lunes 29/11/21
CANTABRIA

El ex-trabajador del Ayuntamiento de Hazas de Cesto se siente “indefenso y discriminado”

El Consistorio ha negado el finiquito y la liquidación del contrato a Christian Cano, que en total ascienden a unos 400 euros.

Christian Cano todavía no ha recibido los 400 euros que le debe el Ayuntamiento
Christian Cano todavía no ha recibido los 400 euros que le debe el Ayuntamiento

Entre febrero y agosto de 2015 un total de 29 desempleados fueron contratados por el Ayuntamiento de Hazas de Cesto con cargo a la Orden del Gobierno regional. Una vez finalizado el periodo todos ellos salvo uno pudieron iniciar de forma habitual la solicitud de la prestación por desempleo en el Servicio Cántabro de Empleo (Emcan). El caso excepcional es el de Christian Cano Martínez, un joven de 20 años que estudia un curso de entrenador personal y nutricionista y cuyo sueño es poder abrir un gimnasio. Y según ha denunciado la concejala de La Unión en el Ayuntamiento, Concepción Lezcano, todo se debe a una venganza personal del propio alcalde por no haberle votado.

Según ha relatado el joven a eldiariocantabria.es, el Ayuntamiento le debe 400 euros en concepto de finiquito y liquidación de su contrato, cantidad que, después de dos meses, todavía no ha recibido. “Me siento indefenso y discriminado por presentarme por La Unión”, ha declarado Cano, quien achaca su caso a una “venganza política”.

Como ha recordado, el propio alcalde le espetó en público: “No me esperaba esto de ti”, en referencia al hecho de que el veinteañero estaba integrado en la lista de La Unión, por lo que no le votó. A juicio de la concejala Lezcano, esto confirma que el alcalde únicamente contrató a estos 29 desempleados con la intención de asegurarse un voto.

El joven ha iniciado una serie de visitas a los vecinos de este municipio de algo más de 1.500 personas, que “no entienden que esto pueda ocurrir” en Hazas de Cesto. Su único interés es “que me paguen, que liquiden lo que me deben”. Dado que el resto de sus compañeros sí están al día con estas cantidades que se adeudan a Cano, el joven considera que está siendo discriminado por el Ayuntamiento”.

Pérdida de la prestación

Pero los problemas que sufre Christian Cano, que actualmente vive con sus padres y que busca, como muchos jóvenes de Cantabria, una forma de poder iniciar su proyecto de vida, no terminan aquí. A la deuda que el Ayuntamiento tiene con este extrabajador se suma el hecho de que, debido a la falta de rigurosidad del Consistorio, ha perdido 42 días de prestación por desempleo.

Como relata el propio afectado, el contrato era desde el 12 de febrero al 12 de agosto, momento en el que le pagan los meses de trabajo. Sin embargo, el Certificado de empresa, con el que el Ayuntamiento reconoce al trabajador frente a los servicios de empleo, no llega a las oficinas, algo que se hace de forma habitual, ni al domicilio de Cano.

No es hasta el 22 de septiembre que el joven redacta un escrito solicitándolo, y es entonces cuando el Consistorio lo envía en poco más de 24 horas. El problema, en este sentido, es que la presentación en Emcan de toda la documentación para darse de alta como demandante de prestación llega 42 días tarde, por lo que el joven ha perdido ese periodo.

Según ha explicado Cano, en el propio Servicio de Empleo le han asegurado que “es el primer caso” que han vivido de este tipo, algo que parece obedecer más a la laxitud del Ayuntamiento que a un problema con los certificados, dado que el resto de trabajadores sí pudieron inscribirse en el paro sin ningún tipo de problema.

El ex-trabajador del Ayuntamiento de Hazas de Cesto se siente “indefenso y discriminado”
Comentarios