martes 7/12/21
CANTABRIA

Las trabajadoras de La Gallofa denuncian “coacciones, amenazas e insultos” por pertenecer a CCOO

El sindicato ha anunciado que ha presentado ante la Inspección de Trabajo las “continuas vulneraciones de los derechos laborales”, y que ha registrado una demanda por el despido nulo de tres trabajadoras por “apoyar la lista” de CCOO.

UGT ha considerado "una burda maniobra electoralista vista muchas veces para ganar algunos votos de los trabajadores a cualquier precio".

IU ha criticado que el Gobierno  autonómico “quiera beneficiar” a empresas como La Gallofa, que “persiguen” a los trabajadores, "por la cercanía actual de dicha empresa con el Gobierno".

Local de La Gallofa en Santander
Local de La Gallofa en Santander

En enero de 2017 las panaderías especializadas de La Gallofa, lo que se conoce como La Gallofa & Co., celebraron elecciones para la representación sindical de las trabajadoras por parte de CCOO, siendo elegidas dos de un total de cinco. El objetivo, como ha señalado Soraya, la representante sindical elegida en aquel proceso, era “tener el respaldo” de esta organización para poder exigir “que se cumpla el convenio” en todos los casos, algo que, según han denunciado las trabajadoras en rueda de prensa, no ocurre ahora mismo al no pagarse festivos, la extra de octubre o reducirse o ampliarse los horarios de los contratos sin previo aviso. Pero además de estos incumplimientos, lo más grave son las “coacciones, amenazas e insultos” que sufrieron tanto en ese proceso sindical como en el que se celebra estos días.

Así lo ha señalado el responsable de Negociación Colectiva y Empleo de la Federación de Industria de CCOO, Santiago Pelayo, que ha revelado que “tres trabajadoras han sido despedidas” después de participar en estas elecciones y acudir en la lista de este sindicato. Según el sindicalista, las “continuas vulneraciones de los derechos laborales” en La Gallofa es “algo bastante conocido”, y ahora se ha trasladado a la opinión pública.

Pelayo ha afirmado que además de amenazas y coacciones se han producido “traslados a las tiendas más lejanas” y que "intentaron comprarlas" para "tratar de evitar que CCOO entrara en el comité de empresa"

Durante la rueda de prensa, Pelayo ha repasado el proceso con el que CCOO ha logrado representar a las trabajadoras en La Gallofa & Co, y a las que ha definido como unas “valientes”. El responsable de Negociación Colectiva ha afirmado, asimismo, que además de amenazas y coacciones se han producido “traslados a las tiendas más lejanas”, a lo que se suma que "intentaron comprarlas" para "tratar de evitar que CCOO entrara en el comité de empresa". Algo que finalmente no sucedió porque consiguió dos de los cinco representantes.

Como ha reiterado en varias ocasiones, “solo pedimos aplicar los convenios colectivos”, algo que también exigen en el nuevo proceso que está en marcha y que elegirá a los representantes este martes en las empresas conocidas como ‘Bakery’, las panaderías propiamente dichas.

Y en esta nueva elección sindical se está siguiendo “el mismo camino anterior, con insultos no solo a CCOO, sino a las trabajadoras”. En concreto, el sindicalista ha puesto como ejemplo que se las ha tildado de “tontas” por dejarse engañar por el sindicato. Y a la hora de señalar a un responsable, Pelayo ha dado el nombre del responsable de Recursos Humanos de La Gallofa, Óscar Díez Mazón, quien “se implica directamente” en estos procesos.

“No queremos cerrar La Gallofa, sino que crezca y genere empleo, pero de verdad, en condiciones del siglo XXI y no del XIX”, ha reclamado, denunciando además que “no se han dignado a tener una reunión con el Comité de Empresa”.

El responsable de Negociación Colectiva y Empleo de la Federación de Industria de CCOO, Santiago Pelayo, junto a trabajadoras de La Gallofa

Inspección de Trabajo y demanda

Todas las vulneraciones denunciadas por CCOO este lunes han sido presentadas ante Inspección de Trabajo, y se ha presentado asimismo una demanda por despido nulo de las tres trabajadoras por “apoyar la lista” del sindicato. El acto de conciliación será el 17 de mayo en el ORECLA y si la empresa, "en la que se han producido muchos despidos", no da "marcha atrás" en este caso, CCOO hará "lo que tenga que hacer", además de "luchar en los juzgados", ha adelantado Pelayo.

