domingo 28/11/21

La Jefatura Provincial de Tráfico de Cantabria realiza desde este lunes, 15 de noviembre, al domingo, día 21, una campaña de control y vigilancia de la situación en la que se encuentran los neumáticos de los vehículos que circulan por las carreteras cántabras.

La delegada del Gobierno en Cantabria, Ainoa Quiñones, el jefe provincial de Tráfico, José Miguel Tolosa, y el comandante del Sector de Tráfico de la Guardia Civil, Rubén Flores, han visitado un control de la campaña realizado en Gajano y han explicado los detalles de la misma.

Se trata de una campaña autonómica, impulsada por la Jefatura Provincial de la Dirección General de Tráfico (DGT), que tiene como objetivos concienciar a los conductores sobre la importancia que tienen los neumáticos en la consecución de mejoras en la siniestralidad vial y, por otro, mejorar la seguridad vial mediante la vigilancia y control del estado de los neumáticos en los vehículos, especialmente furgonetas y vehículos de transporte.

Durante esta semana, los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil de Cantabria verificarán que los vehículos circulan con los neumáticos adecuados, la presión correcta y la profundidad de dibujo obligatoria. Con el fin de reforzar la campaña y que los controles no solamente se realicen en las vías interurbanas, se ha invitado a los ayuntamientos de Cantabria que cuentan con Policía Local para que se sumen a la misma y realicen estos controles también en vías urbanas.

La delegada del Gobierno ha destacado la importancia de circular con los neumáticos en buenas condiciones debido a que su desgaste influye en la conducción, así como en la reacción del vehículo en caso de tener que frenar repentinamente.

Por su parte, el jefe provincial de Tráfico ha detallado los principales motivos por los cuales se ha decidido realizar esta campaña de carácter autonómico, en concreto la antigüedad del parque, las causas de accidentalidad y la meteorología. Así, según datos del Anuario Estadístico de Accidentes de la DGT de 2019 (último disponible) de los 600 vehículos implicados en accidentes con víctimas que llevaban neumáticos muy desgastados, defectuosos o que tuvieron reventón, 444 tenían más de 10 años de antigüedad.

En cuanto a la accidentalidad, en 2020, sobre un total de 830 accidentes con víctimas acaecidos en Cantabria, en 11 de ellos aparece como causa de los mismos que el vehículo implicado llevase los neumáticos muy desgastados o defectuosos. A ello se unen las peculiaridades meteorológicas en la cornisa cantábrica, con mayores índices de pluviosidad y frecuente presencia de nieve, hielo y otros fenómenos atmosféricos adversos que influyen negativamente sobre las condiciones de adherencia del vehículo en la vía, hacen que este problema adquiera una mayor importancia.

En este sentido, en la autovía A-67, al contar con sucesivos túneles, la Dirección General de Tráfico establece por protocolo que no se permite el paso a vehículos con cadenas, sino únicamente a los que porten neumáticos de invierno. Otros datos referidos a Cantabria ponen de relieve que en 2019, de los 316.140 vehículos sometidos a Inspección Técnica de Vehículos (ITV), 13.303 presentaron defectos graves en sus neumáticos (4,2%). En 2020, sobre un total de 326.485 inspecciones, la cifra de los vehículos que presentaron deficiencias graves en sus neumáticos fue de 12.213, lo que supone un 3,7% sobre el total de los que se sometieron a inspección. Además, los vehículos relacionados con un uso más profesional, como es el caso de las furgonetas, presentan mayores índices de defectos en los neumáticos.

Comentarios