lunes 6/12/21
LABORAL

Los trabajadores de Blanco, en huelga este viernes para exigir el pago de sus nóminas ante la desaparición de la firma


La empresa, que ha presentado la solicitud de liquidación, despedirá a sus 850 empleados y cerrará su red de más de cien tiendas, una de ellas en Santander.

Tienda de Blanco
Tienda de Blanco

Trabajadores de Blanco, que en Cantabria cuenta con una tienda en Santander, secundarán este viernes 16 la huelga convocada para exigir el pago "inmediato" de la nómina correspondiente al mes de noviembre hasta la fecha de entrada en concurso de acreedores, es decir 23 días, según han informado fuentes sindicales a Europa Press. "A fecha de hoy no hay constancia de que se haya realizado ningún ingreso de salarios, no estando garantizado el pago de la nómina correspondiente a diciembre ni, por supuesto, la paga extra de Navidad", han señalado.

La movilización, convocada por UGT y CCOO, se llevará cabo en todas las ciudades en las que Blanco está presente y en Madrid, donde tendrá lugar una concentración frente a la tienda ubicada en la Gran Vía tras conocer que la firma despedirá a toda su plantilla, integrada por 850 empleados, y cerrará su red de tiendas, unos 102 establecimientos, una vez presentada la solicitud de liquidación ante el Juzgado de lo Mercantil de Toledo. "Ante las múltiples situaciones delicadas por las que está atravesando la plantilla de Blanco, UGT y CCOO consideran inadmisible que después de haberse llevado a la empresa a una quiebra de forma deliberada, los trabajadores sigan en esta situación de desamparo", han señalado las mismas fuentes. Los cierres del centenar de tiendas y el despido de toda la plantilla se ejecutarán de forma progresiva, una vez que el juez de 'luz verde' a la petición de extinción de la compañía, con un pasivo de 133 millones de euros.

"Blanco está muerto; no hay género", han asegurado los sindicatos, que han explicado que, una vez aprobada por el juez la solicitud de la empresa, se abrirá un plazo de negociación para fijar el calendario de cierres y lograr "las mejores condiciones posibles" para la plantilla. Esta semana, la firma de moda cerró su página web en plena campaña navideña tras declararse insolvente en España y Portugal por segunda vez en tres años, después de que los nuevos propietarios, AC Modus, no hayan encontrado un "inversor idóneo" para el negocio.

Este es el segundo concurso de acreedores que encaraba la firma de moda, después de que en junio de 2013 la empresa lo solicitara cuando estaba controlada por el empresario Bernardo Blanco, que lo pidió debido a la gravedad de sus problemas económicos y financieros y con el objetivo de conseguir la viabilidad de la compañía.

Comentarios