martes 25/1/22
CANTABRIA

El traslado de la prostitución a pisos particulares reduce a 28 los clubes de alterne en Cantabria

Resulta mucho más difícil para las fuerzas de seguridad acceder e intervenir.

club-neon
En 2014 se ha procedido al cierre de tres locales por infracciones en materia de derechos de los trabajadores

Actualmente quedan en Cantabria 28 clubes de alterne, de los más de 40 que llegó a haber en años anteriores. Uno de los factores que influye en la paulatina disminución de este tipo de locales es que la prostitución se está trasladando de los clubes a pisos particulares, donde resulta mucho más difícil para las fuerzas de seguridad acceder e intervenir.

La Fiscalía de Cantabria da cuenta de esta "problemática" en su memoria de 2014, en la que señala que "basta echar un vistazo a los anuncios en los periódicos locales para encontrar los pisos en los que se refugia esta actividad".

En su informe, la Fiscalía también constata la imposibilidad de cobrar las sanciones que se imponen a los clubes de alterne por infracciones, ya que se enmarcan en "entramados de sociedades fantasmas o instrumentales, que encubren los ingresos procedentes de la actividad".

Por ello, desde la Fiscalía se reclama la necesidad de un adecuado desarrollo reglamentario de la Ley de Extranjería, que prevé la clausura de los clubes. Según datos de la Inspección de Trabajo, en 2014 se han efectuado en coordinación con la Policía Nacional, 50 inspecciones en clubes de alterne, y como consecuencia de las mismas se ha procedido al cierre de tres locales por infracciones en materia de derechos de los trabajadores.

No se han detectado casos de "trata"

Además se han levantado 30 actas de infracción en materia de extranjeros ilegales, pero no se ha detectado ninguna trama de tráfico de inmigrantes. En los años precedentes, en los que proliferaron los clubes de alterne, llegaron a desarticularse nueve grupos organizados dedicados a la explotación sexual.

La Fiscalía destaca en su memoria la necesidad de que las mujeres extranjeras que trabajan en estos clubes salgan de los locales y tratar de "aislarlas de la influencia de quienes los regentan si se pretende obtener de ellas cualquier información útil para iniciar una investigación policial, lo cual resulta francamente difícil por la desconfianza que generan en ellas los miembros de las fuerzas de seguridad".

En cuanto a los pisos particulares en los que se ejerce la prostitución, se señala que en los controles que se han podido realizar en 2014 no se ha detectado ninguna extranjera en situación irregular. Y se destaca que la asociación IGENUS ha conseguido entrar en los pisos para ofrecer a las mujeres preservativos, pruebas de SIDA, oferta sanitaria y formularios y tarjetas de información, para que si detectan algún indicio de un posible caso de prostitución coactiva o trata lo pongan en conocimiento de la Guardia Civil o la Policía Nacional.

Europa del Este, Sudamérica y África

Las mujeres extranjeras que ejercen la prostitución en Cantabria proceden de Europa del Este, Sudamérica y Africa. Según detalla la Fiscalía, las primeras suelen estar muy controladas por las mafias, que actúan de forma muy dura con ellas (les retienen el pasaporte, les controlan el dinero, las amenazan con causar daños a sus familias en el país de origen si abandonan la actividad o colaboran con las fuerzas de seguridad...).

Estas mujeres en su mayoría entran en España sin hablar absolutamente nada el castellano, y "desconfían muchísimo de la Policía y es muy difícil abordarlas".

Las sudamericanas "suelen ir mas por libre", fuera del ámbito de mafias o grupos organizados, y cuentan con la "ventaja" de que les resulta mucho más fácil desenvolverse en nuestro país por el idioma.

Por su parte las africanas, sobre todo nigerianas, son mujeres sobre las que se ha ejercido una gran violencia física y psíquica, y muchas han sido víctimas de agresiones sexuales, por lo que en ellas confluyen las dificultades de abordar a personas que al mismo tiempo han sido víctimas de trata y de violencia sexual. Muchas de ellas, fruto de las relaciones sexuales impuestas, quedan embarazadas, y su situación se complica por la presencia del hijo.

De hecho, la Fiscalía señala que una de las mayores complicaciones para intervenir con las víctimas de trata se producen cuando tienen hijos menores y la administración decide intervenir para prevenir una posible situación de desprotección o riesgo.

El traslado de la prostitución a pisos particulares reduce a 28 los clubes de alterne...
Comentarios