad durante el primer estado de alarma.

Durante su intervención, el máximo responsable de la Justicia en Cantabria -que lleva seis años en el cargo- ha detallado cómo se afrontó la crisis sanitaria en los órganos judiciales de la región y, en este punto, ha destacado que "si en 2015 no se hubiera empezado a desarrollar el expediente judicial electrónico, hubiéramos tenido (durante las semanas de confinamiento) un parón de la actividad absoluto".

Sin embargo, ha valorado que gracias al expediente electrónico eso no ocurrió, ya que los jueces y juezas pudieron continuar su trabajado accediendo a los expedientes desde sus domicilios, lo que les permitió seguir poniendo resoluciones. "La digitalización en Cantabria ha demostrado ser eficaz, y es irrenunciable", ha indicado López del Moral, para defender las "enormes ventajas" del sistema.

500 SENTENCIAS DICTADAS DURANTE EL CONFINAMIENTO

En su intervención, el presidente del Tribunal Superior ha detallado cómo se fueron adoptando decisiones los días previos a la declaración del primer estado de alarma y cómo, consecuencia de ésta, quedaron suspendidas las actuaciones y los plazos procesales.

Esa situación, que se extendió desde el 15 de marzo hasta el 9 de junio del pasado año, no impidió, sin embargo, que se mantuvieran los servicios esenciales, que todos los órganos judiciales permanecieran abiertos y que estuvieran atendidos. "Se atendieron todas las incidencias de los juzgados de guardia, de los juzgados de violencia de género y de los de familia", ha apuntado el presidente.

Además, ha explicado que desde el principio se fueron registrando todos los escritos, que desde mediados de abril se activaron las notificaciones telemáticas, y que incluso los órganos colegiados durante todo ese periodo realizaron sus deliberaciones de forma telemática, lo que les permitió poner hasta 500 sentencias.

Por ello, López del Moral ha expresado su reconocimiento expreso a todos los que forman parte de la Justicia en Cantabria, y en especial a quienes trabajan para la misma, como el personal de seguridad privada y de limpieza, "que nos salvó en los primeros momentos, sobre todo del miedo, trabajando sin protección".

También ha querido mostrar su agradecimiento a la Dirección General de Justicia, con cuyos miembros trabajó "codo con codo, con un sufrimiento que mutuamente compartíamos"; así como a todos los miembros de la Sala de Gobierno del Tribunal Superior, y a los decanos y decanas de los ocho partidos judiciales de Cantabria.

Por otro lado, el presidente se ha referido a los juicios telemáticos que comenzaron a celebrarse una vez que la situación sanitaria lo permitió y ya se había alzado la suspensión de plazos.

Ha considerado que es una herramienta "útil y eficaz, pero no para todos los casos". En este sentido, ha evidenciado que "no es lo mismo el contacto personal que le virtual" y que "las audiencias públicas tienen que ser presenciales".

No obstante, ha indicado que "hay otras actuaciones judiciales donde no se practica prueba" que sí permite el uso de medios telemáticos para su celebración, y ha añadido que "se está valorando mantener esas actuaciones telemáticas en algunas diligencias judiciales".

Al hilo del uso de las nuevas tecnologías, el presidente ha sido preguntado por los portavoces de los distintos grupos parlamentarios por su criterio acerca del teletrabajo y éste ha señalado que "tiene luces y sobras", pero ha apostado por "volver a los centros de trabajo" ya que "la cultura de la organización se pierde con la distancia". "La actividad en justicia tiene que ser esencialmente presencial", ha defendido.

CANTABRIA, A LA CABEZA DE LA LITIGIOSIDAD DE ESPAÑA

En su comparecencia, López del Moral también ha repasado los principales datos estadísticos del año 2020, que revelan, por ejemplo, una disminución del 12 por ciento en la entrada de asuntos y del 14,5 por ciento en la resolución.

También ha puesto el foco en la elevada litigiosidad que registra Cantabria respecto a la media del país, y ha destacado que en la jurisdicción civil "estamos a la cabeza en el número de pleitos por cada mil habitantes". Junto a ello, ha subrayado que los órganos penales de Cantabria son los que más han resuelto a lo largo del año 2020 sobre el resto de juzgados de este tipo de todo el país.

Según ha confesado, durante las peores semanas de la crisis sanitaria y después de toda la situación vivida, no hubiera pensado en unas "cifras tan buenas". En este punto, ha comentado que aunque el 2020 presenta "peores cifras" que el 2019, "podían haber sido mucho peores".

"En Cantabria tenemos un afán de cumplir nuestro trabajo con excelencia. Y lo hacemos así porque tenemos perfecto conocimiento de que es un servicio al ciudadano; y prestando este servicio con calidad es como cumplimos nuestra función", ha valorado, para considerar que el "mérito es de todos" los miembros de la justicia.

EQUIPO PSICOSOCIAL EN TORRELAVEGA Y OFICINA DE VÍCTIMAS

El presidente del TSJC ha celebrado en su intervención la puesta en marcha de un nuevo equipo psicosocial en Torrelavega, así como la creación de la Oficina de Atención a las Víctimas, dos peticiones que venían realizándose en las Memorias Judiciales en los últimos años.

No obstante, ha manifestado la necesidad de que se resuelva la situación de los informes psicosociales en el resto de partidos judiciales, y también de que se culmine la instalación de una Cámara Gesell "para recibir declaración a los menores con intimidad y seguridad".

Finalmente, López del Moral ha expresado su deseo de que se complete el expediente judicial electrónico con la incorporación de las grabaciones de las actuaciones judiciales.

Comentarios