domingo. 03.07.2022
CANTABRIA

Trabajadores de Columbia piden al Gobierno que interceda en su situación

La compañía ha iniciado este año un segundo ERTE del 60% de su plantilla, la mayor parte de ella con algún tipo de discapacidad.

Francisco Martín recibe a los empleados de Columbia
Francisco Martín recibe a los empleados de Columbia

La situación del personal de Columbia cintas de impresión S.L., la mayor parte con algún tipo de discapacidad, es cada vez más preocupante. Por ello, algunos de los trabajadores de la empresa, acompañados del alcalde de Reinosa, José Miguel Barrio, se han reunido con el consejero de Innovación, Industria, Turismo y Comercio, Francisco Martín, al que han trasladado el "futuro incierto" de la compañía y le han pedido que medie con la dirección para garantizar su continuidad y el mantenimiento de los puestos de trabajo.

Así lo ha informado en un comunicado el Gobierno de Cantabria, que ha precisado que Martín ha recibido en su despacho del PCTCAN a la presidenta del Comité de Empresa, Melina Rodríguez; al secretario, Juan Carlos Cuevas, y al secretario general de FITAG-UGT (Federación de Industria y Trabajos Agrarios), José Ramón Pontones, quienes estuvieron acompañados por el alcalde.

La empresa Columbia cintas de impresión, ubicada en el polígono reinosano de Siresa, pertenece a FUNDOSA, grupo empresarial de la Fundación ONCE, y se dedica al remanufacturado de cartuchos de impresión para impresoras.

El año pasado planteó un ERTE (Expediente de Regulación de Empleo Temporal) del 50% y este año ha iniciado otro del 60%, al mismo tiempo que han cambiado el convenio regional de Químicas a otro de Centros Especiales de Empleo, que según los trabajadores, es de rango inferior que no garantiza los derechos adquiridos en el anterior convenio, denunciando asimismo que la empresa les ha aplicado una rebaja del 17% de su salario desde el 1 de agosto.

Los representantes de los trabajadores han lamentado que no exista "ninguna garantía de continuidad" de la empresa ni de empleo de los 72 trabajadores que en la actualidad tiene la plantilla, y han recordado que el año pasado se fueron a la calle 16 operarios entre voluntarios y despidos.

La queja de los trabajadores también se orienta al hecho de que la empresa recibe "importantes subvenciones y ayudas económicas" de las administraciones públicas por las características especiales de sus empleados, ya que el 70% de la plantilla cuenta con algún tipo de discapacidad.

La presidenta del Comité Empresa ha informado que los trabajadores han denunciado el expediente de la notificación del ERTE con las modificaciones sustanciales de las condiciones de trabajo presentado por la empresa y ha advertido de la gravedad de la situación de desempleo al que se expone al personal discapacitado "que difícilmente puede integrarse en el mercado laboral".

Total colaboración del Ayuntamiento

Mientras, el alcalde de Reinosa ha expresado también su preocupación por el estado de los trabajadores y se ha mostrado dispuesto a ofrecer la "total colaboración" del Ayuntamiento, tanto con los trabajadores como con la empresa, "con el objetivo principal de buscar soluciones, no para buscar conflictos".

Del Barrio ha pedido al Gobierno de Cantabria que se "sensibilice" con esta situación y en general con la problemática de la comarca de Campoo por medio de una especial protección a la zona.

Comentarios