“No podemos seguir así. Queremos unas relaciones normales, que se hable con las trabajadoras y que si se trabaja los domingos que se pague según los convenios”, ha insistido el responsable de Negociación Colectiva y Empleo.

Ana María Teruel, una de las candidatas por CCOO a las elecciones en ‘Bakery’, ha suscrito las palabras de Pelayo, afirmando que exigen “que nos paguen lo que trabajamos” y denunciando que sus compañeras han sufrido “amenazas para cambiar el voto a UGT, sindicato que no sé si defienden a los trabajadores”. “Ha habido amenazas y llamadas continuas”, ha denunciado la candidata.

“No queremos cerrar La Gallofa, sino que crezca y genere empleo, pero de verdad, en condiciones del siglo XXI y no del XIX”, ha reclamado

Respecto a UGT, la representante en La Gallofa & Co. ha revelado que la propia compañía lo ha definido como “el sindicato de la empresa”, explicando en este sentido que “son compañeros sobornados para que aparezcan en las listas. A uno le han ofrecido un alto cargo si se presentaba por UGT. A otras compañeras de CCOO que se han negado a esto las han amenazado. Muy democrático todo”.

En este sentido, ha recordado que en su caso “no hubo despidos como tal, pero sí que no hubo renovación de contratos temporales”, ha aclarado. Entre las presiones recibidas por las trabajadoras durante el proceso electoral ha detallado que “prometían pagar los festivos si nos echábamos atrás”.

Pelayo ha destacado que en la compañía trabajan más de 200 empleados, de los cuales más del 90% son mujeres, y el 80% cuentan con contrato indefinido, aunque “cambian los horarios a su antojo”. En la sección La Gallofa & Co. trabajan 85 empleados, contando el comité de empresa con cinco representantes (2 de CCOO y 3 de UGT). Las elecciones en ‘Bakery’ de este martes elegirán a otros cinco representantes.

Las trabajadoras denuncian que han sufrido “amenazas para cambiar el voto a UGT"

El sindicalista, por otro lado, ha pedido al presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, que se informe previamente antes de hacer "publicidad gratuita" a ciertas empresas como La Gallofa y dar “dinero público a empresas que no cumplen los convenios colectivos y escatiman a la Seguridad Social”. "Antes debería interesarse por qué tipo de condiciones tienen las empresas en sus centros de trabajo", ha sostenido, instándole a que “venga y pregunte”.

Respuesta de UGT

Ante las acusaciones de las trabajadoras, la Federación de Industria, Construcción y Agro (FICA) de UGT ha desmentido los extremos desvelados en la rueda de prensa organizada por CCOO, y ha considerado "una burda maniobra electoralista vista muchas veces para ganar algunos votos de los trabajadores a cualquier precio".

En nota de prensa, UGT ha considerado "especialmente grave" que CCOO acuse "sin prueba alguna y de oídas" a UGT de ser "sindicato de la empresa", justo antes, dice, de unas elecciones sindicales que promovió el sindicato CCOO, no UGT, y que "ahora las utilice para justificar una mala gestión".

Para UGT, la actitud de CCOO "es inaceptable desde todos los puntos de vista, precisamente en un sindicato que es mayoritario en el sector y que tiene fama de haberlo conseguido por su cercanía a las empresas".

"Cree el ladrón que todos son de su condición", agrega UGT, que lamenta que "una vez más, las elecciones sindicales se utilizan con fines muy alejados de lo que nos corresponde a todas las organizaciones sindicales, defender los derechos de los trabajadores y dejar que estos decidan libremente quien les representa".

FICA-UGT añade que "tenemos muy claro que defenderemos siempre procesos electorales de carácter limpio y denunciará aquellas situaciones que cercenen dicha libertad de elección".

Izquierda Unida

La reacción política ha llegado de la mano de Izquierda Unida, que ha criticado que el Gobierno  autonómico “quiera beneficiar” a empresas como La Gallofa, que “persiguen” a los trabajadores y a sus representantes sindicales.

En un comunicado, Leticia Martínez, secretaria de Organización de IU se ha hecho eco de las denuncias de los trabajadores, situación que a juicio del partido se ve agravado "por la cercanía actual de dicha empresa con el Gobierno".

En este sentido, recuerdan que “no es una empresa cualquiera”, sino que es una empresa “con sombras en su gestión por su relación con el Gobierno de Cantabria”, tras conocerse que era la única aspirante al merchandising del Año Jubilar Lebaniego “en virtud de unos pliegos que sobrevaloraban claramente el peso de los alimentos gastronómicos en la adjudicación”.

Comentarios