sábado 28/5/22

Diciembre es un mes para vivirlo en familia. Es Navidad y, como cada año, nuestras familias se preparan para vivir anécdotas que seguro se recuerden cada año.  Esta podría ser también una de las tradiciones  que guarda la Navidad, pero hay algunas que ya están impuestas pase lo que pase. Es el caso de las campanadas cada 31 de diciembre o el día que se coloca el árbol y toda la decoración navideña.

31 días para apreciar el mes más mágico del año. Desde los primeros podemos ver ya los encendidos navideños de nuestros municipios. En Cantabria lugares como Santillana del Mar han colocado 120.000 bombillas por toda la villa y es un placer pasear por sus piedras. ¿Quién no ha quedado alguna vez en familia o amigos para ir a ver las luces navideñas?

Al igual que los encendidos, hay otra de las tradiciones que casi casi estamos deseando que llegue ya en noviembre –aunque para alguna gente seguro llega antes- como es sacar nuestras cajas de decoración, árbol incluido y llenar nuestra casa de espíritu navideño. No solo el árbol, tampoco puede faltar el belén que, por suerte, si en tu casa no sois de belén, muchas ciudades y municipios ofrecen este nacimiento con visitas para que no os quedéis sin observar el pueblo de Belén.

Hay días también que se quedan en nuestra memoria y sabemos cuándo llegan. Esto pasa con el día del Sorteo de Lotería de Navidad –en el que nunca nos toca nada pero siempre jugamos- o con otro día que, por el contrario, si nos puede caer algo, como es el 28 de diciembre, el día de Los Santos Inocentes.

Los últimos días del año concentran las actividades más mágicas y especiales. Y es que no puede empezar otro año sin que se celebren las Campanadas. Discutir con nuestros familiares sobre el canal que debería emitir las campanadas en tu salón, que la botella de champán para brindar no rompa la lámpara que tanto cariño tiene la abuela, que nadie se atragante con las uvas… Es decir, tradiciones. Y a la mañana siguiente después de los cotillones –aunque debido a la pandemia de Covid este año tampoco podrá disfrutarse el primer día del año- comer el chocolate con churros antes de ir a dormir.

Y así, con esta estampa comienza un año nuevo y llega el día más especial para nuestros pequeños, la carta a los Reyes Magos, la Cabalgata y, por supuesto, los regalos a la mañana siguiente.

Diciembre está lleno de tradiciones que no debemos perder. ¿Cuál es tu favorita?

Comentarios